Como Klopp quiere

Head coach Jurgen Klopp pictured during Liverpool training ahead of the Europa League Final at St. Jakob-Park, Basel
Picture by EXPA Pictures/Focus Images Ltd 07814482222
17/05/2016
***UK & IRELAND ONLY***
EXPA-FEI-160517-0069.jpg

Cuando Jürgen Klopp aterrizó en Liverpool en octubre de 2015 y comenzó a trazar las líneas maestras de su proyecto en el banquillo de los reds probablemente se fijó como objetivo practicar el fútbol vertical, asociativo y eléctrico que lograron plasmar sus futbolistas sobre el césped del Emirates en el arranque del segundo tiempo de la primera jornada de la Premier League.

Dos hombres capitanearon el heavy metal del preparador alemán, Philippe Coutinho y Sadio Mané descosieron a un Arsenal incapaz de plantar cara a semejante vendaval e inyectaron tal cantidad de adrenalina en el ambiente que su entrenador acabó golpeándose con los puños en el pecho y perdiendo las gafas sin dejar de sonreír ni un solo instante. Es tal la comunión entre Klopp y sus futbolistas que cuesta no empatizar con esa propuesta fresca, atractiva y ambiciosa. Pese a contar con carencias evidentes (Moreno continúa ofreciendo un rendimiento discreto en el lateral izquierdo, Klavan y Lovren sufrieron en el centro de la defensa y a Henderson le costó ordenar a los suyos desde la sala de máquinas), hay motivos de peso para confiar en una mejoría del rendimiento colectivo gracias a la aportación de los fichajes –todos ellos incorporados con el visto bueno del míster– y a un mayor calado de la idea de juego planteada por la dirección técnica.

El mago rojo

Un golpeo extraordinario de libre directo de Coutinho metió al Liverpool en el encuentro en el 45′. Tras pasar de puntillas por el grueso del primer tiempo, el mediapunta brasileño cambió radicalmente el escenario con un zapatazo que se coló por la escuadra derecha defendida por Cech. El gol (1-1) espoleó a sus compañeros tras el paso por los vestuarios y cimentó la remontada. Los chispazos de Coutinho trasladan a los reds a otra dimensión: junta al equipo desde la banda izquierda, desborda, desequilibra y tiene armas para decantar la balanza gracias a su maravillosa técnica a la hora de pegarle al esférico. Mané, Firmino, Lallana y él poseen condiciones muy diferentes pero todos hablan el mismo idioma.

Encendió la mecha y el Arsenal no encontró la forma de apagarla.

Philippe Coutinho of Liverpool during the International Champions Cup match against FC Barcelona at Wembley Stadium, London Picture by Andrew Timms/Focus Images Ltd +44 7917 236526 06/08/2016
Philippe Coutinho. (Foto: Andrew Timms/Focus Images Ltd)

Los mismos problemas

El Arsenal mostró carencias evidentes en ambas áreas que acabaron pesando en el marcador final (3-4): la inexperta pareja de centrales formada por Chambers y Holding dejó bastantes más sombras que luces, ni Bellerín ni Monreal lograron frenar a los extremos del Liverpool, Alexis no estuvo cómodo actuando como delantero centro y la salida de balón desde atrás no fue limpia. La larga nómina de bajas (Mertesacker, Gabriel, Koscielny, Özil, Giroud o Welbeck) mermó una vez más a un equipo tan liviano con carente de ideas con la pelota más allá de la clarividencia de Iwobi y el arreón final fruto de la desesperación (del 1-4 al 3-4). Mientras los candidatos al título acuden al mercado tratando de reforzar sus plantillas, los gunners se resisten a cambiar su política de contrataciones y permanecen anclados en un sistema de toma de decisiones impropio del fútbol contemporáneo. 

Arsene Wenger, entrenador del Arsenal (Foto: Focus Images Ltd)
Arsene Wenger, entrenador del Arsenal. (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

6 comments

Bueno el palito final al Arsenal, toda la razon, ellos no parece que planifiquen para ganar la Premier, planifican para ser ese equipo bonito de ver a principio de año, que en Abril ya casi ha perdido todas sus opciones.

En lo que se refiere al Liverpool, creo que hace falta un mediocentro que organice todo ese potencial atacante que tanto puede dar (sobretodo lo parecio en la primera parte).
Además el nivel de Alberto Moreno me parece de todo menos discreto, su partido fue infame, siempre aparecio en la foto en cada jugada.

Hace no tanto un tal Dalglish apostó por un jovencísimo Flanagan como lateral izquierdo del Liverpool, pese a ser diestro, y recuerdo que jugó a un nivel más que bueno. Desde aquello, desapareció del mapa, y no entiendo por qué.

Desde una óptica Gunner, lo que más me preocupó fué lo visto por Xhaka, que en 29 minutos de reloj fué el que más faltas cometió en toda la jornada (más que Fellaini de mediocento…). Viendo el centro del campo, me parece lógico lo que comentas de la salida de balón, lo normal es que estea uno de esos acompañado de un interior de más toque.

Me pareció que Walcott hizo más que en la segunda mitad de temporada pasada. Los problemas es la pareja de centrales, como es lógico (en el gol de Mané, Chambers no es capaz ni de agarrarle). Alexis como delantero fue un completo desastre y Ramsey no parecía preparado físicamente (20 minutos buenos al principio y lesión).

Se necesita central y delantero, más pronto que tarde, pero viendo las circunstancias tampoco me voy a quejar del partido y del resultado (lo único achacable para mí sería tener un arreón final mayor al estar 3-4).

Aprovechando que lo mencionas, es interesante ver a Fellaini como mediocentro. En el Everton destacó como mediapunta, Moyes no supo sacarle el mismo partido en el United, y al final se lo fue comiendo la competencia. A mí me parece un jugador bastante completo, con carácter, buena técnica, buen golpeo y buen físico, y un más que notable juego aéreo. Si Mourinho pule su posicionamiento táctico y consigue que mejore su capacidad defensiva para que no cometa muchas faltas o al menos sean selectivas, puede ser importante en el equipo. Me gusta también esa opción que te da de apretar al final adelantando su posición para que luche el balón por arriba sin que implique que lo vaya a rifar.
En cuanto al Arsenal, creo que su carencia más seria es la irregularidad de sus centrocampistas, en especial Ramsey y Wilshere. Son dos jugadores de talento innegable, pero es cierto que el galés pega bajones de rendimiento y el inglés, lesiones aparte, es el prototipo de estrella que no acaba de explotar. Por lo demás, sí, necesitan un central de garantías y un delantero que enchufe lo que le echen, pero claro… el mercado está como está.

coincidimos todos

sigo sin entender que wenger (porque hace y deshace a su antojo) fiche mil centrocampistas y mediapuntas, cuando ya tiene un centenar, y no se gasta el pastizal que tienen (porque ya llevan varios años gastando mucho dinero, no vale la escusa de hace años que estaban pagando el campo y no tenian pasta), en un delantero centro y central de nivel top, que ganen partidos, porque es imposible pelear la premier y la champions sin gente deperminante en ambas areas… ya dieron el primer paso con cech, pero hay se pararon

y tiene pinta que este año ficharan otro mediaputna por 50 kilos, ver para creer

del pool, pues es lo que me encanta de kloop, el heavy metal, rapidez y verticalidad, y lo mejor es que contagia a todo el mundo, jugadores, aficion y prensa, y que mejor equpo para llevarlo a cabo que los reds

lastima ganen la premier, cosa dificil, con una plantilla muchisimo mas barata que el resto, pero tienen el alma, a kloop, la razon y la ilusion

Deja un comentario

*