Muy poco es suficiente

Pellegrini Manchester City Focus

El Burnley tiene lo que tiene: muy poco. Es una plantilla construida a base de descartes, de suplentes y de fichajes a coste cero que ha jugado dos partidos en 48 horas y que no ha hecho ni un cambio en ninguno de los dos encuentros. Sean Dyche, el entrenador de los Clarets, sabe que no son muchos los futbolistas en los que puede confiar plenamente. No están muy acostumbrados a sumar demasiados puntos en liga y tampoco resulta difícil adivinar cuál es su alineación cada fin de semana: siempre juegan los mismos, con ligeras modificaciones. A veces, un lesionado. Otras, una sanción. De vez en cuando, alguna sustitución. Pero poco más. Con eso y con un error arbitral le metieron presión al Manchester City, que se fue al descanso ganando cómodamente por 2-0 y que al volver de vestuarios, en fuera de juego, vieron reducida su ventaja. Fue Ings quien vio el pase entre la defensa para que Boyd recortase distancias pero fue Ashley Barnes, ya casi al final del partido, el que igualó el resultado y el que destrozó la ilusión de los locales de reducir la ventaja con respecto al Chelsea, que no ganó en Southampton.

Artículo relacionado: Ings y el Burnley

Burnley Dyche FocusA pesar de todo, el Burnley sigue en descenso (Foto: Focus Images Ltd)

Sean Dyche, entusiasmado: “La actuación de Ashley Barnes es la mejor que le he visto a un delantero en mucho tiempo”.

¿Por qué este Manchester City tiene desconexiones cada cierto tiempo? Ya ocurrió en la temporada pasada en numerosas ocasiones, como por ejemplo ante Wigan y Watford en copa o ante el Sunderland en uno de los últimos partidos de la Premier League. Y en este curso también se han dado días torcidos: la derrota en casa ante el Stoke y el CSKA o la horrible segunda mitad contra los rusos en el partido de ida que casi les cuesta la clasificación. En medio de una buenísima racha de resultados (llevaban, hasta el pinchazo contra el Burnley, 9 victorias seguidas), el conjunto de Pellegrini tuvo uno de esos cortocircuitos temporales muy similar al que sufrieron en Rusia, cuando de un 0-2 pasaron a un 2-2 en breves minutos. Hay rivales que al Manchester City le han hecho daño con muy poco, ofreciendo una imagen digna y no más: se encierran como el Burnley, incluso reciben goles, pero un simple toquecito -en este caso, una decisión errónea del árbitro- empuja al equipo contra el City y termina sacando algo positivo.

Manuel Pellegrini: “Pensábamos que el partido estaba terminado”.

Milner volvió a ejercer de delantero ante la plaga de lesiones (Kun Agüero y Dzeko no están disponibles y Jovetic, recién recuperado, entró en la segunda mitad) y Pellegrini dio descanso a Yaya Touré, de modo que Fernandinho y Fernando fueron la pareja en el centro del campo, las bandas se las quedaron Jesús Navas y Nasri y la media punta fue para Silva. El canario, entonadísimo en este mes de diciembre, marcó un gol y volvió a ser de lo mejor. Sin embargo, los momentos de duda de Mangala siguen y siguen repitiéndose cada semana. Hart tampoco estuvo demasiado preciso en el tanto de Boyd. El Manchester City termina 2014 a 3 puntos del Chelsea, que es mucho mejor de lo imaginaban hace algo más de un mes, pero es mucho peor de lo que creían que sería 10 minutos antes de terminar el partido contra el Burnley.

Artículo relacionado: Lateral, mediocentro, extremo o delantero

Milner Manchester City FocusMilner volvió a ser delantero (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Incomprensible cómo se le ha ido el triunfo al Manchester City. Además hoy era un día propicio para ganar después del empate del Chelsea. Quizá le pesó esa presión de saber que el líder había pinchado, no sé. Por cierto, golazo de Fernandinho. ¿Qué tal está siendo su temporada?

Deja un comentario

*