Pep Clotet, la mano derecha de Monk

Swansea City Manager Gary Monk points instructions to his side during the Barclays Premier League match between Arsenal and Swansea City at the Emirates Stadium, London
Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624
11/05/2015

Es por la mañana en Swansea y en la prensa inglesa acaban de publicar una noticia que vincula a André Ayew con el Liverpool. El ghanés es una de las revelaciones de esta Premier League. Llegó gratis en verano tras una muy buena temporada en el Olympique Marsella. Marcó contra el Chelsea, repitió frente al Newcastle, anotó otro contra el Manchester United y dos más ante Tottenham y Aston Villa. Como segundo entrenador, Pep Clotet es la mano derecha de Garry Monk desde hace dos años y medio, momento en el que Monk cambió el césped por el banquillo.

¿Cuánto costaría Ayew en este momento?

– Ahora mismo, lo que diga el presidente.

¿Es tan bueno?

– Ayew es internacional, tiene experiencia en grandes ligas, está marcando goles… Su posición ideal está en la banda izquierda, aunque puede jugar por la derecha. Tiene la capacidad de ser un llegador: es como un delantero jugando por la banda. Además posee desborde colectivo, es decir, tira muy bien una pared, se asocia con precisión, se desmarca para recibir, toca y sale, lee muy bien a la defensa rival, entra por la espalda… También es un jugador que tiene muy mentalizada la presión tras pérdida. Ayew tiene buenos conceptos a nivel defensivo, cierra bien su banda y es muy intenso. Es muy dinámico, tiene gol y define con las dos piernas. En definitiva, es muy completo.

Lo sorprendente fue que terminase en el Swansea.

– Al no tener que pagar un traspaso, donde ahí no somos competitivos con el resto, podíamos ofrecer un salario mayor. Además, nuestro club permite que el futbolista destaque y el hecho de que seamos un equipo vendedor -que además vende muy bien- también es muy interesante. Por otro lado, los jugadores quieren venir a Swansea. Del mercado francés ya vino Gomis, que es un futbolista de un perfil muy alto en Francia, y vio que hacemos un fútbol muy atractivo para ellos.

André Ayew y Jefferson Montero (Foto: Focus Images Ltd)
André Ayew y Jefferson Montero (Foto: Focus Images Ltd)

Que sois vendedores quedó claro con el traspaso de Bony.

– Nosotros no valoramos que podemos perderlos porque el entrenador siempre intenta no perderlos, ya que son difíciles de reemplazar, pero cualquier club que no está peleando por la liga corre el riesgo de que vengan a por sus mejores jugadores.

Pero habéis solventado muy bien su venta, ¿no?

– Bony era un futbolista muy claro para jugar con dos extremos y un delantero porque fija a los dos centrales, te aguanta el balón y te lo da de cara antes de ir a buscar el remate o de que se lo devuelvas al espacio. En cambio, Gomis te genera desborde él mismo, cae muy bien por fuera, tiene tiro exterior, remata muy bien… Puede jugar con otro jugador en ataque o incluso con dos más. Es mucho más flexible desde el punto de vista táctico. Shelvey le está poniendo unos balones por encima de la defensa que los está sabiendo aprovechar a la perfección.

Pep Clotet: “Gomis te genera desborde él mismo y es mucho más flexible desde el punto de vista táctico que Bony”.

Mencionas a Jonjo Shelvey, que precisamente volvió a una convocatoria de la selección absoluta Inglaterra gracias a vosotros.

– Swansea es un poco así. No voy a decir que resucita, porque resucitar no es la palabra, pero sí les da “un segundo fútbol”. Es algo que también le pasó a Routledge antes de llegar aquí. Lo mismo ocurrió con Dyer. Aquí la presión es inferior y es un club en el que pueden expresarse en el campo con mayor tranquilidad.

Y también habéis recuperado al mejor Sigurdsson.

– Con Sigurdsson aprovechamos ese momento en que Sherwood se fue del Tottenham y llegó Pochettino. Ellos querían a Ben Davies y nosotros queríamos a un mediapunta. Como Gylfi ya había estado aquí, lo tuvimos claro. Además, allí había jugado mucho en banda y aquí podía volver a la posición que más le gusta.

Pep Clotet (al fondo) y Garry Monk (en medio) (Foto: Focus Images Ltd)
Pep Clotet (al fondo) y Garry Monk (en medio) (Foto: Focus Images Ltd)

El Swansea es un club vendedor que compra bien. Como sus propietarios no buscan el lucro personal, los beneficios se destinan a seguir mejorando la plantilla y las instalaciones. De hecho, están construyendo parte de la ciudad deportiva gracias al dinero ingresado por el traspaso de Bony (25 millones de libras). El fichaje del marfileño en 2013, procedente del Vitesse holandés, fue el más caro de la historia del Swansea (12 millones de libras), un equipo que no acostumbra a invertir fortunas en futbolistas. Hace una década estaban en la cuarta división profesional.

Si quitamos a Ayew, ¿quién es el que más valor tiene de la plantilla?

