Pitillos apretados

Arsenal v NapoliThe Emirates Cup

El Arsenal se acercó al Black Country, residencia del WBA de Steve Clarke, en una tarde de fútbol tremendamente soleada. Con camiseta de manga corta y la confianza que proporciona una racha de victorias extraordinaria, Wenger se puso los pantalones pitillo. De todas las combinaciones empleadas hasta la fecha, ninguna había contado con Jack Wilshere y Aaron Ramsey en las bandas. Los dos estrechan el campo, lo ajustan a la piel y marcan bien la silueta que realza el culo de Özil, que es el culo del Arsenal. Si Özil tiene frío, Wenger juega con bufanda; si Özil tiene calor, Arsène sale al campo con chanclas. Es un proteccionismo asumido por toda la plantilla, convencida de que Mesut y su amor libre, entre trote, margaritas y peace & love, es la medicina que todo lo cura. Probablemente lo sea, así que hoy el Arsenal fue slim fit para hacerle pequeño el campo y descolgarlo de cualquier esfuerzo mientras los otros diez hacían huelga a la japonesa.

Arsenal v NapoliThe Emirates Cup

(Foto: Focus Images Ltd)

Girando la cabeza al lado contrario, el buen hacer de Clarke en The Hawthorns es innegable. Olsson y Ridgewell conocen las respuestas de los exámenes a los que se presentan los centrales cada fin de semana en la Premier y con cosas menos potentes que Yacob y Mulumbu se han ganado batallas históricas en el medievo. En las bandas, la sal la pone Amalfitano y los puñetazos Berahino, que tiene solo 20 años y ya noquea a cualquiera. Velocidad, potencia, dinamismo y verticalidad. Aunque no cuenta con un delantero estrella, la vida es dura sin Lukaku, hasta los 26.782 espectadores tienen cara de matagigantes. Y así fue.

Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron para los locales. El WBA, sin miedo al ida y vuelta, cortocircuitaba el ataque gunner y salía a la contra con clarividencia. Wilshere no se sentía cómodo en la izquierda y, entre protesta y protesta, Arsène parecía preguntarse si había elegido la disposición correcta. Tampoco hubo noticias de Ramsey, nublado en la derecha y con tendencia a caer en los cepos que pone continuamente Mulumbu. Y menos aún de Özil, retenido en una especie de tela de araña entre centrocampistas y centrales. Los pitillos apretaban las piernas del Arsenal y no funcionaba bien la circulación. Tal era el desconcierto de los gunners, que el gol de cabeza de Yacob tuvo que servir de despertador. Se habían quedado dormidos en medio de un intercambio de golpes muy liviano.

El ajuste, ya comenzada la segunda parte, fue Rosicky por Ramsey. El checo se colocó en la izquierda y Wilshere, a pierna cambiada, en la posición que antes ocupaba Aaron. Movimiento ganador. Jack, tras una semana echando humo, le pegó con dureza desde la frontal y el balón se envenenó tras rozar en el cuerpo de Olsson. El impagable trabajo de Giroud en punta volvía a dar sus frutos: gana la posición, baja la pelota mientra aguanta al rival con los brazos extendidos, se gira, la libera para la llegada de Rosicky y, con solo un pase más, Myhill tuvo que recoger el balón del interior de su portería.

De ahí al final, partido roto. Clarke y Wenger dieron entrada a Long y Bendtner mientras las contras se sucedían. Lo probó el West Brom desde el borde del área y, minutos antes, la había tenido Giroud, al que el control de un pase milimétrico de Wilshere le salió un poco largo. Reparto de puntos. Ni Everton, ni Manchester United, ni Arsenal han conseguido derrotar a los chicos de Steve. No es casualidad.

 

Related posts

10 comments

Creo recordar que el Arsenal (más bien sus reservas, debido a la cantidad de juveniles que había) ganó al West Brom en la Capital One Cup hace dos semanas, si bien es cierto que la clave fueron los penalties.

