Sin 9 pero con Bale

El pasado miércoles cumplió André Villas-Boas su primer año al frente del Tottenham Hotspur, después de una temporada en la que la entidad no alcanzó ninguno de los objetivos marcados (ni clasificación para la Champions, ni título alguno logrado) y tras un mes de junio en el que el interés del Paris Saint-Germain en contratar al entrenador portugués puso en peligro la continuidad del proyecto iniciado el pasado verano. Un proyecto cuyos resultados -por debajo de lo deseado- contrastan con la buena gestión en el mercado de fichajes: por una cantidad ligeramente superior a 60 millones de euros el Tottenham ha firmado en este tiempo a Lloris, Vertonghen, Dembele y Paulinho, cuatro piezas que deben formar parte durante varias temporadas del esqueleto del equipo.

El último en llegar, el centrocampista brasileño, es la primera contratación de los spurs en el presente mercado veraniego. No será el último. En cualquier caso, el futuro de Gareth Bale será lo que marque el rumbo a corto plazo de la entidad de White Hart Lane. Con Bale se puede, y se debe, soñar con la Champions League o con conquistar algún título, ya sea la Europa League o alguna de las dos copas inglesas. Traspasar al galés sería perder al jugador más valioso de la última edición de la Premier y cuesta imaginar a los spurs acabando entre los cuatro primeros sin Bale. Continúe o no en Londres el futbolista zurdo pretendido por el Real Madrid, la necesidad del Tottenham de reforzar la delantera parece evidente. Decepcionó Emmanuel Adebayor a las órdenes de Villas-Boas, mientras que Jermain Defoe, que cumplirá 31 años en breve, no puede cargar con tanta responsabilidad ofensiva como durante el último curso.

Con Hugo Lloris bajo los palos, Jan Vertonghen como uno de los mejores defensas de la liga inglesa, con Paulinho y Dembele en el centro del campo, unido a la presencia de Bale en tres cuartos de campo, la columna vertebral está ya edificada. El siguiente paso para elevar el nivel de la plantilla ha de ser firmar un delantero centro, demarcación con la que la dirección deportiva del Tottenham, dirigida desde el mes de junio por Franco Baldini, ya ha flirteado en varias ocasiones. Una vez descartados Aubameyang y David Villa, la lista de futuribles delanteros centro de los spurs podrían incluir nombres como los siguientes [opinión, en ningún caso información]: Benteke, Damiao, Higuaín, Muriel, Jackson Martínez, Soldado, Doumbia, Lacina Traoré, Demba Ba, Stefan Kiessling o Burak Yilmaz.

Puestos a perfeccionar la plantilla, pensarán André Villas-Boas y Franco Baldini que quizás un lateral zurdo mejor que Benoit Assou-Ekotto y Danny Rose podría estar bien, igual de bien que estaría ampliar el fondo de armario, algo que permita al Tottenham no sufrir tanto como cuando durante la última campaña Bale, Defoe y Lennon cayeron lesionados al mismo tiempo. Pero lo primordial tiene nombres y apellidos: Gareth Bale y un delantero centro. Será todo un éxito si el club del norte de Londres logra disponer de ese tándem a partir del 1 de septiembre. No tanto si no llega el anhelado ‘9’ y directamente calificado como “gran decepción” si se marcha el jugador de Gales. La oscilación entre una cosa y otra es enorme.

11tottenham

Foto de portada: micheldf

Related posts

6 comments

crees que cambiara el esquema a un 4-3-3? Me sobra un mediocentro y el problema que se le sigo viendo es la de salir con el balón jugado y crear ocasiones desde atrás , donde ya tuvo problemas el año pasado. Si no cambia el esquema y sigue con el 4-2-3-1, que jueguen bale y holtby y realicen esas tareas va a ser clave. Creo que de los 9 que mencionas las mejores opciones para ellos pasan por Jackson o soldado.
Me consta que ha soldado le estuvieron viendo el año pasado en mas de un partido.

La cuestión aquí es que no termino de ver a Dembele y a Paulinho sin un mediocentro por detrás. Veo más probable que Villas-Boas sacrifique a alguien como Holtby para meter así a Sandro por detrás del belga y del brasileño. Pero vamos, que ninguna certeza.

Con un delantero tan malo Jermain Defoe no vas a ningún lado. Higuain creo que sería la mejor opción. Y no creo que Dawson sea ninguna maravilla tampoco. O firman un 9 de garantías, u otro año 5º.

Benteke, Jackson y Soldado serian los mejores por lo visto ultimamente. El problema aparte de ello es retener a Bale y ver que pasa luego. Eso sería para mí donde el Tottenham deberia enfocarse.

Deja un comentario

*