Obbi Oularé, un prodigio físico

CN5rbUDWoAAmYap.jpg-large

El Club Brujas hizo oficial la incorporación de dos delanteros 48 horas antes del cierre del pasado mercado de fichajes: Leandro Pereira y Jelle Vossen. Todavía no ha quedado demasiado claro si su técnico, Michel Preud’homme, quería reforzar esa parcela porque no le satisfacía la nómina de puntas en plantilla o si era perfectamente consciente de la oferta del Watford por Obbi Oularé y animó al cub a invertir el dinero ingresado a posteriori por el traspaso del internacional sub-21 belga. En cualquier caso, los acontecimientos se sucedieron muy rápido el deadline day: “Estaba contento en Brujas y quizá me habría quedado allí un año más, pero era difícil. Me habían dicho que iba a ser la referencia del equipo arriba y de repente me entero de que han fichado a dos delanteros. En ese momento tuve claro que tenía que marcharme. Había otras ofertas pero la del Watford era la mejor. Oportunidades así se te presentan una vez en la vida y no me lo pensé demasiado“. Según la versión del propio futbolista, la entidad no puso ninguna traba a la hora de aceptar la suculenta oferta de 8.2M de euros realizada por el equipo del noroeste de Londres.

Primer entrenamiento de Obbi Oularé con el Watford

Perfil de Obbi Oularé

Oularé, delantero belga de origen guineano, posee unas condiciones físicas prometedoras para sus 19 años: 94 kilos y 1.96 metros de altura. Físicamente es portentoso, recuerda a sus compatriotas Romelu Lukaku y Christian Benteke. Además, cuenta con una zancada amplia, aunque si uno revisa los partidos disputados tanto a nivel de clubes como de selecciones a lo largo del 2015 le saca menos partido de lo que cabría imaginar. En el juego aéreo reside una de sus principales fortalezas: a los casi 2 metros hay que unir un gran salto vertical y cierta habilidad para colarse entre los centrales buscando una posición de remate favorable. De este modo llegaron varios de sus goles con el Brujas: le buscó las cosquillas a la zaga del Aalborg para cabecear a placer en el mes de febrero, remató de forma contundente con la testa ante el KVC Westerlo en marzo y batió al Anderlecht del mismo modo en abril.

“Creo que estoy al 70% ahora mismo. He mejorado, he realizado una preparación específica desde que he llegado a Inglaterra y he trabajado mucho mi musculatura. Estoy haciendo un programa individualizado, no para aumentar mi musculatura sino para ganar explosividad. Mi cuerpo ha comenzado a cambiar”. Oularé en DH.be.

A la hora de tirar desmarques, busca siempre recibir caído al sector izquierdo del ataque para tener un campo de visión extenso y así poder conducir, regatear o pasar a sus compañeros con el pie derecho. La izquierda no la usa demasiado, cuando quiere desplazar la pelota prefiere girar sobre sí mismo y acomodarse el esférico en su pierna buena. Su golpeo no es plástico -tampoco su juego-, pero sí contundente: dispara a portería desde media distancia sin pensárselo dos veces y el empeine total es su superficie de contacto favorita. Así le marcó un golazo al Standard a finales del mes de agosto. Le gusta definir a un toque -siempre con el pie derecho- a pesar de no tener un porcentaje de conversión muy elevado en este tipo de acciones: de este modo le marcó en dos ocasiones al Mechelen a finales de febrero y en una al PAO a principios de agosto. No rehúye el contacto, somete a los rivales en el cuerpo a cuerpo y tiene un margen de mejora amplísimo en cuanto a comprensión del juego. En los 20 minutos que disputó con la selección belga sub-21 frente a Letonia el 4 de septiembre dejó algún detalle interesante sin balón, pero resulta complejo medirlo en categorías inferiores de cara a predecir su evolución en el profesionalismo y más si cabe en una de las ligas más exigentes del mundo.

Aún no ha debutado con su nueva camiseta en partido oficial. Y su primer reto consistirá en asomar la cabeza entre Troy DeeneyOdion Ighalo, la pareja de delanteros titulares del Watford, y Víctor Ibarbo, el tercero en discordia. No lo tendrá nada fácil.

La afición del Watford tiene depositadas muchas esperanzas en Obbi Oularé. Foto de Ian Wadkins/Focus Images Ltd.
La afición del Watford tiene depositadas muchas esperanzas en Obbi Oularé. Foto de Ian Wadkins/Focus Images Ltd.
Foto de portada: @watfordfc.

Related posts

Deja un comentario

*