McCarthy, el fichaje ideológico

McCarthy

En el último día del mercado de fichajes, cuando sólo faltaban diez minutos para el cierre, el Everton confirmó la llegada de James McCarthy. Era el cuarto hombre que procedía del Wigan tras Koné, Alcaraz y Joel, si bien Alcaraz llegó libre y Joel era perteneciente al Atlético. Pero el de McCarthy era un traspaso distinto, mucho más importante que los anteriores: era un fichaje ideológico. Roberto Martínez estaba comprando a un jugador al que sacó de Escocia cuando era un adolescente, a un jugador al que le dio responsabilidades en su etapa en el Wigan y a un jugador al que le ha enseñado casi todas las cosas que sabe. Básicamente, McCarthy era en el centro del campo todo lo que Roberto Martínez le pedía desde fuera.

“No conozco a ningún futbolista que absorba tan bien los conocimientos sobre fútbol. Es capaz de aprender lo mejor de todos los que le rodean. McCarthy es un futbolista top en ese sentido”, Roberto Martínez.

McCarthyJames McCarthy, con la camiseta del Everton. (Foto: Focus Images Ltd)

A sus 22 años, la personalidad del irlandés es reservada, callada, muy familiar y con una educación excelente. Ni una mala palabra, ni un mal gesto en los partidos: entradas fuertes pero deportivas, al balón pero con respeto al rival, activo pero no agresivo. McCarthy debutó en el Hamilton Academical dos meses antes de cumplir los 16. El club escocés, actualmente en segunda división, trata muy bien la cantera y Roberto Martínez vio en el centrocampista un talento especial. En el verano de 2009, con 18 años, firmó por el Wigan.

“Ya había pasado el reconocimiento médico con el Wolverhampton y estaba listo para fichar con ellos. Pero luego hablé con el Wigan porque Graeme Jones estaba allí y él había estado en el Hamilton conmigo. Así es como conocí a Roberto Martínez, y una vez hablé con él ya no tuve dudas: sabía que quería jugar bajo sus órdenes. Tenía 18 y pensaba que podía quedarme otro año en casa jugando en Escocia pero entre mi familia y mi agente me convencieron de que era lo mejor que podía hacer”, James McCarthy.

A pesar de todo, no habían sido los primeros en interesarse por McCarthy. Poco después de su debut con el Hamilton Academical, el Liverpool le ofreció una semana de prueba.

“Hice un trial de una semana y quisieron ficharme, pero yo sabía que no me convenía. Ya me había asentado en el primer equipo del Hamilton y pensé que era muy joven para irme de allí. Sabía que no estaría ni mucho menos cerca de la primera plantilla del Liverpool y estaba feliz de poder jugar en Primera División con el Hamilton”, James McCarthy.

De pequeño fue hincha del Celtic y soñaba con jugar para ellos, pero el Wigan puso el dinero y Roberto Martínez le abrió el camino. Tras varias temporadas magníficas le llegó el salto de la mano de su entrenador: el Everton pagó 13 millones de libras por él, de los cuales casi 3 fueron a parar al Hamilton Academical por porcentajes de traspasos, un buen negocio para un club de cantera (de donde salió McArthur, un año después de McCarthy, también con destino a Wigan).

James McCarthy ha entrado de cabeza en el once titular. Aunque su nivel medio en los partidos que lleva disputados ha sido de notable, en ninguno había rendido como ante el Hull City. Once recuperaciones de balón y un dominio absoluto de todo lo que ocurrió en el centro del campo. El Everton ganó por 2-1, Mirallas marcó uno y dio otro y Pienaar hizo el gol de la victoria tras regresar de una lesión. Pero cuando el tuiter oficial del club (@Everton) preguntó quién había sido el mejor jugador del partido, estas son algunas de las respuestas que recibieron.

https://twitter.com/PaulMarrion1/status/391640448563159041

Foto de portada: Focus Images Ltd
Fuente: McCarthy is confident of proving his worth at Everton

Related posts

1 comments

Ojala siga a este nivel ,tiene un duro competidor con el también "irlandes" gibson comparten equipo y seleccion

Deja un comentario

*