Mou rememora el caso De Bruyne

Jose Mourinho, Manager of Chelsea, surveys the pitch before the Barclays Premier League match between West Ham United and Chelsea at the Boleyn Ground, London
Picture by David Horn/Focus Images Ltd +44 7545 970036
04/03/2015

A su llegada a Londres para dirigir al Chelsea por segunda ocasión, Jose Mourinho recibió a la plantilla a su regreso de vacaciones y se encontró con un futbolista que había pasado un año viviendo en Bremen, no de Erasmus, sino jugando al fútbol. Kevin de Bruyne, con 22 años recién cumplidos, tenía un sueño por cumplir: el de hacerse futbolista en la Premier League y triunfar en el Chelsea. Conocía de primera mano que aquella empresa no sería sencilla de culminar, puesto que competiría con gente mucho más consolidada en aquel momento como Oscar y, sobre todo, Eden Hazard y Juan Mata. Durante los seis meses que el mediapunta belga coincidió con el técnico portugués, De Bruyne fue el 21º futbolista de la escuadra blue en cuanto reparto de minutos de juego en competiciones oficiales. Lo más clamoroso fue la secuencia de sus participaciones en la Premier: titular en la 1ª jornada, titular en la 2ª, 5 minutos de juego en la 5ª y desaparecido desde entonces -generalmente quedándose fuera de la convocatoria-.

“El primer partido de la temporada contra el Hull City lo jugó. El segundo contra el Manchester United también. El tercero fue la Supercopa [de Europa] en Praga y decidí que no jugase. En el cuarto partido, él estaba en el banquillo”, rememora Mourinho. “Y él no estaba contento. Me dijo que no era feliz. No estaba entrenando bien y estaba diciendo: no puedo darte más, esta es mi manera“, continúa el portugués.

“Yo quería mantenerlo [en el equipo]”, apunta Jose Mourinho un año y seis meses después de su salida de Stamford Bridge. El Wolfsburgo desembolsó alrededor de 20 millones de euros en enero de 2014. “Me dijo que no estaba en su personalidad competir por un puesto en el equipo, que él necesitaba un conjunto en el que supiese que podía jugar cada partido. Él necesita saber que es importante. No quería un equipo donde él pensase: ¿hoy juego o no? Necesita esa confianza, necesita esa seguridad, así que yo estaba contento cuando se fue”, valora Mou.

Mourinho resume la situación vivida con De Bruyne: “Él no me dijo que no pudiese soportar la presión. Él me contó que quería jugar cada fin de semana. Le contesté: esto es el Chelsea, eres muy joven y tengo a Eden Hazard, a Mata, a Willian, a Schürrle, etc; no puedo prometerte eso.”

Después de sus dos titularidades en el arranque de la Premier en agosto -De Bruyne únicamente volvería a ser titular más adelante en la Capital One Cup-, su desaparición de los planes del Chelsea resultaba llamativa. ¿Había ocurrido algo sin que trascendiese? En aquel otoño de 2013, fuentes consultadas en la plantilla observaron que la relación entre el técnico portugués y el mediapunta belga no se salía del guión establecido, que no había sucedido nada extraño, más allá de una cierta apatía que se percibía al belga cuando las cosas no marchaban bien en los entrenamientos. Más allá de eso, no hubo constancia en el seno del club de ningún tipo de desencuentro entre el futbolista y el entrenador.

Una vez abierto el mercado invernal a comienzos del mes de enero, De Bruyne optó por volar a Wolfsburgo, rumbo a una entidad que ya había manifestado un fuerte interés por incorporar a Kevin durante las semanas previas.

“Acepto que si esa es su mentalidad y su decisión de irse, lo mejor para el Chelsea es llegar a un buen acuerdo. El Chelsea hizo una buena operación, él estaba feliz por irse y yo estoy contento porque el chico es un buen chico. Estoy contento por él”, se sincera Mourinho. “Lo vendimos, hicimos nuestro dinero: fue fantástico porque lo compramos barato [el Chelsea pagó alrededor de 8 millones de euros al Genk en 2011] y lo vendimos por un precio magnífico”, concluye el técnico portugués, que en las próximas semanas sabrá si en la Premier League 2015/16 se enfrentará en el terreno de juego a Kevin de Bruyne. Todo dependerá de las pretensiones del Wolfsburgo en sus negociaciones en curso con el Manchester City.

Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244 29/10/2013 Jack Wilshere of Arsenal and Kevin De Bruyne of Chelsea during the Capital One Cup match at the Emirates Stadium, London.
Kevin De Bruyne tuvo la oportunidad de compartir terreno de juego con Jack Wilshere en una eliminatoria de la Capital One Cup / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*