Rooney y Moyes

Es madrugada, pero esto es 2013 y los periódicos ya pueden leerse antes de que amanezca. El Daily Mail saca mañana un contenido ya adelantado por su edición digital en las últimas horas de este jueves: el United quiere recuperar a Cristiano Ronaldo y al mismo tiempo Wayne Rooney quiere irse. Lo del portugués nos parece difícil: tiene contrato con el Madrid y es el Madrid quien debería poner precio. Y claro, si yo soy el Madrid y tengo a Cristiano Ronaldo, pido la luna por él. Más interesante resulta el asunto de Rooney, especialmente si consideramos que el gran favorito para ser nombrado técnico del Manchester United es el hombre que hizo debutar a Wayne en la Premier League cuando éste tenía dieciséis años: David Moyes.

Rooney jugó dos temporadas en el Everton de Moyes antes de ser traspasado por más de 25 millones de libras, aún con dieciocho años, al Manchester United. Y pese a que en un principio podría pensarse que el joven atacante debería tener mucho que agradecerle a su primer entrenador porfesional por apostar por él siendo tan joven, la realidad es que la relación acabó muy deteriorada. Wayne Rooney acusó en su autobigrafía a David Moyes de haber filtrado conversaciones privadas entre ambos al Liverpool Echo. Moyes negó rotundamente que fuese él quien contara al periódico local que Rooney se quería ir del Everton porque estaba cansado del tratamiento que la prensa daba en su ciudad a su relación con su novia Coleen McLoughlin. El entrenador de Glasgow llevó el caso a los juzgados y el asunto se resolvió con Rooney pidiendo disculpas y pagando una compensación a Moyes, que la entregó a la Asociación de Ex Futbolistas del Everton.

Mañana Moyes podría ser otra vez el entrenador de Wayne Rooney y hoy la prensa dice que Rooney se quiere ir. Aunque, al parecer, la decisión la tenía ya tomada antes de conocerse que Alex Ferguson abandonaba el club.

Related posts

Deja un comentario

*