Recuperando el juego de posición

Guardiola lamentó que su equipo no fuese más efectivo. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

El Etihad Stadium de Manchester vivió ayer una batalla crucial entre dos aspirantes al título que luchaban por no alejarse aún más del Chelsea, que se está mostrando como un líder sólido y claro favorito a conquistar la Premier League. El Manchester City y el Arsenal necesitaban los tres puntos en uno de esos enfrentamientos directos denominados six pointers. La victoria fue para un City que lo mereció y que respiró algo aliviado tras haber encadenado dos derrotas, frente a Chelsea y Leicester, en los últimos tres partidos de liga. A continuación, analizamos las claves del encuentro.

Manchester City 2 (Sané 47′, Sterling 71′)
Arsenal 1 (Walcott 5′)

Arsenal vs Manchester City - Football tactics and formations

El Arsenal, conservador

El cuadro de Wenger planteó un partido en el que cedió la iniciativa del juego a su oponente. Sin renunciar a tener el balón cuando conseguía secuencias de pase lo suficientemente largas, sobre todo lejos de su propia portería, y viendo cómo ha encajado los goles el conjunto de Pep Guardiola en las últimas semanas, los gunners tenían claro su plan de partido: juntarse en campo propio, eliminar los espacios entre líneas para dificultar el juego interior del City y aprovechar las recuperaciones de balón para desarrollar rápidos contraataques que sorprendieran al rival. De esta forma, a través de una contra conducida por Bellerín, llegó el tempranero gol de Walcott, que reafirmó al Arsenal en su plan de juego.

Arsenal vs Manchester City - Football tactics and formations
Gráfico de presión del Arsenal: Alexis y Özil presionan la salida de los centrales.

La idea era impedir la salida limpia de Otamendi y Kolarov con la presión de Alexis y Özil, y así obligarlos a realizar pases comprometidos o a jugar balones directos sobre Sterling, De Bruyne o Sané, forzándolos a recibir sin la ventaja para desbordar que les podría otorgar un pase raso al pie. Cuando los citizens lograban progresar y tener posesión en campo rival, el conjunto londinense organizaba dos líneas de cuatro muy juntas, con constantes ayudas defensivas. Dejaba a Özil y a Alexis descolgados y pendientes de cualquier recuperación para aparecer y montar un contraataque, que pasando por los pies del alemán acabara con un balón al espacio sobre un movimiento del chileno o las llegadas de Walcott, Iwobi y el propio Özil.

Arsenal vs Manchester City - Football tactics and formations
Gráfico de repliegue del Arsenal, con balón en posesión del City en campo rival.

El City se atasca

Pudieron empatar pronto los skyblues en un claro remate de Sterling a centro de De Bruyne, pero su cabezazo se marchó fuera cuando la grada prácticamente cantaba el gol, y los fantasmas volvieron a aparecer sobre el Etihad. El gol tan pronto de los de Wenger les afianzó en su idea de replegarse y buscar las contras. Por su parte, el City controlaba el balón, pero no era capaz de tener una circulación rápida y fluida, ni de inquietar demasiado la portería de Cech.

Como hemos apuntado, el Arsenal trataba de dificultar la salida desde atrás del City con la presión de Alexis y Özil sobre Otamendi y Kolarov. Esto acabó provocando que el serbio jugara balones directos en demasiadas ocasiones sobre Sterling, que en ese contexto de juego se veía superado por Gabriel y Koscielny. Sólo cuando Fernando o Touré se acercaban para acabar construyendo una salida de tres el City podía elaborar algo más su juego. No obstante, seguía siendo un juego lento, previsible que no causaba problemas al rival, que replegado y con constantes ayudas defendía con relativa comodidad.

Salida de tres que necesitaba el City para generar un 3x2 contra Alexis y Özil. Grafismo: Sharemytactics.
Salida de tres que necesitaba el City para generar un 3×2 contra Alexis y Özil. Grafismo: Sharemytactics.

