Pasado, estreno y liderato

2013-08-19 22.58.40

Era una noche de dos tiempos Manchester. La noche del portero coincidía con el estreno del proyecto de Manuel Pellegrini en la Premier League. El City recordaba a una de las joyas más preciadas de su historia, Bert Trautmann, fallecido hace justo un mes, mientras saludaba al que será el fútbol de su futuro midiéndose al Newcastle, al que fulminaron para convertirse en el primer líder de la Premier (4-0).

2013-08-19 22.58.40

Se tuvo que sentir muy protagonista Joe Hart calentando con Pantilimon. Sus compañeros salieron al césped -regado hasta el minuto antes del inicio- con camisetas verdes de guardameta, el ‘1’ en la espalda y ‘Trautmann’ encima. En la grada se sentaron 24 familiares del difunto portero alemán, héroe de la final de FA Cup de 1956 contra el Birmingham, en la que jugó con el cuello roto. Era una noche llamada a grandes estiradas y paradas de campeonato. Pues bien, Hart la tocó una vez con las manos durante todo el partido. A tiro de Sissoko. No hacía falta, iba fuera.

El portero no tuvo la noche que le había preparado el club porque la superioridad de los hombres de campo sobre las urracas de Pardew fue insultante. Primero Jesús Navas, al que van a querer mucho los citizens, se asociaba con Zabaleta en una banda que es profundidad pura, el argentino la ponía atrás y Dzeko, de remate cruzado, obligaba a Tim Krul a poner una mano mágica. Si el costado derecho del City es electricidad infinita, el izquierdo es su complemento perfecto. Entre tantas balas y fuerza física, hay uno que la quiere al pie. Silva hace correr a los demás, empezando por el balón. Él da, espera y si se tercia, define. Así cayó el primero.

No tiene aún el City una cara preferida. Tanto alarga la posesión como mete un pelotazo a Dzeko, un minuto es calma y al siguiente todo son prisas. Esto se lo permite a Pellegrini un centro del campo con dos jugadores tan completos como Fernandinho y Yaya Touré. Al principio algo contenidos, porque el duelo de rocas contra Sissoko y Tioté no se resolvía hacia ningún costado. Después amos del partido, cuando Agüero ya había cumplido con su gol de cada día y Taylor se había borrado dándole un manotazo al argentino. Le pidieron al Kun en la presentación del equipo, un acto con los fans en el centro de Manchester hace semana y media, que en su mejor inglés posible dedicara un mensaje a la afición. Como si lo llevara preparado de casa, agarró el micrófono, sonrío un poquito y dijo: ”Thank you”. Afortunadamente, su carrera en el segundo gol, tiro ajustado a la base del poste, completa de sobras el mensaje.

Con uno menos al Newcastle poco más se le vio. Yaya mandó una falta al ángulo y Nasri cerró el marcador. Debutó Negredo, muy aclamado por el público. Pardew sacó a Ben Arfa porque al francés, de largo el mejor de su equipo, junto a Krul, malgastaba regates creando situaciones que sus compañeros no aprovechaban. Kompany se retiró lesionado, un problema importante. Hart se fue a su casa con los guantes limpios. Pellegrini contento porque su equipo compitió los 90 minutos. Los aficionados del Newcastle cantándole ”spend f****** money” a Joe Kinnear. Y el City, triunfante, como el primer líder de la Premier.

A Pol Gustems puedes leerlo también en “Diarios de Fútbol” 

Deja un comentario

*