Revancha

Adam Lallana of Liverpool is grabbed by the throat by Fernandinho of Manchester City while Yaya Toure of Manchester City tries to keep them apart during the Capital One Cup Final at Wembley Stadium, London
Picture by Alan Stanford/Focus Images Ltd +44 7915 056117
28/02/2016

Sólo tres días después de perder la final de la Capital One Cup en la tanda de penaltis, el Liverpool consiguió su revancha ante el Manchester City, esta vez en la Premier League, en un resultado (3-0) que deja muy tocados a los de Manuel Pellegrini no sólo en la lucha por el título sino en la clasificación: por detrás, rivales directos se acercan y complican incluso las posiciones de acceso para la próxima Champions League. Por su parte, los reds ya sólo tienen que pensar en dos competiciones, acercándose ligeramente a los puestos europeos, con el punto de mira puesto en esa eliminatoria de la Europa League ante el Manchester United.

Lallana lucha por su futuro

Desde la llegada de Jürgen Klopp al banquillo de Anfield, Adam Lallana ha sido uno de los futbolistas de ataque más utilizados por el técnico alemán. Es obvio que influía la ausencia de Sturridge, lesionado, pero el ex del Southampton tenía su hueco fijo en el once titular. A Klopp le gusta, le grita desde la banda, le abraza cuando sale del campo y Lallana, intenso, es idóneo para su fútbol eléctrico. En un tramo final de temporada en el que todos los miembros de la plantilla pelean por asegurarse una plaza la temporada que viene, ya desde cero con Klopp, Lallana ha sido uno de los que salen en las listas de posibles traspasos, según la prensa inglesa.

Lleva 5 goles y 6 asistencias entre todas las competiciones y ante el Manchester City fue el mejor del partido, donde estuvo presente en los tres goles del Liverpool. Marcó el primero, participó en la jugada del segundo colándose entre líneas para continuar la jugada y regaló el tercero con una magnífica asistencia para Firmino.

Klopp y Lallana (Foto: Focus Images Ltd)
Klopp y Lallana (Foto: Focus Images Ltd)

Benteke, cuarto delantero

Con Sturridge sin convocar -cuatro partidos seguidos son muchos para alguien que lleva mucho tiempo lesionado- y Firmino jugando como mediapunta, Klopp le dio la titularidad a Divock Origi. El joven belga se ha confirmado como el tercer delantero de la plantilla, adelantando así a su compatriota Benteke. Sobran los ejemplos para confirmar que entre Benteke y el Liverpool no hay una sintonía perfecta. Costó 32 millones de libras en verano y, en los momentos clave de la temporada, apenas juega. Se quedó en el banquillo durante los 120 minutos de la final del pasado domingo y salió en Anfield ya con el 3-0 en el marcador. Desde mediados de enero no es titular en la Premier League, donde lleva 6 goles. O mucho cambian las cosas en muy poco tiempo o todo hace indicar que es un candidato claro para salir en verano.

Un City sin fuerzas

Manuel Pellegrini reconoció en rueda de prensa que el Manchester City venía tocado físicamente después de una semana en la que tenían que jugar en Ucrania contra el Dinamo Kiev y en Wembley, con prórroga incluida. El técnico chileno usó su once de gala, no reservó a nadie de los habituales salvo a Yaya Touré, con problemas físicos, pero se vieron superados. En realidad, la derrota es casi menos importante que una estadística que asusta: el Manchester City no ha ganado ningún partido contra el actual Top-8 de la Premier League (3 empates, 8 derrotas).

Así es muy difícil ganar la liga.

Manuel Pellegrini: “Es una derrota importante porque nos queda un partido menos y ni siquiera sumamos un punto. Desde el principio se vio que el equipo no estaba recuperado de una última que fue intensa tras el viaje a Ucrania y la final de copa. Ellos estaban más frescos, ganaron balones aéreos y tenían más velocidad”.

El regreso de Flanagan

No es el futbolista más importante de la plantilla del Liverpool, pero sí uno necesario. Flanagan acaba contrato este verano y todavía no se sabe si renovará. La hinchada lo pide: es de Liverpool, rinde cuando juega y, aunque no es ni mucho menos perfecto, tiene ese punto extra de agresividad y personalidad que se le piden a los jugadores de un club que, en los momentos malos, lucha contra sí mismo. Después de los errores de Alberto Moreno en Wembley, sustituido por Klopp en la segunda mitad, esta vez los titulares fueron Clyne (izquierda) y Flanagan (derecha), que se emparejó con Sterling y poco tardó en recordarle de dónde venía. Flanagan no era titular en la Premier League desde el 2014, el año del subcampeonato del Liverpool, y tras un año y medio de constantes lesiones, vuelve a estar con ritmo de competición.

¿Le darán continuidad y, sobre todo, un nuevo contrato?

Jon Flanagan, indiscutible en el año del subcampeonato (Foto: Focus Images Ltd)
Jon Flanagan, indiscutible en el año del subcampeonato (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Ya sé qué es jugar a fútbol ficción… pero ¿creéis que los clubes intercambiarían las victorias si pudiesen? jeje

Yo si fuese aficionado del Liverpool, la cambiaría. Un título es un título, y las aspiraciones del Liverpool en la Premier League siguen siendo discretas (aunque es cierto que con esta victoria mantienen alguna esperanza -pequeña- de meterse en Champions).

Y si fuese del City, también. Si el City hubiese ganado ayer y ganase también su otro partido pendiente, se quedaría a 4 puntos del Leicester, a 1 del Tottenham y 2 por delante del Arsenal. Y en ese contexto, yo creo que sería el favorito.

La cambiaría el Liverpool, pero no el Manchester City. Lo has dicho tú mismo: “Un título es un título”. Y, creo yo, Pellegrini no podía permitirse el lujo de irse de vacío en esta temporada.

Ha sido infinitamente superior el equipo de Anfield. Me esta gustando lo de Origi y eso que venia de una temporada nefasta con el Lille.

Deja un comentario

*