Silva empuja en un partido complicado

Silva Manchester City Focus

En el mejor momento de su carrera, con la llamada de la selección para el Mundial a la vuelta de la esquina, en el campo de uno de los mejores equipos de Inglaterra, Jay Rodríguez apoyó mal la rodilla y el drama se hizo evidente: sus compañeros avisaron a los médicos mientras otros como Lovren se llevaron las manos a la cabeza. Había sido la temporada de su confirmación, una de las grandes revelaciones del año. La lesión parecía grave. Jay Rodríguez no pudo seguir jugando. Que el Southampton fuese mejor durante toda la primera mitad fue algo que pasó a un plano secundario: no se jugaban nada en liga más allá del orgullo de sus futbolistas que optan a ir a la cita mundialista. Y, a pesar de todo, el Manchester City se las apañó para sentenciar antes del descanso sin apenas tocar el balón. Terminó ganando 4-1 por la inercia ganadora de los locales antes de visitar Anfield y con dos decisiones arbitrales -un penalti y un fuera de juego- que Pochettino criticó duramente.

“El 3-1 del descanso no refleja lo que fue el primer tiempo”, Pellegrini.

“Las decisiones del penalti y del segundo gol matan el partido. Prefiero no repetir lo que le dije al árbitro al final del partido”, Pochettino.

Jay Rodríguez Southampton FocusJay Rodríguez cayó lesionado antes de llegar a la media hora (Foto: Focus Images Ltd)

El Southampton sabe jugar muy bien

Desde el minuto 2, momento en el que Yaya Touré transforma un penalti evitable cometido por Lovren, el Southampton hizo lo que quiso hasta el descuento de la primera mitad, momento en el que otros dos goles del City sentenciaron el encuentro. En todo ese tiempo se vio por qué el Southampton de Pochettino ha sido la gran sorpresa de la temporada: saben tener el balón, moverlo con peligro y tienen jugadores desequilibrantes. Brilló especialmente Cork en el centro del campo, jefe de todo y de todos, con Schneiderlin a su lado, Davies en la derecha, y el tridente de oro en las otras tres posiciones de ataque. Cork no fue titular en el primer tramo de temporada, cuando Schneiderlin y Wanyama eran inamovibles, pero con el paso del tiempo, su soltura, su visión de juego, su pausa con la pelota y su buen posicionamiento le han convertido en indiscutible. Sigue quedando la duda, sin embargo, cuando uno mira al rendimiento defensivo del Southampton: falta al menos un central, un portero de garantías (Gazzaniga, tercer guardameta ante las ausencias de Boruc y Davies, falla en dos de los cuatro goles) y recambios para los de arriba.

“Me quedo con los primeros 45 minutos porque fuimos superiores a un equipo que opta a ganar la Premier League”, Pochettino.

“Fueron muy diferentes los primeros 45 minutos y los segundos. En la primera mitad no recuperamos la pelota frente a un equipo que tuvo mucho el balón y que lo sabe mantener”, Pellegrini.

Los mediapuntas, claves

Lallana pasa por un momento muy dulce, aunque no tan bueno como el de Silva. Por partes. El inglés destacó durante todo el primer tiempo. Tenía hueco para recibir entre líneas, sobre todo a espaldas de una pareja formada por Fernandinho y Yaya Touré que acostumbra a ser vulnerable ante mediapuntas técnicos que saben buscar su espacio para recibir el balón. “No tuvimos cuidado al juntar las líneas. Todos los jugadores rivales tenían tiempo para recibir y para crear“, explicó Pellegrini. Sin embargo, Lallana desapareció en la segunda mitad y se notaron sus carencias: falta de intensidad y debilidad en todos los balones divididos. Mientras tanto, aunque Silva fue clave en el primer gol del Manchester City (minuto 2), fue en la segunda mitad cuando más lució. El canario atraviesa una racha de rendimiento fantástica. Desde que Pellegrini ha optado por alinear sólo a un delantero (y no a dos, como en los primeros meses de curso), Silva ejerce de mediapunta en solitario con múltiples opciones de pase en cada jugada: las dos bandas y el delantero. Y se está saliendo como el que más.

Silva Manchester City FocusSilva fue elegido mejor jugador del partido (Foto: Focus Images Ltd)

La crisis de Negredo

Ya son 13 los partidos consecutivos que lleva Negredo sin ver portería, si bien la mayoría de ellos los ha jugado entrando desde el banquillo. El hecho de que Pellegrini haya cambiado su sistema a un 4-2-3-1 ha perjudicado al punta español, que además ve cómo Dzeko sigue aumentando su racha goleadora: no sólo marcó ante el Fulham y el Southampton sino que fue el autor de los decisivos goles en el triunfo ante el Manchester United en Old Trafford. Además, hay una cuestión de confianza: tuvo dos clarísimas en el segundo tiempo y falló en ambas. Eran dos mano a mano. En uno estuvo muy lento y le llegó el central y en el segundo no supo definir ante Gazzaniga, a pesar del aliento de ánimo de la grada. Negredo lleva 23 goles esta temporada, 9 de ellos en la Premier League, pero ese buen momento que atravesó a comienzos de curso y que parecía que le iba a asegurar una plaza en el Mundial cada vez es más cosa del pasado.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Gazzaniga, mostrando una vez más el nivel real de los porteros argentinos en competiciones de alto nivel. Salvaría a día de hoy a Willy Caballero, y eso que no es, ni de lejos, el de la pasada temporada, y menos aún el de la anterior.

Inexplicablemente, Sabella sigue llamando para la albiceleste a Orión y Romero.

Pero oye, un DT que se deja fuera a Tévez (determinante para la Juve), le da el mando en la medular a Gago, no se molesta en probar a Enzo Pérez en el mediocampo, o no tiene a Mussacchio como fijo en sus listas… pues eso, que ahí va.

Argentina no va a nada al mundial. Solo con delantera y Dí Maria no se avanza ni a octavos de final un torneo de máxima competición.

Deja un comentario

*