Schürrle para ‘financiar’ a Cuadrado

Cuadrado Colombia Focus

Ya lo había advertido Jose Mourinho en las últimas semanas: el Chelsea solo realizaría contrataciones en este mercado invernal si antes salía algún jugador de la plantilla. Finalmente es Juan Cuadrado quien aterriza en Londres para reemplazar a André Schürrle, que hace las maletas con destino a Wolfsburgo. Schürrle, cuya posición principal en la Premier League había sido la de extremo derecho, deja una vacante en el vestuario blue precisamente para ser ocupada por un futbolista que, en principio, firma con el Chelsea debido a su condición de extremo diestro. Además, el egipcio Mohamed Salah ha formado parte de las negociaciones entre la Fiorentina y el Chelsea, por lo que los ingleses pagarán cerca de 35 M € al conjunto de Florencia e incluyen la cesión de Salah en la operación.

Más de 200 millones de euros recaudados en un año

El Chelsea repite por quinta vez en los últimos doce meses una jugada brillante desde el punto de vista financiero para la entidad: traspasar por más de 20 millones de euros a un futbolista que no forma parte del once habitual de Jose Mourinho. David Luiz, que no era fijo para Mou, se fue al Paris Saint-Germain por 50 millones de euros; Juan Mata fue traspasado al Manchester United por 45 M €; Romelu Lukaku dejó 35 M € en las arcas de Stamford Bridge gracias al Everton; el Wolfsburgo desembolsa ahora más de 30 M € por André Schürrle después de que el propio club alemán pagase alrededor de 20 M € por Kevin De Bruyne hace exactamente un año. Esto supone cerca de 190 millones de euros recibidos por el Chelsea en tan solo un año a cambio de cinco piezas de banquillo, una cantidad que supera los 200 M € al considerar también las ventas de Demba Ba al Besiktas, de Patrick Van Aanholt al Sunderland y de Ryan Bertrand al Southampton. Todo esto en unos meses en los cuales los blues han liberados cargas importantes en su partida de salarios: Lampard, Torres, Cole o Eto’o.

Artículo relacionado: “¿Quién es Marina Granovskaia?

Ese club etiquetado en su momento -en los primeros años de la era Abramovich- como una especie de despilfarrador del fútbol europeo, de equipo que gastaba en fichajes mucho más de lo que recibía, ha cambiado. El Chelsea trabaja permanentemente con el ‘Financial Fair Play’ en la mente. De hecho, el protagonismo creciente de Marina Granovskaia en las últimas campañas tiene que ver con esto, con el interés del Chelsea en hacer las cosas bien y con su habilidad para realizar ventas importantes que ayuden a contrarrestar el hecho de que los blues facturen una cantidad de dinero bastante inferior a la de Real Madrid, Manchester United, Bayern Munich, Barcelona o Paris Saint-Germain.

Artículo relacionado: “Los clubes que más ingresaron en el ejercicio 2013/14”

El Chelsea gana un extremo puro

Esa parece la finalidad de esta incorporación: la de añadir un especialista de banda a la plantilla blue. Como hemos apuntado anteriormente, Schürrle ha actuado mayoritariamente en Inglaterra ocupando el extremo derecho. Jose Mourinho consideraba el de extremo izquierdo el rol ideal del futbolista alemán, la zona en la que mejor rendía, pero únicamente le ha podido entregar esa demarcación cuando Eden Hazard ha descansado o ha causado baja, es decir, muy pocas veces en este año y medio de André como blue. El caso es que el Chelsea se desprende de una pieza con polivalencia para incorporar a un jugador que ha explotado en el fútbol italiano en el carril derecho. El equipo pierde cierta capacidad goleadora y gana en otras facetas del juego. No obstante, el rendimiento de Schürrle, exceptuando su gran tarde en Craven Cottage, no ha sido excepcional: 14 goles con el Chelsea en 65 partidos (3005 minutos jugados).

A priori, Juan Cuadrado no recala en Stamford Bridge para ser lateral -salvo en contadas ocasiones o en situaciones de necesidad en las que el equipo necesite remontar-, ni tampoco carrilero derecho -no existe ese rol en un Chelsea que nunca actúa con tres zagueros centrales-, por lo que su hábitat ha de ser estar en el extremo derecho. En cuanto a nivel técnico, no mejorará la categoría que pueden ofrecer Oscar, Willian, Cesc o Hazard -jugadores más asociativos-. Sin embargo, su rapidez y su verticalidad pueden ayudar al Chelsea a abrir el campo, a que el equipo pueda atacar con profundidad por ese costado (Ivanovic+Cuadrado) y a que la gente del carril central (Cesc, Oscar, Costa) o el dueño del lado opuesto (Eden Hazard) estén más liberados y dispongan de más espacio gracias a la atención que genere el colombiano.

