Nuevo triunfo de prestigio

SUNDERLAND Poyet Focus

El Sunderland de Poyet ha ganado en Stamford Bridge, empatado en el Etihad y ganado en Old Trafford. Bueno, esto último lo han hecho Manchester City, Tottenham, Liverpool, Swansea, Newcastle, Everton y West Bromwich Albion esta temporada. La dificultad está, no obstante, en que el Sunderland se encontraba en una situación muy delicada, con un calendario muy complicado por delante, y ahora está a un paso de la salvación. Ha sumado 10 de los últimos 12 puntos posibles jugando contra un rival directo (Cardiff City), el Chelsea y los dos equipos de Manchester. Con su victoria ha sentenciado al propio Cardiff y al Fulham, que el año que viene disputarán la Championship tras fallar en la penúltima jornada. Además, el Norwich queda en una situación muy delicada, pues está tres puntos por debajo y debe jugar contra Chelsea y Arsenal.

En Old Trafford, el Sunderland sufrió en los primeros compases. El Manchester United, en cierto modo, estaba contagiado por el espíritu de Giggs que revitalizó a los red devils en el último choque en casa, frente al Norwich. El juego era bastante fluido, Ashley Young desequilibraba por el lado derecho, Nani y Mata participaban bastante y el Sunderland esperaba replegado atrás. No obstante, el gol no llegó en los primeros minutos y los black cats fueron ganando metros. Forzaron errores en el doble pivote -formado por Carrick y Fletcher, que perdieron muchísimos balones- y encadenaron varias posesiones largas. El conjunto de Gustavo Poyet tiene suficiente calidad para conservar el balón con Cattermole, Larsson, Colback, Borini, Johnson y Marcos Alonso. No para tener posesiones eternas ni para hacer rondos imposibles, pero sí para frenar el ritmo de un encuentro si es necesario con varios pases seguidos si se les deja espacio. Así heló el ritmo del Manchester United y, en una jugada puntual, batió a De Gea. Wickham aguantó un balón en el lado derecho, centró casi sin mirar y apareció Larsson para enganchar el esférico de primeras y mandarlo al fondo de la red. Cuando uno está en racha, sale todo. Wickham, por ejemplo, está pletórico: desde que volvió de la cesión al Leeds ha marcado 5 tantos y ha regalado otro. En 7 encuentros. Por fin parece ese atacante que se intuía que sería cuando destacaba en las categorías inferiores de la selección inglesa.

Sunderland Wickham Focus

Wickham ha anotado cinco goles desde que regresó del Leeds. En Old Trafford no marcó, pero dio una asistencia. Foto: Focus Images Ltd

El gol hizo mucho daño al Manchester United, que pudo encajar el 0-2 antes del descanso. Tras la reanudación, se repitió un guion similar al del primer tiempo. No obstante, la circulación de balón era más lenta y previsible y el Sunderland, pese a estar replegado, se mostró más sólido. Aun así, poco a poco se iba encerrando porque no encontraba a Wickham en largo para respirar y salir de su mitad de campo. Entonces entró Altidore, incluso más corpulento que el joven inglés, y el Sunderland volvió a amenazar la portería de De Gea. Lo del delantero estadounidense fue espectacular. Sólo ha marcado un tanto en Premier esta temporada y no ha rendido demasiado bien, pero su actuación destrozó al Manchester United. Ganó casi todos los balones, los aguantó y los devolvió de cara para sus compañeros, que recibían en buena situación casi siempre. Si no soltaba la pelota era porque había provocado una falta. Desquició a Vidic y Ferdinand. Además, se entendió muy bien con Giaccherini, que entró en la segunda mitad y jugó a un buen nivel. El italiano, de hecho, estuvo cerca de repetir el gol de Larsson, pero en esta ocasión su disparo cruzado pegó en la madera.

El Sunderland disparó al poste en dos ocasiones en la segunda mitad. Inquietó más que un Manchester United incapaz de asediar al Sunderland pese a la entrada de Januzaj, Welbeck y van Persie, que regresaba de su lesión. Resistió muy bien el equipo de Poyet, con una destacada actuación de sus futbolistas de banda, solidarios en el esfuerzo defensivo, y un notabilísimo Vergini, muy atento y acertado en todas sus acciones. El triunfo deja un poco más tranquilo al Sunderland, que debe certificar su salvación en los dos próximos partidos: West Bromwich Albion y Swansea. Ambos en casa.

Calendario del Sunderland:

7 de mayo: West Bromwich Albion (C)

11 de mayo: Swansea (C)

Calendario del Norwich:

4 de mayo: Chelsea (F)

11 de mayo: Arsenal (C)

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*