Los últimos minutos del Leicester

Leicester City manager Claudio Ranieri congratulates Jamie Vardy of Leicester City (left) and Wes Morgan of Leicester City (centre) after the Barclays Premier League match at the King Power Stadium, Leicester
Picture by Andy Kearns/Focus Images Ltd 0781 864 4264
14/03/2016

El Leicester ha desarrollado una habilidad asombrosa para manejar resultados a favor. Lo que más llama la atención, sin embargo, es cómo consiguen aguantar los últimos minutos sin sufrimiento. En las últimas cinco jornadas, los de Claudio Ranieri no han recibido goles (0-1, 1-0, 0-1, 1-0 y 0-2) a pesar de haber llegado al tramo final de los partidos con ventaja en el marcador. Es decir, no han marcado en los instantes finales, sino que han entrado en el minuto 80 con el resultado a su favor. A partir de ese momento, la exhibición del Leicester está siendo para enmarcar y recordar: no les llegan, no les crean peligro, pasan los minutos en el campo rival y provocan córners o saques de banda muy lejos de la portería de Kasper Schmeichel.

La historia se empieza a escribir a partir de diez minutos para el final. En torno al 80, quizás un poco más, el Leicester activa su modo “conservar el resultado”. Para ese momento ya está en el campo Leo Ulloa, protagonista principal de esta fase, que ha entrado sustituyendo a Okazaki en el segundo tiempo. El delantero argentino se pone al lado de Vardy y entre ambos comienzan a repartirse las tareas de la casa. Ulloa recibe de espaldas, aguanta el balón y pelea los envíos aéreos, mientras que Vardy corre a los córners, sigue amenazando al espacio y presiona la salida del rival para que, después, Kanté y Drinkwater terminen el trabajo antes de que lleguen al centro del campo. Los balones no se pierden, se terminan las jugadas y los segundos pasan sin que el rival llegue a zonas peligrosas. En las cinco jornadas más recientes, el Leicester ha bordado los últimos minutos de cada partido: ese tiempo en el que, en teoría, el oponente empuja para conseguir un empate. Ante el Sunderland, este fin de semana, subieron un punto el nivel de dificultad: entraron al minuto 85 con el 0-1 en el marcador y, tras 5 minutos más de añadido, lograron marcar el 0-2 que sentenciaba el choque. Los dos tantos fueron de Jamie Vardy, que aprovechó los huecos a la espalda de la defensa. Ulloa, que ya estaba en el campo, cumplió con su función. En todo ese tiempo, los Black Cats no crearon ni una oportunidad para marcar.

LO DEL LEICESTER

Ulloa y Vardy, clave en los últimos minutos (Foto: Focus Images Ltd)
Ulloa y Vardy, clave en los últimos minutos (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*