La posición y la amplitud claves

Uno de los factores que impedía tener una mayor fluidez en la circulación al equipo de Guardiola era la posición de sus futbolistas. Había demasiada movilidad en jugadores y posiciones clave como las de Touré, Silva y De Bruyne. No existían extremos que fijaran fuera a los laterales contrarios, faltaba la profundidad y la amplitud necesaria en los laterales -sobre todo Clichy- para hacer el campo lo suficientemente ancho cuando De Bruyne y Sané iban a buscar por dentro, y tampoco existía disciplina táctica en la posición de Touré y Silva que les permitiera participar casi como interiores por delante de Fernando, dificultando con ello la circulación fluida del balón. Todo ello reducía la cantidad de espacios a tener que tapar por parte del Arsenal, que prácticamente se dedicaba a cerrar los pasillos interiores, y facilitaba su labor defensiva.

Pep recupera el juego de posición

En la segunda parte, el técnico de Santpedor recompuso al equipo y enseguida se percibió que el cambio hizo que el City atacara con mucho más orden y con más alternativas.

Dibujo del City en la segunda parte. Grafismo: Sharemytactics.
Dibujo del City en la segunda parte. Grafismo: Sharemytactics.

Colocando a Sterling y a Sané por fuera como extremos a pierna abierta, y exigiendo mayor vocación a los laterales, Guardiola consiguió dotar al equipo de una mayor amplitud, dificultando las tareas defensivas del equipo de Wenger, ya que le exigía basculaciones más anchas y tener que tapar no sólo los pasillos interiores del City, sino también los exteriores, con lo que acababan apareciendo espacios.

La recomposición del equipo supuso que Kevin De Bruyne pasara a jugar por dentro definitivamente, complementando su posición con la de Silva. Ambos se dedicaron a buscar continuamente las espaldas del doble pivote rival, o a romper en los pasillos entre lateral y central, dejando que Touré y Fernando organizaran el ataque desde la posición del mediocentro, obligando a Coquelin y Xhaka a saltar a presionarlos y con ello generando los espacios para el belga y el canario. Este nuevo posicionamiento suponía una superioridad numérica por dentro del City de tres o cuatro contra dos -ya que Özil quedaba descolgado-, en función de si De Bruyne buscaba el juego por dentro o rompía al pasillo que justo hemos mencionado. Para corregir este desequilibrio, el equipo del norte de Londres trató de cerrar la posición defensiva de Walcott y Iwobi para ayudar a su doble pivote, pero entonces los espacios aparecían por fuera para los skyblues, que buscaban el dos contra uno de su lateral y el extremo contra el lateral rival.

Cambio táctico de Wenger

Ante esta situación en la que el Manchester City conseguía desbordar al Arsenal con mayor facilidad, el técnico alsaciano decidió cambiar la disposición de su equipo sobre el terreno de juego. Dio entrada a Oxlade-Chamberlain -que posteriormente fue a su vez sustituido debido a una lesión por Elneny- y a Giroud por Iwobi y Coquelin, para pasar a jugar con tres jugadores por dentro -retrasando a Özil a la posición de inteior izquierdo-, y así igualar la superioridad que conseguía hasta entonces el City. Asimismo, jugaba también con tres puntas para conseguir una mayor presencia en ataque. Sin embargo, el cambio de Wenger llegó tarde y a pesar de lograr tener más el balón no llegó apenas a generar situaciones de peligro.

Arsenal - Football tactics and formations

Conclusiones

Analizando al Arsenal de ayer en el Etihad, la sensación es que quizá con un planteamiento para competir por la inicitiva y el protagonismo en el juego jugadores clave como Alexis, Özil y Walcott hubieran tenido una mayor participación y con ello el equipo habría ganado más presencia en campo rival. Lo intentó Wenger, pero resultó que era demasiado tarde. Por su parte el City protagonizó una segunda parte donde volvió a reconocerse a sí mismo, encontrando soluciones claras en las situaciones del juego en las que el rival le iba presentando dificultades, y donde consiguió una remontada que reivindica la figura de Pep Guardiola y de un equipo que, pese a las adversidades que ha sufrido recientemente en forma de resultados negativos, lesiones y sanciones, demostró personalidad, capacidad de adaptación y fortaleza mental.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

3 comments

De los pocos análisis tácticos sobre el City que he podido encontrar qué grandes sois por cierto Wenger a la hora de la verdad muy racano

Deja un comentario

*