Yo creo que Jefferson Montero es el siguiente de la lista. Es un futbolista que tiene una gran capacidad de desborde, algo que no abunda en la Premier League, y además tiene una progresión al alza porque su edad es buena [26 años]. Otro ejemplo muy claro es Bafetimbi Gomis, que si mete goles también es garantía de dinero.

¿Cómo se llega hasta futbolistas baratos y buenos?

– Intentamos reducir al máximo el error. Tanto el presidente como Monk tienen buen ojo para fichar futbolistas. Llevamos muchos años con esta forma de trabajar. Lo que se busca es conocer muy bien al jugador, seguirlo durante mucho tiempo y esperar al mejor momento para poder ficharlo. Así se hizo con Jefferson Montero, por ejemplo, que destacó mucho en un amistoso que jugamos hace años contra él.

Pep Clotet: “Intentamos conocer muy bien al jugador, seguirlo durante mucho tiempo y esperar al mejor momento para poder ficharlo”.

Pero fichar en Inglaterra es muy caro.

– Nuestro mercado inglés se limita a lo siguiente: buenos jugadores que en su club no juegan o algunos que son buenos pero que están pasando por una fase de rendimiento que no es buena. Fuera de Inglaterra somos muy competitivos. En España, por ejemplo, el Swansea puede optar a cualquier futbolista de la liga quitando a tres o cuatro equipos. Hay una norma del presidente que es no pagar una gran cantidad de dinero por futbolistas jóvenes que “pueden llegar a ser”, porque luego ya se sabe.

¿Entonces cuál fue la razón del fichaje de Matt Grimes, que costó 2 millones, estaba en la cuarta división inglesa y tenía sólo 19 años?

– Estaba jugando con la selección Sub-19 de Inglaterra y lo teníamos bien seguido. A partir de ahí lo estudiamos, fuimos a verlo un día y comprobamos que tenía un potencial muy alto. Es un centrocampista ofensivo, con mucha experiencia en ligas de hombres que seguro que va a ser un futbolista de Premier League. Tiene tiro, gol, es rápido y agresivo. Ha mejorado mucho desde que llegó.

Grimes debutó en la Premier League sustituyendo a Shelvey (Foto: Focus Images Ltd)
Grimes debutó en la Premier League sustituyendo a Shelvey (Foto: Focus Images Ltd)

Con 38 años, Pep Clotet tiene una amplia experiencia en el fútbol profesional: desde dirigir al filial del Espanyol o del Málaga hasta hacerse cargo del Halmstad sueco o Viking noruego. Llegó al Swansea como Consultor de la Academia con el objetivo de mejorar el fútbol base del club, pero a mitad de temporada se dio el cambio que modificó su rol: Michael Laudrup dejó de ser el entrenador y Garry Monk, por entonces capitán, pasó a ser el técnico y Clotet, su ayudante.

¿Se nota mucho que Monk fue jugador hace muy poco?

– Lo va cambiando poco a poco, es cierto, pero al principio le daba mucha importancia al tema afectivo del grupo. Pasó a mandar a personas con las que antes trabajaba. Cada vez piensa más como entrenador.

¿Qué necesita un entrenador en el fútbol inglés?

– Tiene que ser una persona con mucha paciencia. Hay que mejorar las cosas poco a poco, imponiendo su forma de jugar, pero entendiendo el contexto. Te tiene que gustar su cultura y su forma de pensar, porque si no es una lucha constante. Este es mi tercer año, pero hay que ir adaptándose. Aquí el futbolista se siente muy empujado por el público y eso puede ser un problema. Por ejemplo, un marcaje zonal de esperar al rival pondría al público nervioso, y por lo tanto al futbolista. La gente lo que quiere es que te muestres positivo, tanto en defensa como en ataque.

¿Quieres decir que aquí no hay tantos marcajes zonales?

– Sí, en Inglaterra se le da más responsabilidad individual al futbolista. Por ejemplo, en España se utilizan muchos sistemas zonales de marcaje. Aquí, no todos, pero casi todos son mixtos y eso es más explotable porque es jugador contra jugador.

Entonces se necesita más talento defensivo.

– Exacto.

¿Y quién lo tiene en el Swansea?

– Fede Fernández. Él anticipa bien y busca la anticipación cerca del atacante, no dos metros por delante, lee las paredes del rival y tira muy bien la línea. Con Ashley Williams tenemos un talento defensivo más físico. Cuando viene un delantero como Andy Carrol o como Bony también hay que saber competir con ellos.

Pep Clotet, en el banquillo del Swansea (Foto: Focus Images Ltd)
Pep Clotet, en el banquillo del Swansea (Foto: Focus Images Ltd)

¿Cuál es la función de Pep Clotet en el Swansea?
“Soy el principal asistente del mánager, aunque a diferencia de España, donde hay un director técnico, se tiene mayor responsabilidad en otras cosas como mucho scouting, ayudas en la presentación, análisis del rival a nivel individual y colectivo, colaboro en poner en marcha su modelo de juego, hago la planificación de la semana… Y, por último, el día del partido le doy una segunda visión que no está bajo la presión a la que siempre está sometido el entrenador”.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*