Manchester United-Liverpool: en busca de una victoria de prestigio

fotormanuliv

Manchester United y Liverpool se enfrentan mañana (17:00 CET) en Old Trafford para poner fin a la vigesimoprimera jornada de la Premier League. Ambos clubes protagonizan uno de los encuentros con mayor rivalidad del fútbol inglés. El suyo es un duelo con sabor añejo y en el que se miden los dos equipos más laureados de la historia del país. El Manchester United luce 64 trofeos en sus vitrinas por los 60 que colecciona el Liverpool. Pero este fin de semana no buscan una copa, sino una victoria de prestigio. El Manchester United llega al partido en una dinámica muy positiva de resultados. Mientras, el Liverpool es consciente de la fragilidad defensiva mostrada entre semana en Copa de la Liga. Pero su rendimiento ante los grandes, ajeno a todo contexto con Klopp en el banquillo, invita a los reds al optimismo. Este clásico número 50 en la era Premier está cargado de alicientes en ambos bandos.

Un United en racha

El Manchester United encadena 9 victorias consecutivas entre todas las competiciones, racha que no vivía desde hace ocho años (11 triunfos entre enero y febrero de 2009). Además, el Manchester United acumula ya 15 partidos consecutivos sin perder; cantidad que no alcanzaba desde hace cuatro años, en la última temporada de Sir Alex Ferguson (18 partidos entre diciembre de 2012 y marzo de 2013). José Mourinho acabó con esa racha en su momento y José Mourinho es, en buena medida, responsable de la actual. Y no solamente por gestionar con acierto el banquillo en partidos concretos, como en la última visita al West Ham (0-2). Si se revisa con perspectiva lo que va de temporada 2016-17, se aprecia que el portugués está cambiando a su equipo a mejor a partir de cambios de opinión propios.

Por ejemplo: a comienzos de esta campaña, Marouane Fellaini era su mediocentro titular en detrimento del experimentado (35) Michael Carrick. El belga, enganche hace cuatro años, le costó disgustos, resultados y puntos a su equipo en esa demarcación. De Bruyne disfrutó de su espalda en el primer derbi de Mánchester del curso (derrota 1-2). Y el Chelsea se aprovechó de una presión inoportuna de Fellaini para marcar el primero de sus 4 goles en una jornada dolorosa para Mourinho en particular y para los red devils en general. Tras ese encuentro a finales de octubre, Carrick, mediocentro puro, fue entrando en el equipo. Y a pesar de sus limitaciones físicas, ha ido mejorando al Manchester United. Su aportación al equipo no se limita al equilibrio. Carrick libera a sus acompañantes en la medular y a los atacantes. Ander Herrera y, sobre todo, el fichaje estrella del verano Paul Pogba, no se sintieron liberados y confiados para jugar su fútbol ofensivo hasta que Carrick empezó a entrar en el equipo en otoño. Y con la tranquilidad de tener al inglés por detrás, Ander y Pogba han ofrecido sus mejores versiones de la temporada.

“Michael [Carrick] es crucial para el equipo. Es obvio lo bueno que es con el balón, pero creo que lo más importante es cómo es defensivamente. El ojo errante que solo busca un partido de fútbol entretenido probablemente no se fijará en él, pero en términos de posicionamiento defensivo y de protección a la defensa de cuatro, es uno de los mejores jugadores con los que he jugado. Creo que es el mejor en el panorama actual. (…) Cuando juega Carrick, recibe la pelota, la juega entre líneas y ya nuestros atacantes están frente a la defensa rival, lo cual nos da más oportunidades de disparar o crear ocasiones. Así es como se crean las ocasiones. Es un componente vital para cómo jugamos y también para la táctica de Mourinho. No hay muchos jugadores en el mundo que puedan hacer eso, pero Michael es uno”

Rio Ferdinand, excentral del Manchester United esta semana

Fellaini fue condenado a la suplencia tras salir en las fotografías del 4-0 de Stamford Bridge. No obstante, Mourinho lo ha ido recuperando para el United, aunque ya en posiciones distintas a la de pivote. El de Setúbal cambió su opinión sobre el belga y lo ha ido utilizando, sobre todo, de interior, por delante de Carrick o incluso del trabajador Ander Herrera. En el último encuentro antes de este clásico ante el Liverpool, Fellaini jugó como mediapunta ante el Hull City. Y en la posición en la que se hizo grande en el Everton, Fellaini marcó el 2-0 final el martes que encarrila las Semifinales de la Copa de la Liga para el Manchester United. Lo hizo aprovechando su altura en el área rival, su principal cualidad.