El abanico de opciones para Jose Mourinho en la banda derecha será importante, especialmente de cara a los partidos más complicados: la calidad de Willian, la verticalidad de Cuadrado o el trabajo de Ramires.

Cuadrado Fiorentina Calcio Mercato

Juan Cuadrado ha militado dos años y medio en las filas de la Fiorentina (Foto: Calcio Mercato)

Cuadrado adelantó su posición progresivamente en Italia

Juan Cuadrado, 26 años, llegó de la mano del Udinese en 2009 a Italia, donde apenas jugó hasta que fue cedido al Lecce en 2011. Pese a la reacción en la segunda vuelta, no pudo evitar el descenso aquella temporada el Lecce, pero el futbolista colombiano llamó la atención con su buen rendimiento en el Stadio Via del Mare. A las órdenes de Serse Cosmi, Cuadrado comenzó a marcar diferencias: más por su recorrido ofensivo que por sus aptitudes defensivas, como carrilero derecho en una defensa con tres centrales.

Cuadrado se trasladó en 2012 a Florencia, donde mantuvo su rol de carrilero derecho en inicio de la ‘era Montella’ hasta que el técnico italiano valoró la posibilidad de que el colombiano adelantase su posición, reduciese sus obligaciones defensivos y se centrara en jugar en campo contrario. Es ese el momento en el cual Montella modifica su dibujo táctico y Cuadrado inicia una nueva etapa como extremo derecho en el 4-3-3 de la Fiore, demarcación en la que ha actuado mayoritariamente desde la primavera de 2013, tanto en su club como en la selección colombiana. Cuadrado, por tanto, pasó primero de ser un simple lateral derecho -de corte ofensivo- a ser un destacado carrilero derecho, siempre de vocación ofensiva. Para afianzarse posteriormente como un extremo derecho que puede ocupar cualquier posición en ataque. De hecho, ha sido empleado por Montella tanto de extremo izquierdo, como de segundo punta o incluso falso ‘9’ en algunas ocasiones.

El Wolfsburgo suma otro refuerzo internacional

El Wolfsburgo, segundo actualmente en la clasificación de la Bundesliga, sueña con cosas grandes. Como mínimo, aspira a clasificarse para la próxima edición de la Champions League y, si es posible, a alcanzar el subcampeonato por detrás del intratable Bayern Munich. Dieter Hecking dirige al equipo desde hace dos años, un periodo en el que el Wolfsburgo ha necesitado desembolsar 70 millones de euros para incorporar tres refuerzos de lujo: André Schürrle, Kevin de Bruyne y Luiz Gustavo. Además, han firmado a algunos otros futbolistas internacionales con sus respectivas selecciones, como Josuha Guilavogui (cedido dos temporadas) o Sebastian Jung.

Schürrle aterriza en un equipo que actualmente funciona, que acaba de golear (4-1) al todopoderoso Bayern Munich y que mantiene una considerable ventaja con respecto al tercer clasificado de la Bundesliga. Nadie duda que André se ganará un puesto en el once de Dieter Hecking, pero le corresponde precisamente al entrenador germano resolver en qué puesto usará al ex-futbolista blue. Lo más factible parece que Schürrle se desenvuelva como ‘9’ hasta el mes de mayo y que el club trate de firmar en verano un delantero centro -como ya intentó el pasado verano-, en ese momento Schürrle podría pasar a jugar como extremo izquierdo o derecho en la línea de tres mediapuntas. El once tipo de Hecking, cuyo equipo compite también en la Europa League, puede ser el formado por: Benaglio; Jung, Naldo, Knoche, Ricardo Rodriguez; Guilavogui, Luiz Gustavo; Vieirinha, De Bruyne, Perisic; Schürrle. Con Maximilian Arnold, tras su deslumbrante actuación frente al Bayern, como jugador número 12 de la plantilla o incluso tratando de entrar en el once tipo.

La realidad es que André Schürrle únicamente ha sido el ‘9’ titular del Chelsea en 2 de los 65 partidos que disputó con la escuadra inglesa (en Old Trafford en agosto de 2013 y en el Parque de los Príncipes en abril de 2014). André, por tanto, tendrá que iniciar un pequeño proceso de adaptación si Hecking considera que debe ser el delantero centro del conjunto de la Volkswagen. Schürrle vuelve a su país tras un año y medio en la Premier League, y regresa convertido en el tercer fichaje más caro de la historia de la Bundesliga, únicamente superado por Javi Martínez (40 M €) y Mario Götze (37 M €).

Schurrle Alemania Focus

André Schürrle, campeón del mundo con Alemania, refuerza la plantilla del Wolfsburgo (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Pues yo creo que un delantero como Dost debería ser titular en el Wolfsburgo. Sus caracteristicas se ajustan a la perfección a la Bundesliga. Hay opciones de la vuelta de Dzeko en verano? Serian un equipo peligroso..

Deja un comentario

*