Mou no puede con St James’ Park

Newcastle United v ChelseaBarclays Premier League

Desde el 30 de abril hasta el 6 de diciembre. Ese es el intervalo de tiempo que ha permanecido el Chelsea sin conocer la derrota en ninguna competición. Hasta que St James’ Park se cruzó en su camino. Ese estadio que se le resiste como pocos a Jose Mourinho: 0 victorias, 2 empates y 3 derrotas son los números de Mou en el campo del Newcastle. Esta vez, a diferencia de la pasada campaña, el Chelsea no jugó mal en St James’ Park.

La dura vida sin Nemanja Matic

Se preparó durante un par de días el Chelsea para ‘sobrevivir’ sin Nemanja Matic sobre el césped. El serbio, que recibió la quinta amarilla de la temporada el miércoles frente al Tottenham, se perdía así su primer partido en esta edición de la Premier, algo que obligaba a Mourinho a encontrar una solución para la medular, con dos opciones por encima del resto: John Obi Mikel y Ramires. Se impuso el nigeriano, quizás también porque el centrocampista brasileño había arrastrado problemas musculares desde el partido en Gelsenkirchen. Si Ramires estuviese al 100% este sábado, probablemente él habría sido titular junto a Cesc y quien sabe si el desarrollo del partido hubiese sido diferente.

No obstante, cabe reseñar que Obi Mikel completó una hora de juego más que correcta: apenas perdió balones, no se complicó la vida e hizo un buen seguimiento a Moussa Sissoko (mediapunta del Newcastle). Pero todo cambió a pocos minutos del final: la acción del 0-2 sacó a relucir algunas de las carencias de Obi Mikel, que pierde la posición y se desentiende completamente de la mala transición defensiva del Chelsea que propicia el segundo tanto del Newcastle. En Stamford Bridge, a nadie se le escapa que la temporada puede complicarse en cuanto Nemanja Matic tenga un resfriado o la más mínima dolencia.

Newcastle United v Chelsea Barclays Premier League

El Chelsea perdió en Newcastle su primer partido de la temporada (Foto: Focus Images Ltd)

Ayoze y Colback brillan en el Newcastle

La mala suerte que acompaña a Gary Cahill en la acción del 0-1 o el mal desempeño de Obi Mikel en el 0-2 no son los únicos motivos, por supuesto, que explican el triunfo local. La mejoría del equipo de Alan Pardew en los dos últimos meses es inequívoca y parte importante en esa evolución tiene que ver con Ayoze Pérez, ya afianzado en los planes del entrenador británico. El canario fue el ‘9’ ante el Chelsea y ofreció varias acciones individuales de gran nivel técnico que permitieron a su equipo estirarse y conservar mejor el esférico que, por ejemplo, en una primera media hora de clarísimo dominio blue.

Brilló una vez más Ayoze, resolvió Papiss Demba Cissé con sus dos goles y creció en el mediocampo Jack Colback. Colback fue víctima durante los primeros 30 minutos del dominio casi aplastante del Chelsea, pero superó esa situación y terminó liderando el mediocampo de las urracas: estuvo tremendamente preciso en las entregas y también participó en el robo de balón que origina el 0-2. La actuación del argentino Fabricio Coloccini completó la notable tarde firmada por la columna vertebral del Newcastle: Coloccini-Colback-Ayoze-Cissé.

Reacción de Mou en la última media hora

El manejo de Jose Mourinho del banquillo y de la pizarra cuando su equipo pierde en la segunda parte suele ser, por norma general, bastante acertado y coherente. También lo fue en St James’ Park, donde primero hizo un cambio simple: Schürrle por Oscar. Así es como el alemán se encargaría de la banda derecha blue y Willian centraba su posición para ser el ’10’.

Más significativa fue la segunda decisión del preparador portugués: el doble cambio efectuado para que entrasen Didier Drogba y Filipe Luis por Willian y César Azpilicueta. A diferencia de otras ocasiones, Mou no prescindió de un defensa para acumular delanteros sobre el campo, sino que recurrió a Filipe para disponer de una mayor profundidad por la banda izquierda que la que ofrece Azpilicueta, que continúa jugando a pie cambiado.

Jose Mourinho: “Perdió el mejor equipo, el equipo que intentó ganar ha perdido.”

Didier Drogba, autor del 1-2 a pase de Cesc Fábregas, ha completado una semana casi de sobresaliente: por su contribución cuando fue titular el miércoles ante el Tottenham y por su nuevo gol en St James’ Park, así como por la cantidad de problemas que generó a la zaga del Newcastle durante el tiempo que pasó en el césped. Insuficiente, eso sí, para culminar una remontada que se le resistió al Chelsea de forma un tanto increíble. Difícil de explicar es que el Chelsea anotase tan solo un gol en un partido en el que generó tanto en ataque: Hazard al palo, varias paradas de Alnwick, una chilena de Oscar rozando el palo, un par de buenos remates de Willian desde la frontal y las distintas llegadas del Chelsea en un tramo final en el que estuvo totalmente volcado sobre el área local.