Fellaini celebra su gol del martes abrazando a Mourinho. Foto: Focus Images Ltd.

En ese encuentro también jugó (y dio una asistencia) Henrikh Mkhitaryan. El armenio ha sido protagonista de otro de los cambios de opinión de Mourinho este curso. Tras llegar a Mánchester previo pago de 42 millones de euros al Borussia Dortmund en verano, pocos comprendían sus suplencias reiteradas. Mourinho explicaba que se tenía que ganar la titularidad con trabajo en los entrenamientos. Su inesperada participación en el primer derbi de Mánchester del curso fue precipitada y dio la razón al de Setúbal. Pero cuando este lo incluyó en la dinámica del United en otoño, el equipo mejoró. El armenio, consciente de que sus minutos eran premios que debían servirle como aval para el siguiente partido, ofreció su mejor versión. Sumó desequilibrio desde la banda derecha, pases decisivos y goles, como el escorpión navideño ante el Sunderland. Su explosión como jugador técnico pero con desborde descargó de responsabilidad a Juan Mata. El asturburgalés empezó a jugar más liberado, pues a principios de temporada existió cierta dependencia de su figura en la medular. Quitársela ayudó a un futbolista que llega al duelo ante el Liverpool con el premio de MVP del último partido bajo el brazo. No obstante, su titularidad ante los reds no está garantizada.

Mourinho ha conseguido que sea caro ser titular en las demarcaciones de tres cuartos de campo, ya utilice un 4-3-3 o un 4-2-3-1 (esquemas cambiantes todo el curso). Esto se debe a que futbolistas como Anthony Martial, que amagó con salir en este mercado de invierno, también han entrado en la dinámica con la misma actitud –y por la misma política– por la que lo hizo Mkhitaryan. El francés y el armenio son “éxitos” de Mourinho, los cuales representan lo opuesto a Morgan Schneiderlin (ya traspasado al Everton) o a Memphis Depay (por el que el United ha recibido ofertas).

Eso sí, el buen hacer del Manchester United no ha llegado solo por cambios de confección de los onces de Mourinho. La inercia positiva ha mejorado la confianza del vestuario y algunas de las causas de esta racha red devil “han llegado solas”, por inercia, como consecuencias. Varios ejemplos tienen que ver con la mejora del rendimiento individual de defensores como Marcos Rojo, Phil Jones y Antonio Valencia. El ecuatoriano es un generador de peligro constante que cada vez sufre menos atrás (extremo de formación). El inglés rinde como ese central contundente del que Ferguson dijo en 2013 que podría ser el jugador más grande de la historia del club. Y el argentino, hasta su lesión del sábado pasado, ha sabido adaptarse al puesto de central zurdo por la plaga de lesiones que Mourinho ha tenido en defensa.

Otro ejemplo es el mantenimiento del nivel de David de Gea en la fase más caótica de la temporada y también en esta buena racha actual. Y otro buen ejemplo es la reconciliación de Zlatan Ibrahimović con el gol (6 dianas hasta octubre; ninguna en octubre; 12 desde noviembre, cuando comenzó la racha de imbatibilidad). Aunque si se habla de goles, también ha de mencionarse a un suplente que suma tantos esta temporada: Wayne Rooney.

Rooney dio dos asistencias el día en que comenzó la imbatibilidad en Swansea. Foto: Focus Images Ltd.

Mourinho no ha tenido que cambiar su opinión sobre él, pues cuando juega lo hace solo de ‘9’ o de “nueve y medio” como anunció el técnico en verano. Eso le ha acercado al gol después de llegar a jugar de interior con Ferguson. Y su acercamiento al arco rival ha propiciado que Rooney pueda hacer historia con un gol ante el Liverpool. Rooney, ex del Everton, podría convertirse en el máximo goleador de la historia del Manchester United ante el rival más idóneo para su identidad. Podría superar mañana a Sir Bobby Charlton (249 goles) si tiene minutos y marca al menos un tanto. Su próxima diana será la 250 con la elástica del Manchester United y, de llegar mañana, llegaría en su partido número 450 de Premier con el equipo red devil. Solo 20 futbolistas del United han conseguido llegar antes a tal cantidad de partidos de Premier. Que Rooney pueda hacer historia en Old Trafford es otro de los alicientes de este Manchester United-Liverpool, un partido de prestigio que el United quiere añadir a su lista de victorias consecutivas.

