Resistencia y liderato

Wilshere anotó el 1-0 y asistió en el 2-0. (Foto: Focus Images Ltd)

Arrancó bien el Arsenal. Imprimió ritmo a la circulación de balón y movió la pelota de un lado a otro a alta velocidad. Cazorla apareció entre líneas y se juntó con Wilshere, que subía unos metros, y Özil, que bajaba un poco para recibir más atrás, pero casi siempre de cara al área rival. También combinaba Giroud, bastante acertado en el juego de espaldas, y Sagna se incorporaba con peligro por la banda derecha. Pero, al cuarto de hora, un disparo del atacante más discreto hasta entonces, Gnabry, pegó en el rostro de Baker y lo dejó aturdido sobre el césped durante un largo rato. El parón se tradujo en 8 minutos de descuento en el primer tiempo.

La pausa rompió el ritmo del Arsenal y animó un poco al Aston Villa, que salió de su campo. Además, Paul Lambert aprovechó la baja de Baker para modificar el esquema y pasar a una zaga de cuatro, con Bacuna por delante de Lowton en la banda derecha. Aun así, pese a la mejoría local, llegaron los goles visitantes. Primero, en una jugada hilvanada por Özil y Monreal por el costado izquierdo, que terminó con un remate de Wilshere desde la frontal. Bien ajustado al palo, 0-1. Y, a la jugada siguiente, el Arsenal noqueaba a los villanos con el segundo tanto, obra de Giroud. Los gunners castigaron así una pérdida de Delph en su propio campo. Mordió Wilshere, que asistió al delantero francés para que batiera a Guzan tras un magnífico control.

Todo parecía en orden para el conjunto de Arsène Wenger. Cazorla participaba por dentro, Giroud se sentía cómodo, Wilshere aparecía en campo contrario, ambos laterales inquietaban en ataque y Flamini sostenía al equipo en el centro del campo. Pero en el largo descuento del primer tiempo algo empezó a cambiar. El Aston Villa se estiró un poco, normalmente a partir de lo que generara Benteke peleando cualquier balón, e inquietó al Arsenal, también metiendo centros desde el costado derecho. Pero aguantaron los gunners el 0-2 hasta el descanso.

Wilshere anotó el 1-0 y asistió en el 2-0. (Foto: Focus Images Ltd)
Wilshere anotó el 0-1 y asistió en el 0-2. (Foto: Focus Images Ltd)

Sin embargo, esta tendencia se mantuvo en la segunda mitad. El Arsenal, con el 0-2 en el marcador, se relajó y cedió el balón a un Aston Villa al que le costaba generar peligro. Tenía la posesión, sí, pero Koscielny y Mertesacker (qué gran partido, el del alemán) despejaron prácticamente todo lo que se acercó al área de Szczesny. De hecho, varios de los disparos de los de Paul Lambert llegaron desde la frontal del área porque los villanos no podían penetrar la defensa rival. Si no, los locales colgaban el balón al área, esperando que sus delanteros ganaran algún duelo aéreo. Y, pese a no sufrir demasiado atrás, el conjunto gunner se fue alejando poco a poco de la portería de Guzan y cada vez generó menos peligro. Desparecieron Gnabry, Cazorla y Özil y se diluyó ligeramente Wilshere ante la insistencia de los villanos.

El Aston Villa centró en 21 ocasiones. 16 de ellas, desde la banda derecha de Lowton y Bacuna (12 centros entre ambos).

Por pura insistencia, llegó el gol local. Perdió un balón Cazorla cerca del área, Lowton centró de maravilla y apareció Benteke en el segundo palo, a la espalda de Koscielny y Mertesacker, para recortar la distancia en el marcador. El tanto, además, permitó al Aston Villa creer en el empate. Por lo tanto, empujó todavía más, pero el Arsenal resistió como ya ha hecho en varias ocasiones esta temporada, normalmente aúpado por la vieja guardia gunner. En esta ocasión, fue Flamini quien, junto a Mertesacker, lideró la resistencia ante el asedio rival en el tramo final. También ayudaron Özil y Giroud, que aparecieron en el descuento (de 6 minutos por culpa de varias interrupciones) para aguantar el balón en el campo contrario y arañar segundos en el electrónico. Finalmente, victoria gunner para mantener el liderato de la Premier una nueva jornada.

Related posts

7 comments

Buen resumen. En cuanto a Cazorla, otro partido que no se encuentra. Parece que quiera participar tanto que se estorba a sí mismo. Siempre demasiados toques, no la deja ir hasta que tiene dos encima, se equivoca de opción cuando puede dar el último pase, y ha perdido el gol que tenía la temporada pasada.

Lo más preocupante es la cantidad de pérdidas en zonas peligrosas. Y no lo digo sólo por la del gol en contra…

Empezó bien, pero fue de muy de más a menos. No apareció en los momentos en los que al equipo le habría venido bien juntarse a tocar y a mantener el balón. Como comentas, su toma de decisiones no acabó de ser la adecuada.

Y otra cosa es la que comenta Axel, y es que se perdieron balones en zonas peligrosas y algunos tampoco se acabaron de despejar del todo bien…

Pasan las fechas y van… Ya 21 partidos, y el puntero sigue siendo el mismo. Mertesacker fue el mejor hoy. Özil estuvo muy errático.
De Aston Villa me gustó Delph. Perdió la pelota en el segundo gol, pero fue de lo mejor de los locales.

A mí quien más me gustó en el Villa fue Lowton, sobre todo por su segunda mitad. Eso sí, Delph fue el centrocampista que más participó y que más lo intento, fuese con conducciones o con algún disparo lejano.

Yo creo que Cazorla pierde mucho si juega a la izquierda y si (además) juega con Özil en medio. Yo creo que la mejor opción para el Arsenal, en la zona de media punta, es: Podolski – Özil / Cazorla – Walcott / Rosicky.

Yo creo que tampoco pierde tanto, aunque quizás no le beneficie en exceso la presencia de Özil, pues ambos se pisan un poco. Pero creo que se pueden moldear bien. Özil al fin y al cabo es un futbolista de dar el último pase, aunque lleve varios minutos sin intervenir. En cambio, creo que a Cazorla le gusta intervenir más a menudo.

El año pasado rindió bien en la banda izquierda. Aun así, es posible que los dos futbolistas que potencian más las virtudes de Özil sean Podolski y Walcott, futbolistas más profundos.

Deja un comentario

*