La redención de Koeman

Southampton Koeman Focus

La carrera de Ronald Koeman en los banquillos parecía sentenciada a finales de 2009, cuando fue incapaz de reconducir al AZ Alkmaar después de la marcha de Louis van Gaal al Bayern. Perdió 7 de los primeros 16 partidos con el equipo rojiblanco, lo que significó el despido del técnico neerlandés después de su tumultuoso paso por el Valencia. Allí ganó la Copa del Rey (continúa siendo el último título levantado por la entidad ché), pero dejó un mal recuerdo y casi baja a Segunda. A ello hay que sumar un paso previo sin pena ni gloria en el PSV, donde ganó en la última jornada una liga (2006-07) que se le complicó tras sumar 19 de los últimos 39 puntos posibles en la recta final. La ganó por un único gol de diferencia tras igualar a puntos con el Ajax. Si a ello le añadimos una etapa positiva en el Ajax que terminó con mal regusto y una campaña en el Benfica donde alcanzó los cuartos de final de la Champions pero no ganó ningún título (y fue tercero en liga), su caché quedó muy tocado. Sin embargo, siete años después de abandonar Alkmaar, Koeman ha reconducido su trayectoria como entrenador de forma notable.

Ronald Koeman, Manager of Southampton during the Barclays Premier League match at the St Mary's Stadium, Southampton Picture by Paul Terry/Focus Images Ltd +44 7545 642257 20/12/2014
Ronald Koeman ahora dirige al Everton. Foto: Focus Images Ltd.

Tras un parón de casi dos años, el Feyenoord lo contrató para hacerse cargo de un equipo anímicamente muy tocado. Era un Feyenooord que no pasaba por un buen momento a nivel deportivo. Había perdido la temporada anterior por 10-0 contra el PSV, en un año en el que quedó muy lejos incluso de las posiciones de acceso a las competiciones europeas. En ese contexto, Koeman se convirtió en la primera persona que pasaba por Ajax, por PSV y por Feyenoord con un rol tanto de jugador como de entrenador. Y, sobre todo, devolvió la ilusión y recuperó la autoestima del equipo de Rotterdam, a pesar de no ganar ningún título. No los alzó Koeman, pero el equipo volvió a competir por ganar campeonatos y abonó el terreno para que poco después Gio van Bronckhorst alzara la Copa frente al Utrecht.

Por eso se ganó la oportunidad de entrenar al Southampton una vez Pochettino firmó por el Tottenham. Y en Inglaterra ha mantenido un alto rendimiento. Con un plantilla que se ha tenido que reconstruir cada temporada y que ha perdido a varias piezas importantes en los dos últimos veranos, los Saints se han rehecho a la perfección y se han convertido en un equipo muy difícil de batir. El Southampton de Koeman no siempre fue brillante, pero pocas veces fue un rival cómodo. Quizás su primer curso fue más llamativo, pues pelearon casi hasta el final por el quinto puesto de la Premier League gracias a un inicio tan sorprendente como positivo. Pero en la segunda temporada con Koeman en el banquillo, el Southampton incluso superó su puntuación (63 puntos por los 60 del debut) y también su posición final, pues la entidad sureña terminó sexta. Así pues, acabó mejor que el West Ham, que seguramente había dejado momentos de fútbol más brillante.

El fichaje por el Everton es un paso más en su carrera, aunque a priori la evolución a corto plazo no es tan evidente. Sin embargo, en Liverpool el técnico neerlandés contará con más recursos y con una afición más exigente, que necesita recuperar la ilusión generada en el primer año de Roberto Martínez. La hinchada pide que el equipo juegue bien y, al menos, que esté cerca de competir por los títulos. En Goodison Park, Koeman dispondrá con una plantilla joven, con muchos futbolistas que todavía pueden progresar. En sus últimos dos clubes, el ex del Southampton ha demostrado que varios jugadores han evolucionado notablemente bajo su batuta, como son los casos de Pellè, Clasie, Vlaar, De Vrij, Mané, Bertrand o Van Dijk, por citar algunos de los más evidentes. A falta de ver si mantiene a los pesos pesados de mayor futuro de su plantilla (Stones, McCarthy, Barkley, Deulofeu o Lukaku), los mimbres de Goodison Park son fuertes para construir un equipo todavía más poderoso que su Feyenoord o su Southampton. Aunque en el lado azul del Mersey lo mínimo exigible será rondar los 60 puntos de las dos últimas campañas del neerlandés en el sur de Inglaterra, a pesar de la feroz competencia que habrá esta temporada en la Premier League.

Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072 04/01/2014 General view of Goodison Park, home of Everton FC, before the FA Cup match against Queens Park Rangers, at Goodison Park, Liverpool.
La afición de Goodison Park será exigente con Koeman. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

1 comments

Después del fracaso de Martínez – 3 años sin ser TOP 4, dos sin ser TOP 10, sin títulos, sin estilo de juego definido, sin nada de los motivos que llevaron a contratarle salvo el crecimiento de jugadores – viene bien un soplo de aire fresco.

Deja un comentario

*