Sin antídoto para Kane

Kane Tottenham Focus

Le llaman ‘HurryKane’ (hurricane, huracán en inglés), es el delantero de moda en el fútbol inglés y ese huracán volvió a sacudir con fuerza este sábado en el norte de Londres, casi con la misma fuerza con la que había golpeado al Chelsea hace poco más de un mes. En aquella jornada de Año Nuevo, Harry Kane deslumbró con sus dos goles y dos asistencias frente a los blues, lo que le otorgó la consideración de MVP aquella tarde, un MVP que hay que volver a entregárselo tras lo realizado frente al Arsenal. Un doblete del dorsal número 18 de los spurs supuso la remontada ante el rival vecinal. ‘HurryKane’ en estado puro.

De Kane ahora mismo hay que destacar principalmente dos aspectos. Por un lado, lo más ilustrativo: sus números. 22 goles en todas las competiciones le convierten en el jugador del fútbol inglés con más balones enviados al fondo de la portería durante este curso, por encima de figuras como Agüero, Costa o Alexis. Estos 22 goles (12 en la Premier, 7 en la Europa League y 3 en la Capital One Cup) hacen prever que está en el camino adecuado para superar la sobresaliente cifra de 30 tantos esta campaña.

La segunda faceta de Kane que merece reconocimiento en las últimas semanas es su habilidad para marcar diferencias en los días importantes, para resolver en el área rival cuando el líder de la Premier visita White Hart Lane o en un derbi del norte de Londres ante el Arsenal. Son citas en las que no falla Harry, que frente a los gunners dio sensación de peligro casi desde el minuto inicial: con sus movimientos fuera del área, con sus acciones con el balón controlado y, por supuesto, con su faceta de killer dentro del área. Una maravilla de delantero, del que disfrutan en el Lane -esta semana ha ampliado su contrato hasta 2020-, al que sufren el resto de clubes de la liga inglesa y al que pronto aprovechará Roy Hodgson en el combinado nacional.

Tottenham Hotspur v Arsenal Barclays Premier League

Un remate de cabeza de manual (Foto: Focus Images Ltd)

“El Tottenham tuvo intensidad y fuimos dominados en el centro del campo”, reconoció Arsène Wenger en su rueda de prensa. “Defendimos bien pero lo que producimos ofensivamente no fue suficiente”, añadió el técnico francés, que adoptó de nuevo un planteamiento conservador en una salida complicada, como había hecho un par de semanas antes frente al Manchester City o en este mismo estadio la temporada pasada. La intención del Arsenal fue clara desde un inicio: ceder el esférico al Tottenham, no exponerse a los contragolpes de los spurs, mantener las líneas juntas y tratar de salir en pocos toques. Esa actitud de repliegue requería de una efectividad importante en los metros finales, algo que demostraron los gunners antes del descanso con un gol de Mesut Özil en el único remate del equipo entre los tres palos en la primera mitad.

Por segunda semana consecutiva, Wenger no pudo contar con Alexis Sánchez, que hizo todo lo posible por recuperarse a tiempo para el derbi, pero que tendrá que esperar previsiblemente al próximo martes para reaparecer. Sin Alexis, la única diferencia en el once gunner con respecto al conjunto que goleó al Aston Villa seis días antes fue la incorporación de Danny Welbeck en el terceto ofensivo, en detrimento de Theo Walcott. Al contrario de lo que se podía esperar, Welbeck destacó más por su aportación en campo contrario -suya fue la jugada que derivó en el 0-1 de Özil- que por sus ayudas defensivas, algo en lo que generalmente el inglés se maneja bien y donde, sin embargo, no estuvo acertado en White Hart Lane: sus dificultades para seguir a Danny Rose por la banda izquierda de los spurs hicieron de Rose una de las grandes amenazas del Tottenham antes del descanso.

El crecimiento del Tottenham en la segunda mitad, en su intento de remontada, llevaba ligados varios elementos. Por un lado, aumentaban los problemas de David Ospina bajo los palos. Por otra parte, los spurs jugaban cada vez con mayor comodidad, más cerca del área rival y logrando algo vital: reducir la influencia de futbolistas como Santi Cazorla, Mesut Özil o Aaron Ramsey en el encuentro. El centrocampista asturiano, que vive un estado de forma excelso, pasó inadvertido por el césped de White Hart Lane, condicionado por la ubicación más retrasada que le correspondió en el dibujo táctico del Arsenal -muy cerca de Francis Coquelin y a la altura de Ramsey- e incapaz de prolongar las posesiones de balón de su equipo cuando se recuperaba el esférico. Cazorla, Giroud o Ramsey completaron muy pocos pases en campo contrario y la inercia del partido (23 disparos del Tottenham, por los 7 del Arsenal) inclinaba el campo hacia el área de Ospina, inseguro en la acción a balón parado que permitió a Kane igualar el marcador y que poco pudo hacer más tarde cuando el fantástico ariete inglés ganó la posición a los zagueros en el área, se elevó en el cielo de Londres y ejecutó un remate de cabeza de manual.

Si alguien hizo méritos para que el Tottenham derrotase al Arsenal, ese fue Harry Kane. Sus dos tantos y el triunfo colectivo fueron el premio a una nueva actuación sobresaliente de un delantero que sigue creciendo. ¿Cuánto le queda por crecer futbolísticamente? Esa es la gran pregunta que algunos nos hacemos ahora. De momento, ni el Chelsea, ni el Arsenal tienen antídoto para Harry.

FIL TOTTENHAM ARSENAL 016

Arsène Wenger perdió por sexta vez en su carrera frente al Tottenham (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

Yo también creo que Bamford lo tiene complicado, aunque tiene unas condiciones muy buenas. Pero es que encima va a tener un camino complicado como el Chelsea no cambie en cuanto a darle algo de regularidad (en el primer equipo) a su excelente cantera, hasta ahora solo parece que da alguna oportunidad ocasional y miles y miles de cesiones. Y esa oportunidad de jugar en el primer equipo es precisamente lo que le ha permitido a Kane explotar o a Bentaleb o Mason parecer buenos jugadores para el futuro.

¿Cuál crees que será el rol de Gabriel Paulista en el Arsenal? ¿Lo ves para ser titular teniendo en cuenta que ha costado 20 millones de euros?

Deja un comentario

*