“Podéis decirme que sus pases son geniales. Sí, son geniales, pero mis pases también son geniales sin presión. Hay muchos jugadores con gran pase, pero no hay tantos jugadores que puedan poner la pelota en la red. Para mí, [Rooney] va a ser un ‘9’, un ’10’, o un ‘nueve y medio’, pero no un ‘6’ o incluso un ‘8’”

José Mourinho sobre Rooney (julio de 2016)

Un Liverpool frágil pero batallador

La clasificación de la Premier League antes de empezar la jornada 21 refleja que el Liverpool llega mejor al partido de mañana que el Manchester United. El Liverpool es segundo clasificado, cinco puntos por detrás del ya no tan invencible Chelsea al que se podría acercar con una victoria de prestigio en Mánchester. Sin embargo, viaja a Old Trafford sin la confianza que otorga una racha tan positiva como la del United. Es cierto que acumula 6 jornadas de Premier sin perder (4 victorias y 2 empates) y que, en esos partidos, ha mejorado sus números en cuanto a goles en contra. Pero no haber ganado en este 2017 y, sobre todo, haber perdido el miércoles en Southampton en la ida de Semifinales de Copa de la Liga (1-0), enturbian algo el panorama red.

Pese a dominar por momentos al equipo de Claude Puel, el Liverpool concedió 11 disparos que pudieron hacer mayor el margen de la victoria del Southampton. El talón de Aquiles del Liverpool de Jürgen Klopp es la defensa. En ocasiones, no ayuda el estilo vertical y pasional del alemán que, por otro lado, ha provocado grandes victorias y remontadas en el último año. Tras 20 jornadas de Premier League, el Liverpool es el equipo con más goles en contra de los 6 primeros clasificados (23). E incluso el Middlesbrough (22), decimosexto, tiene mejor balance defensivo en liga que el equipo red.

liverpool-defensa

La defensa del Liverpool no es la línea más o mejor poblada del equipo. Klopp relegó al banquillo a Alberto Moreno tras su mal partido ante el Arsenal en la jornada inaugural de la Premier (victoria 3-4). No dispone de más laterales izquierdos, con lo que James Milner se ha tenido que reconvertir: de extremo diestro a lateral izquierdo. El capitán red empezó su etapa de defensor costándole puntos a su equipo, como en la visita al Tottenham (1-1). Pero su nivel ha ido mejorando y no se le ha vuelto a cuestionar en Inglaterra hasta este miércoles. También han sido cuestionados a lo largo de la temporada los tres centrales principales del Liverpool: Dejan Lovren y los fichajes veraniegos Joel Matip y Ragnar Klavan. Con Mamadou Sakho relegado al equipo sub-23 (podría salir en este mercado invernal); croata, camerunés y estonio son los zagueros que defienden el arco red. Su poca ortodoxia y su falta de contundencia en muchos partidos han costado goles en contra. También ha provocado sufrimiento a los reds Nathaniel Clyne, cuya tendencia ofensiva desguarnece el costado derecho de la defensa de Anfield. A mayores, Loris Karius ha mostrado la irregularidad de la que pecaba Simon Mignolet y la que no se quería cuando se le fichó del Mainz 05 en verano. Karius, pese a su buen partido del miércoles, perdió la titularidad en liga tras errar en la última derrota en Premier del equipo (4-3 en Bournemouth) y en el último empate en Premier en Anfield (2-2 contra el West Ham).

Simon Mignolet Liverpool Focus
Mignolet volvió a la portería tras los errores de Karius, exportero del Manchester City. Foto: Focus Images Ltd.

