Nadie mandó en el Emirates

Arsenal v Manchester CityBarclays Premier League

Se habló este viernes en la rueda de prensa de Arsène Wenger principalmente de dos asuntos: la llegada de Danny Welbeck y los pésimos resultados obtenidos por el Arsenal la pasada campaña en duelos a mediodía contra rivales directos (6-3 contra el Man City, 5-1 vs Liverpool y 6-0 vs Chelsea). El técnico alsaciano hizo alusión a tres aspectos en los que había fallado su equipo en esas citas. Por un lado, falta de agresividad e intensidad. En segundo lugar, la falta de movilidad en ataque. Y, por último, la cantidad de duelos perdidos en numerosas zonas del campo: duelos de los centrales contra los delanteros rivales, balones divididos, etc. Corregir ese tipo de facetas era una de las premisas fundamentales para los gunners a la hora de afrontar el partido contra el Manchester City, el vigente campeón de la Premier League. Un campeón sin Yaya Touré y sin Fernando, dos piezas de suma importancia en la medular skyblue. Dos piezas que modificaron el panorama en la zona central del Manchester City, ocupada en el Emirates por Fernandinho y por el debutante Frank Lampard.

Superado Lampard en el medio skyblue

Sería faltar a la verdad decir que Lampard estuvo cómodo en su debut con el equipo al que ha llegado cedido por el New York City. Se producía su debut y ciertamente se notó su falta de ritmo: Lampard se vio superado en varios tramos del primer tiempo, pero el Arsenal no explotó por completo esta posible debilidad del City. Dibujó Arsène Wenger un 4-3-3 sin ningún mediapunta. Insiste Arsène en este primer mes de curso en apostar por un 4-3-3 (o 4-1-4-1) esta vez con Mathieu Flamini como mediocentro, Ramsey y Wilshere interiores, Alexis y Özil en los costados, y el debutante Welbeck de ‘9’. No firmó un mal estreno el ariete inglés. Estrelló un balón en el palo, se movió mucho y ofreció esos desmarques que tanto necesitan futbolistas como Aaron Ramsey, Jack Wilshere o Mesut Özil, tres centrocampistas cuyo fútbol difícilmente se puede explotar en su plenitud si no disponen de buenas opciones de pase por delante, sobre todo en el caso del alemán.

Wilshere-Ramsey-Özil

Tres futbolistas que comparten otra similitud: su zona preferida del campo es el carril central, no los costados. Sin embargo, cuando coinciden los tres en el césped, casi siempre uno de ellos ha de ser ubicado en una banda. Y Wenger en este inicio de curso está optando por alejar a Mesut Özil de la mediapunta. El alemán está viviendo en el flanco derecho o en el izquierdo, pese a que públicamente no esconde en sus entrevistas que él se siente mucho más cómodo por dentro. Wenger está ‘privando’ a Özil de ser el ’10’, pero tampoco el germano se está ganando un rol más importante en el equipo con sus últimas actuaciones. Ni con las últimas, ni con las penúltimas, ni con las antepenúltimas. Ha de mejorar bastante Özil, ahora mismo eclipsado por Ramsey y por el recién llegado Alexis Sánchez. El chileno, decisivo en la previa de la Champions League contra el Besiktas, anotó un golazo que supuso el 2-1 ante el Manchester City. Apareció Alexis y surgió también la mejor versión -o algo similar a ello- de Jack Wilshere en el segundo tiempo: entonado, desequilibrante a la hora de encarar y con muy buenas decisiones en los metros finales. Suya fue una magnífica definición tras asociarse con Ramsey.

Decisivos Navas y Silva

Wilshere se asoció con el galés de la misma forma que en el Man City se juntaron para crear mucho peligro por el costado derecho Pablo Zabaleta, Jesús Navas y David Silva. El Man City supo aprovechar esa debilidad crónica del Arsenal en su flanco izquierdo. No fue una actuación brillante de los skyblues, aunque sí lo fue por momentos de Silva: discreto e impreciso en el tramo inicial, pero mucho más inspirado en el segundo tiempo. Y el mediapunta canario cuando interviene entre líneas rompe prácticamente cualquier entramado defensivo.

El Arsenal sufrió con las internadas de Navas, con los destellos de clase de Silva y volvió a sufrir -y esto tampoco es novedoso- a balón parado. En un corner pudo rematar Martín Demichelis con una facilidad excesiva y propiciada por un mal marcaje gunner. El Arsenal repitió varios errores habituales en la historia más reciente del equipo, pero jugó con un punto mayor de intensidad, como reclamaba Wenger, y también con más y mejores movimientos en ataque. Nadie mandó en el Emirates, el dominio fue alterno y ambos equipos estuvieron muy cerca tanto de ganar la batalla como de perderla. Un empate que a efectos prácticos es posiblemente un triunfo del Chelsea, líder en solitario del campeonato.

Arsenal v Manchester CityBarclays Premier League

Martín Demichelis igualó el partido (2-2) en los minutos finales (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Toda la razón, ¿crees que Arteta será titular entre semana contra el Borussia Dortmund? Flamini ha cantado bastante en el gol del Kun Agüero…

Pinchazo doble de City y Arsenal en su duelo particular, y derrota del Liverpool ante un Aston Villa al que le ha quedado una plantilla mejor de lo que esperaba, con un trío de jugadores defensivos interesante: Senderos, Vlaar y La Roca Sánchez. A ver qué hace hoy el United.
Mientras tanto, el Chelsea sigue a lo suyo, con Costa enchufado.

Deja un comentario

*