Los retos de la Premier League

¿Se ha quebrado la relación entre Mourinho y el Bridge? Foto: Focus Images Ltd.

Nada define mejor los singulares retos que presenta la Premier League que los dos primeros minutos del Manchester United-Burnley de la jornada del Boxing Day. Comienzan con un pelotazo indiscriminado del central visitante que es prolongado de espaldas por Ashley Barnes, un ariete de casi 190 centímetros de altura. Su continuación le cae a los pies a Hendricks, que se la echa al espacio, y su forcejeo con Marcos Rojo acaba resultando en una torpe falta del central argentino. Gudmunsson, el zurdo especialista del conjunto de Sean Dyche, bota el libre directo con agudeza, el United no acierta a despejarlo, y el mismo Barnes caza el rebote dentro del área pequeña. Gol. En unas fechas en las que el Manchester United va a tener que jugar nada menos que cuatro encuentros en diez días, a partir de ese momento el conjunto de Jose Mourinho era perfectamente consciente de que en los 88 minutos restantes no iba a poder ahorrarse un solo esfuerzo si quería llevarse los tres puntos. Al barro.

Manchester United 2 (Lingard 53′, 90′)
Burnley 2 (Barnes 3′, Defour 36′)

Burnley 0 vs 1 West Brom - Football tactics and formations
Formaciones iniciales. Foto:sharemytactics

La reacción del conjunto red devil fue propia de su magnitud como club. Se fue a por el gol con determinación. Comenzó a atacar con mucho ritmo, pero sin precipitación. Mata aparecía por todos los rincones del campo para darle soltura a los ataques, Pogba imponía su dominio, Ibra se mostraba muy retrasado, como jugaba algunas veces en el PSG, y el United apenas dejaba salir al Burnley gracias a su exuberancia física. Sin embargo, tras un saque de portería de Pope (tremendo partido), la disputa por la segunda jugada acabó con una falta de Young al borde de la frontal. Si algo tiene la Premier es que cualquier equipo tiene calidad: esta vez no fue Gudmunsson, sino Defour quien efectuó el lanzamiento y la colocó en la esquina izquierda de la escuadra de David De Gea. 0-2.

Tras el descanso, Mourinho intervino. Se fue con todo a tratar de darle la vuelta al encuentro. Introdujo a Lingard en lugar de Ibrahimovic y dio entrada a Mkhitaryan por Marcos Rojo. Sería Matic quien haría las veces de central, más capacitado para lidiar con el juego aéreo del Burnley, que estaba siendo su principal recurso ofensivo. Y pese a que el propio Lingard recortó distancias en seguida con un golazo de tacón, lo cierto es que el United encontró después muchos problemas para desbordar al Burnley. No digirió bien tanto cambio. Mou había despoblado el centro del campo, Mata no tenía energía para compensarlo como en el primer periodo y el conjunto red devil tuvo que rudimentar su juego en busca del empate. Los centrales visitantes habían estado impecables en los despejes durante todo el encuentro, pero a falta de cuatro minutos para el final dejaron una pelota muerta en la frontal tras un libre directo, que le cayó en los pies al propio Lingard y que acabó significando el empate definitivo. Así resolvió el United in extremis su cita con el Boxing Day. Veremos si hoy el City lo aprovecha para amplíar su ventaja.

Burnley 0 vs 1 West Brom - Football tactics and formations
Así recompuso Mourinho el equipo.
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*