Equipo muy rocoso y trabajado el WBA. 4-4-2 con Jacob y Mulumbu en línea.Partidazo de Mulumbu,impresionante a la hora de cortar balones y con balon en los pies no es para nada mal jugador,muy buen desplazamiento en largo y ofreciendo siempre salida con Jacob como escudero. Linea de 4 atrás seria, sin florituras ni complicaciones ya que no poseen mucha calidad individual en esa linea (lo bueno es que lo saben y no intentan ocultarlo).
Buenas bandas con Amalfitano y Berahino,para mé mención especial para Morgan que da el oxigeno y pausa que el equipo necesita,no es rapidísimo pero de calidad anda sobrado en este equipo, ya dejaba buenos detalles en el OM y da vida al WBA en banda derecha.
y Arriba Sessegnon y Anelka.Sesesegnonn sí rapididimo y muy buen jugador y Anelka dando pausa para que a la linea de 3/4 le de tiempo a llegar. Equipo trabajado y al que jugando así no será facil doblegar.

Por parte del Arsenal muchas bajas pero si de verdad quieren aspirar al título (está claro que no juegan con las mismas cartas que el resto de competidores poderoso) tiene que exigirse un poco más. Si sales con Wilshere y Ramsey en las bandas, al tener tendencia al irse por dentro, hace falta una actitud más agresiva de los laterales para incorporarse al ataque y ocupar el espacio en banda. Para mi gusto no se sumaron con la asiduidad que deberían y el arsenal en ningún momento buscó las cosquillas de los laterales del WBA. de esta manera mucha gente por dentro y además sin mucha velocidad en la circulación de balón hizo que fueran previsibles y que el West Brom no sufriera.
Para mí el Giroud muy buen partido, pero recibió siempre de espaldas. Si el Arsenal hubiera sido más incisivo por fuera la probabilidad de hacer daño hubiera sido mayor.

Flamini y Giroud me parecieron los mejores por parte del Arsenal. Tengo la sensación de que Sessegnon siempre está para un nivel un pelín superior al que tienen los equipos en los que juega.

Bastante de acuerdo con el análisis hecho por Rosende.

Sin embargo, quería destacar algo que percibo sobre el Arsenal, sus alineaciones y cómo Wenger las decide.

Creo que al menos en su mente, tiene un orden general de jerarquía de jugadores que deben jugar. Por ejemplo, en mediocampo tiene a Özil, Ramsey, Arteta, Flamini, Wilshere, Rosicky y Gnabry, en el caso de este partido. La alineación la hace simplemente cogiendo a los 5 primeros.

Quizá sea un poco así, quizá esté totalmente equivocado.

La cuestión es que ésta fue la alineación, la clave de los problemas del equipo. Sin amplitud, con dos medios defensivos (de corte distinto uno del otro) y con nadie al espacio ni realmente cómodo en banda.

Yo habría apostado por un Flamini, Ramsey; Gnabry/Wilshere, Özil y Rosicky.

Para mí fue un error no poner al mejor del equipo ahora mismo -Ramsey- en su mejor puesto. En su lugar jugó Arteta, innecesario con la pareja Flamini-Ramsey jugando así. Arteta jugó lento y, sea por falta de movilidad o de forma física óptima, no se suma al ataque ni por sorpresa ni por costumbre como Ramsey hace. Cosa que obliga a Flamini a salir de la cueva: mala idea con su nivel técnico y poca agilidad física y mental.

Muy de acuerdo. Si algo permite Flamini es que Ramsey solo se preocupe de sumar arriba. Para barrer el francés se basta sólo. Wenger va a tener que elegir, porque sin ser iguales, Arteta-Flamini es un desperdicio, y más contra rivales rocosos.

Exacto. Justo lo que quería decir y resumido. Arteta-Flamini vale contra equipos peligrosos. Si no es un desperdicio.

De acuerdo. A priori Ramsey en la derecha parece una buena opción contra rivales “superiores” pero limita mucho a Aaron. La mejor pareja en medio campo, a día de hoy, es Flamini – Ramsey. Creo que es indiscutible. A partir de ahí, yo eché de menos a Gnabry.

Deja un comentario

*