Objetivo cumplido

El objetivo es el ascenso (Foto: Focus Images Ltd)

Si no ascendía a la Premier League, la temporada del Middlesbrough iba a ser considerada como una decepción. Todo lo que no fuera subir de categoría sabría a poco. Las expectativas eran muy altas para los de Aitor Karanka porque así invitaba a pensar el equipo: el más fuerte en defensa, sólidos como pocos en ataque y finalistas del playoff el año pasado. Aquella derrota contra el Norwich en Wembley dolió mucho, pero vino bien para hacerse fuertes. Daba un año más de margen, una temporada más de crecer, unos meses más para terminar de formar un equipo casi redondo, potente en todas sus líneas, con cicatrices por el cuerpo, seña inequívoca de mejoría. Haberse chocado de frente contra el ascenso antes incluso de conseguirlo les había servido de test, de prueba de nivel, y ya están listos para medirse a los mejores clubes del país.

El Middlesbrough de Karanka (octubre): “Si todavía no ha conseguido el ascenso a la Premier League, ¿qué ha hecho Karanka para que se le tenga en tan buena consideración? “Hemos devuelto la ilusión a la gente. Hace dos años había 14.000 personas en todo nuestro estadio y hoy aquí, fuera de casa, había 10.000. Cogimos un equipo que no estaba bien en ese momento y lo hemos vuelto a poner en el mapa“.

El Middlesbrough descendió de la máxima categoría en 2009. Siete años en segunda. Sin embargo, hasta la llegada del técnico español, nunca había soñado con volver. En poco más de dos años ha revitalizado a la entidad finalista de la UEFA en 2006 y en esta temporada, la de la consagración, ha alcanzado la Premier League.

Stuani marcó el gol del ascenso (Foto: Focus Images Ltd)
Stuani marcó el gol del ascenso (Foto: Focus Images Ltd)

El ascenso se ha producido en 2016 pero lleva cocinándose desde 2014. En estos últimos meses, simplemente se ha perfeccionado el inicio del plan. Se consiguió la cesión de un futbolista que marcase diferencias en tres cuartos de campo, Gastón Ramírez, aprovechando que el Southampton no lo quería y no lo va a renovar en verano. El uruguayo ha sido clave en el tramo final de curso. También en invierno se logró la contratación de Jordan Rhodes como delantero centro, garantía goleadora, mientras que el resto del equipo, todas las piezas que han dado puntos a lo largo de la temporada, ya estaban en la plantilla. La solidez veterana de Dimi, el carisma y la entrega de Friend, la inexpugnable pareja que forman Ayala y Gibson en el centro de la defensa o la estupenda línea de centrocampistas con Clayton o Leadbitter, además de Forshaw como suplente. Por delante, la velocidad de Adomah. Las bases se habían edificado desde hace mucho. Que el Middlesbrough haya peleado dos años consecutivos por el ascenso no ha sido fruto de una buena racha de resultados.

Al Boro le valía con un empate ante el Brighton, rival directo por el ascenso. Y empató. Cuatro seguidos para acabar la temporada. Cuatro partidos en los que el Middlesbrough ha merecido ganar. “Estoy harto de perder en todos los sitios importantes a los que he ido“, decía un hincha antes del choque. Recordaba la final de Eindhoven, recordaba la tarde en Wembley. Recordaba la tristeza que le producía no verse con la victoria en las manos. Con la llegada de Karanka, ahí reside la principal diferencia: el Middlesbrough ha vuelto a ganar, ha regresado al máximo nivel y ha enganchado a una afición que se siente representada por la plantilla que ha logrado el ascenso.

Nuevo equipo de la Premier League (Foto: Focus Images Ltd)
Nuevo equipo de la Premier League (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Me alegro por él, porque se lo ha ganado a pulso, y no puedo evitar acordarme de los palos que se ha llevado simplemente por comerse los marrones que Mourinho le iba poniendo en bandeja. También me alegro por su “colonia” de españoles: Mejías, Ayala, N’Sue, Damiá y Kike Sola. Ah, y me alegro por Woodgate, que debe estar celebrando no haberse retirado para vivir este ascenso.
Por cierto, cuando Gastón Ramírez deja el Southampton y acepta salir cedido a la Premiership, cuando Stuani deja el Espanyol y en lugar de ir a una primera división se marcha al Boro, cuando un ex-internacional como Downing opta también por la Premiership… algo especial debe tener esa competición, aparte de la obviedad de que los salarios no tienen nada que envidiar a los de ligas más potentes.

Clarísimo candidato al ascenso toda la temporada, este es el premio al trabajo bien hecho. Muchas ganas de ver a Jordan Rhodes metiendo goles en la Premier.

Deja un comentario

*