Matic, el mediocentro blue

(Foto: Focus Images Ltd)

El Chelsea ha materializado el primer fichaje de renombre en este mercado invernal de la Premier League, una operación que mejora indiscutiblemente la plantilla de uno de los aspirantes al título. Nemanja Matic ha firmado su contrato con la entidad londinense hasta 2019 y está llamado a ocupar el vacío que deje Frank Lampard en la medular blue durante los próximos años. Se trata, en cualquier caso, de jugadores distintos. Matic ha demostrado en el Benfica su capacidad llegadora y su excelente golpeo de balón cuando la ocasión lo ha requerido, pero su rol principal es el de mediocentro, función para la que lo reclama Jose Mourinho. “Tenía ofertas de otros clubes, pero Mourinho es Mourinho”, dijo el jugador a ‘Benfica TV’. Tal y como está el mercado y con lo difícil que es encontrar mediocentros de primer nivel, no es precisamente un fichaje caro. El club portugués ha recibido 25 millones de euros por su traspaso y el centrocampista serbio, que llega con ritmo de competición -jugó el pasado domingo contra el Oporto-, podría debutar ya en la próxima jornada contra el Manchester United en Stamford Bridge.

El magnífico rendimiento de Matic en el último año y medio, así como sus condiciones, le hacen valedor de una operación de estas características. La única duda podría ser su adaptación a un club que aspira a ganar la Champions League durante las siguientes temporadas y donde la presión es grande. Sin embargo, su aclimatación no debe suponer un gran obstáculo: Nemanja ya conoce el país -jugó en el Chelsea hace unos años-, ya conoce el club y tiene amigos en el vestuario como Branislav Ivanovic, así como otros compañeros con los que ya coincidió en su anterior etapa: Cech, Hilario, Terry, Cole, Essien, Mikel y Lampard.

 

Artículo publicado el 15 de mayo de 2013 sobre Nemanja Matic: “Del Bridge a Da Luz”

Un viejo conocido del Chelsea es ahora el jugador de moda en el Benfica y una de las sensaciones de la liga lusa. Un futbolista que fue parte del traspaso que permitió a David Luiz, predilección personal de Roman Abramovich, vestir la camiseta blue. Se trata de Nemanja Matic, quien se reencuentra en Amsterdam con el equipo que en 2009 le fichó procedente de la liga eslovaca y que en enero de 2011 le incluyó, junto a 25 millones de euros, en la operación de David Luiz. Era aquel un momento en el que muy pocos podían presagiar el asombroso crecimiento de este mediocentro. El serbio no cautivó a muchos en Stamford Bridge, como tampoco enamoró durante su cesión al Vitesse holandés. De hecho, su explosión en Da Luz tardaría varios meses en producirse, ya que su rol en la plantilla de Jorge Jesus fue secundario durante el curso 2011/12, siempre a la sombra de Javi García y Axel Witsel.

Sorprendió que el Benfica vendiese a García el pasado 31 de agosto y a Witsel el 3 de septiembre. El club lisboeta recaudaba 60 millones de euros por sus dos centrocampistas, pero lo hacía sin tiempo para reaccionar y buscar sustitutos en el mercado. Desconocemos el grado de confianza que tenía depositado en ese momento Jorge Jesus en Matic, pero sí sabemos que la explosión del serbio ha sido uno de los motivos por los que el Benfica está en Amsterdam.

No hay muchos clubes en el mundo que puedan presumir de contar con un mediocentro como el serbio, que hoy librará una bonita batalla con David Luiz. Se vuelven a cruzar sus caminos. Nadie les avisó en enero de 2011 de que el brasileño sería ahora más mediocentro que central ni de que el balcánico sería uno de los centrocampistas más cotizados del continente.

Lo que se vuelven a cruzar son los caminos del Chelsea y de Nemanja Matic. Ambos se necesitan. El serbio, a sus 25 años y tras una temporada y media a un nivel altísimo, está en el momento idóneo para dar el salto a una liga más competitiva y en este caso a un aspirante a la Champions League. El equipo londinense, por su parte, necesitaba un refuerzo en esa demarcación, la de mediocentro.