Ha sumado únicamente un punto de seis posibles el Chelsea en sus dos últimos encuentros a domicilio, pero sin síntomas en el juego excesivamente preocupantes. Los blues empataron en Sunderland y perdieron en Newcastle principalmente por un motivo: la falta de acierto en los metros finales.

chelsea - Football tactics and formations

Así jugó el Chelsea los últimos 23 minutos más 6 de añadido (Infografía: Share My Tactics)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

6 comments

Comentaba hace algún tiempo en una de estas noticias, cuando el Chelsea parecía que iba a arrasar en este campeonato, que el equipo tenía un problema claro y demasiado evidente: necesita que sus jugadores clave estén bien para ser solvente. No hablamos de ser competitivo, hablamos de ser solvente. Y eso es un problema muy grande porque para ganar la Liga necesitas ser solvente.

Porque cuando las estrellas no están bien, el Chelsea juega la lotería. Esta semana, por ejemplo, jugó tres veces. En Sunderland, sacó 1 punto. En Stamford Bridge, contra el Tottenham, salió cara, pero el encuentro no tenía nada de buena pinta en el comienzo. Y hoy, que quizá es el día de los tres que hizo más méritos, salió cruz.

¿Hay algún equipo en la Premier que no necesite que sus jugadores clave estén bien para ser solvente? Pregunto. Porque yo creo que el Chelsea tiene más variedad de recursos (jugadores clave) que City (Kun-dependencia), Arsenal (Alexis-dependencia) o United (Rooney-Di María-RVP).

Creo que no me he explicado. A donde voy es que en los últimos tres años la media de puntos del City en la Premier League es de 84,3 puntos. La del Chelsea 73,7. En Champions, sin embargo, el Chelsea suma un título y unas semifinales. El City, tres años muy por debajo de lo esperado.

¿Es casualidad esta dualidad? Yo creo que no. Y a esto es lo que me refería. El Chelsea es un equipo muy competitivo ante todo tipo de equipos pero le cuesta sumar puntos con continuidad en Liga. Al City no te lo tomas muy en serio en Champions, pero en la Premier League es muy fuerte.

El año pasado, por ejemplo, si quitamos los enfrentamientos entre los 3 mejores, el City suma 13 puntos más que el Chelsea. Es una diferencia muy grande. Sin duda, los fichajes de Cesc y Costa ayudan a reducirla, pero a mi me da la impresión de que el Chelsea sigue teniendo un problema ahí.

¿Que el City puede tener dependencia de Agüero o el Madrid de Cristiano? Claro, pero el problema que le veo al Chelsea -después de ver todos los partidos del año- es que para ganar partidos con continuidad necesita a un buen Costa, a un buen Hazard, a un buen Cesc y a un buen Matic. Con que falte uno de ellos, el equipo se resiente mucho. En el City se ha lesionado Silva y ha cogido una racha muy buena. En el Madrid se ha lesionado Modric y ha mantenido esa racha también. Y en el United veo bastantes recambios.

E insisto, igual soy muy exigente con el Chelsea, por ser el equipo que más me atrae de Inglaterra, pero aún cuando eran todo elogios, tenía estas mismas impresiones.

Sigo sin entender muy bien qué tienen que ver los resultados del Chelsea del año pasado (el de Obi Mikel, Ramires, David Luiz, Torres, Ba y Eto’o), o su puntuación de los últimos tres años, con lo que está pasando ahora.

Pues yo creo que sí tiene que ver. Que la línea de un equipo en los últimos años influye. Y que no es casualidad que el City haya sido un equipo tan bipolar en los últimos años.

Es una cuestión de sensaciones. A mi me parece muy difícil que un equipo cambie de la noche a la mañana de forma muy radical. Claro que Cesc y Costa han ayudado, y que el salto cualitativo respecto a los jugadores en sus puestos el año pasado es brutal. Pero mi impresión era que había mucho margen de mejora, y que eso está influenciado por el background del equipo.

En cualquier caso, es un tema de sensaciones. A mi me parecía mucho más convincente la primera versión del Chelsea de Mourinho que ésta. A esta le veo algunos problemas importantes, y uno de ellos es el que decía arriba: me parece que la forma de jugar necesita a Matic, Cesc, Hazard y Diego Costa a un buen nivel. Con que uno falle, creo que el equipo se resiente mucho. Y no me parece que eso pase en ningún otro gran equipo de Europa.

Deja un comentario

*