La presión mediática saturó al joven Karius (23), que acabó cargando en Daily Mail contra el exlateral del Manchester United Gary Neville por su crítica en Sky Sports (compartida por un ex red como Jamie Carragher). Este factor, y los propios errores ante Aké y ante Payet, relegaron a Karius al banquillo tras el citado partido ante el West Ham, en el que se lesionó Matip. Los números en defensa mejoraron sin ellos y con el triángulo Lovren-Klavan-Mignolet, hasta el punto de conseguir un balance de 9-1 en los últimos cuatro partidos de 2016 (4 victorias). Pero pese a conseguir clean sheets ante rivales como el Manchester City (1-0), el partido de Southampton ha recordado a toda Inglaterra que el Liverpool sigue siendo frágil atrás.

No obstante, el Liverpool ha ganado partidos y ha atacado con fluidez en las últimas semanas gracias, especialmente, a un jugador que ha actuado como motor red: Adam Lallana. El internacional inglés se recuperó de su lesión en la ingle a comienzos del mes pasado. Recuperó la titularidad en el famoso partido ante el West Ham y, desde entonces, ha rendido al mismo alto nivel que el mostrado antes de sus problemas físicos ante España. Ha jugado como interior y como volante en el 4-3-3 de Klopp, según fuera necesario por la salud de sus compañeros, y se ha convertido en fundamental. Lallana es el jugador inglés involucrado en más goles en esta Premier League, pues ha anotado 7 y ha dado 7 asistencias.

Adam Lallana Liverpool
Lallana suma 10 goles y 7 asistencias esta temporada entre Liverpool e Inglaterra. Foto: Focus Images Ltd.

Lallana potencia a sus compañeros desde posiciones centrales. Es por ello por lo que Klopp ha llegado a adaptar la táctica a su demarcación desarrollando un rombo visto especialmente este miércoles. Lallana se colocaba como mediapunta con balón dejando a Roberto Firmino y a Daniel Sturridge como delanteros. El mal encuentro del inglés ante van Dijk probablemente propicie que el brasileño sea falso ‘9’ en Old Trafford y que el ya recuperado Philippe Coutinho sea su acompañante. Los dos brasileños han rendido especialmente bien en ataque sin centrodelanteros ante los grandes equipos ingleses en la era Klopp. Es probable que Lallana parta desde un costado y centre su posición ante el Manchester United, un rival grande ante el cual el Liverpool ya ha sacado un punto esta temporada. Los grandes rivales motivan al Liverpool de Klopp, que habitualmente puntúa ante ellos en casa o fuera. Los tropiezos que impiden a los reds estar más arriba se han producido ante equipos de la zona media de la clasificación esta temporada.

liverpool-contra-grandes

Si bien Coutinho está disponible para ser titular en Old Trafford tras mes y medio de lesión en el tobillo, Sadio Mané es baja por la Copa de África. El senegalés, máximo anotador del Liverpool en la Premier (9 goles), no amenazará a Eric Bailly, pues el central del Manchester United también se encuentra en la CAN con Costa de Marfil. En lo que a posibles bajas por mal estado físico se refiere, el Manchester United espera contar con Rojo tras sus problemas musculares en la goleada al Reading en FA Cup (4-0). Mourinho es optimista con Ibrahimović, quien causó baja el martes por enfermedad. Por su parte, Klopp probablemente recupere a su mediocentro Jordan Henderson tras unas molestias en el talón que le han impedido jugar en 2017. Matip es duda por su mencionada lesión de tobillo, al igual que es duda un futbolista de banquillo este curso como Marko Grujić (molestias en un tendón). Danny Ings, lesionado de gravedad en la rodilla, no será una opción para la delantera del Liverpool en un partido que promete ser bien distinto al apagado 0-0 de la primera vuelta de esta Premier League.

Alineaciones probables: Manchester United–Liverpool FC, 17:00 CET

La victoria del Manchester United se paga a 2.15 en bwin; la del Liverpool, a 3.60
Alineaciones probables del Manchester United-Liverpool FC
Las cuotas mostradas en los enlaces a las apuestas pueden variar en las próximas horas. MarcadorInt recomienda siempre jugar con responsabilidad y advierte que los mensajes publicitarios sobre apuestas van dirigidos sólo a mayores de 18 años.
Fotos de portada: Focus Images Ltd. Edición: MarcadorInt.

Related posts

2 comments

Deja un comentario

*