Un mediocentro que ha tardado varios años en llegar a Stamford Bridge y cuya historia, ya contada en su momento en ‘Marcador Internacional’, volvemos a recordar. Se resume rápidamente en dos episodios distintos. André Villas-Boas hizo todo lo posible por firmar a Luka Modric, entonces en el Tottenham, cuando aterrizó en Londres en 2011. No hubo suerte. Su segundo entrenador, Roberto Di Matteo, el mismo que meses después le sustituiría en el banquillo y conquistaría la Champions League en Munich, decidió frenar durante el mercado veraniego de 2012 la búsqueda de un mediocentro que la secretaría técnica del club había puesto en marcha.

(Foto: Focus Images Ltd)
Matic jugó en el Chelsea previamente y se enfrentó a él en la final de la Europa League (Foto: Focus Images Ltd)

Cierto es que Nemanja ya no podrá disputar la Champions League esta temporada con el Chelsea, debido a su participación en la fase de grupos con el Benfica, por lo que Mou tendrá la posibilidad de exprimir al serbio en la Premier League y en la FA Cup, con Ramires y Frank Lampard, sus teóricos acompañantes, repartiéndose los minutos en las competiciones domésticas.

Matic tiene una facilidad para guardar la posición y jugar exactamente por delante de los centrales que ni el brasileño ni el inglés tienen -necesitan llegar más a campo contrario-. Y el Chelsea aprovechará sobre todo dos virtudes del ex centrocampista del Benfica: su capacidad defensiva -posicionamiento, robos de balón, coberturas, etc- y su nada despreciable capacidad pasadora. No es un virtuoso con el esférico en las botas, pero tiene más criterio que John Obi Mikel y Ramires, tanto para jugar en corto como en largo.

Ese buen desplazamiento en largo de Matic será muy útil a la hora de lanzar los contragolpes, seguramente con Eden Hazard y Fernando Torres como destinatarios de sus envíos con la zurda. El serbio no es un centrocampista del perfil de Modric o Gundogan, pero sí tendrá la suficiente jerárquica como para que los episodios de estas últimas temporadas -Oscar y/o Mata bajando a recibir porque el balón no llegaba con facilidad a tres cuartos de campo- no se repitan.

Mou ya tiene su mediocentro, un futbolista cuyo equilibrio hará que el Chelsea defienda y ataque mejor.

Related posts

12 comments

Para empezar, jugada perfecta del Benfica: David Luiz se fue al Chelsea por 30 kilos y Matic, y ahora el serbio vuelve a Londres por otros 30 millones. Creo que es el mediocentro que necesitan, ya que no hay nadie en la plantilla para cumplir ese rol. Mikel no daba el nivel deseado, Van Ginkel está KO, Lampard y Ramires no son pivotes, Romeu está cedido, Essien no cuenta, y Mourinho ha repetido la apuesta de Benítez situando ahí a David Luiz. Creo que al final de la presente temporada veremos una remodelación considerable en la plantilla del Chelsea…

Me sumo al clamor general. Gran negocio para el Benfica, uno más.

Ahora tengo la duda de quién va a adquirir el papel de Matic en el Benfica. Imagino que será Rubén Amorin, pero ¿alguna otra opción?, ¿algún fichaje a la vista?

Me gusta mucho la política de fichajes y el proyecto del Benfica, al igual que el Oporto. Los Lazar Markovic, Djuricic, Mitrovic, John, Rojas, Funes Mori… . Gran futuro y seguro, gran negocio con la mayoría de ellos.

Pues dentro de la plantilla está otro serbio (Fejsa) que, por características, podría cobrar ahora más protagonismo. Hay que estar atentos a la evolución de Lazar Markovic, por cierto. Ya estuvo cerca de irse directamente al Chelsea desde el Partizan…

Cierto es que en lo que se refiere al apartado económico es un grandisimo negocio del Benfica, pero me intriga saber cuál será su desempeño deportivo ya sin uno de sus mejores jugadores de esta temporada.
Teniendo en cuenta lo de la temporada pasada creo que el Benfica necesita ganar esta liga imperiosamente, y no veo algo acertado haberse despredido de Matic.

A mí me gusta pero creo que a veces arriesga demasiado con balón. Le encanta conducir. Eso puede atraer marcas pero el rendimiento con balón pero con la posición que va a ocupar puede ser matador si pierde la pelota. En cuanto a su sustituto en el Benfica, creo que Fejsa puede sustituirle perfectamente. Le he visto jugar con Matic y le daba libertad para que el zurdo hiciese las veces de interior.

Deja un comentario

*