Sin apenas tiempo para deshacer las maletas

Arsenal Ozil

Durante la noche del 2 de septiembre se hizo oficial: el Arsenal contrataba a Mesut Özil. Muy pocos podían imaginar días antes que algo así ocurriría, que los gunners lograrían firmar a una de las estrellas del Real Madrid y que el Arsenal materializaría el segundo fichaje más caro de la historia de la Premier -aunque ya había avisado seriamente ofreciendo 47 M € por Luis Suárez y demostrando esa ambición-. Mesut de nombre, Özil de apellido y ‘Mesías’ como segundo apellido. Así llegaba el internacional alemán al norte de Londres. La afición del Emirates necesitaba echar la vista bastantes años atrás para recordar un fichaje tan ilusionante. Su contratación se cerró en Alemania, donde el jugador se encontraba concentrado con su selección para disputar dos partidos.

Recapitulemos. Özil cambió de equipo, de país y de liga con la temporada ya iniciada. Como consecuencia del mencionado parón de selecciones, su primer entrenamiento con sus nuevos compañeros no se produjo hasta el jueves 12 de septiembre. Al día siguiente acudió a London Colney, ciudad deportiva gunner, con una gripe que le impidió entrenar. Viajó a Sunderland y fue titular en una tarde en la que los planes no eran esos: Arsène Wenger reconoció que si Santi Cazorla no hubiese causado baja de última hora, Özil hubiese empezado en el banquillo. Porque acababa de llegar, porque se había perdido la sesión del día anterior por gripe y porque, en definitiva, únicamente había entrenado una mañana con sus compañeros. Ninguna de estas cosas fue un impedimento para que Mesut diese su primer pase de gol en la Premier League tras 10 minutos. Fueron 600 segundos los que transcurrieron desde el pitido inicial en Sunderland hasta la primera asistencia en la liga inglesa. La semana siguiente, más. Özil aterrizó en Londres y, casi sin tiempo para deshacer las maletas, se puso a repartir asistencias. Primera vez que Özil pisaba el césped del Emirates, que presenció otros dos pases de gol del germano. Diez días más tarde, ya a comienzos de octubre, era el Nápoles quien visitaba Londres, esta vez con una primera mitad estelar del Arsenal, que arrolló por momentos a un equipo de Rafa Benítez que era líder entonces de la Serie A. 2-0 con un tanto y una asistencia de Özil.

Tras el parón de selecciones de octubre, John Ruddy, guardameta del Norwich, encajó dos goles de Özil. Desde entonces, el brillo del mediapunta alemán se ha apagado repentinamente. El Arsenal encaró su particular Tourmalet (vs Dortmund, vs Liverpool, at Dortmund, at Man United) y no lo superó con mala nota, a pesar de que Mesut apenas hizo acto de presencia. Quizás por ahí puedan sacar en Londres una lectura positiva de la irregularidad del jugador: sin un gran Özil, el Arsenal no ha perdido el liderato en el último mes ni en Premier League, ni en Champions. Necesario para el Arsenal es que este bajón en el rendimiento del alemán sea pasajero. Tan necesario como comprensible es que sus primeras once semanas en Inglaterra no hayan sido exhibición tras exhibición. Apenas dispuso de tiempo para deshacer las maletas.

Walcott ha estado dos meses de baja (Foto: Focus Images Ltd)
Walcott ha estado dos meses de baja (Foto: Focus Images Ltd) 

Este sábado el líder recibe al tercer clasificado de la Premier. El Southampton se ha ganado por méritos propios la etiqueta de revelación del campeonato y puede hasta soñar con el liderato en esta jornada. Ya recuperado de una lesión que le ha tenido dos meses de baja, regresará Theo Walcott, que puede tener algunos minutos y que tendrá, a diferencia de la temporada pasada, mucha más competencia para entrar en el once titular. Walcott fue con 21 goles el máximo goleador del Arsenal 2012-2013, lo que no es un detalle menor. Theo’s back.

La última vez que pisó el césped fue en Sunderland, el mismo día que Mesut Özil debutaba. La capacidad técnica y pasadora del alemán pueden encontrar un gran aliado en la velocidad del extremo inglés. En aquellos primeros 45 minutos en el Stadium of Light, sendos pases de Özil dejaron tres veces solo a Walcott delante de la portería. ¡Tres! Falló las tres ocasiones. Si recupera el acierto y las buenas cifras goleadoras del año anterior, Walcott será un recurso indiscutiblemente útil para el Arsenal, un futbolista diferente a otros centrocampistas como Cazorla, Wilshere, Rosicky, Özil, Arteta o Ramsey. Hablamos de una sociedad Walcott-Özil que puede ser clave para el devenir de la temporada gunner y para que un futbolista partiendo desde el extremo derecho aporte una interesante cantidad de goles.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

8 comments

Partimos de la base de que a medida que vayan regresando los lesionados (Walcott, Podolski, Oxlade), habrá más rotaciones. Para que entre Walcott -y una vez que entre, él tendrá que ganarse el puesto-, se caería Arteta/Flamini. Solo uno de ellos junto a Ramsey, Walcott derecha, Ozil MP, Cazorla/Wilshere izq. Y en partidos como el de Nápoles: Arteta-Flamini; Ramsey, Ozil, Walcott/Cazorla/Wilshere; Giroud.

a cazorla no deberia quitarlo deberian jugar asi:

———ramsey——–flamini

walcott——–ozil—–cazorla

————-giroud————-

No veo a Wenger quitando a Arteta del 11 titular, sobretodo en partidos importantes de Premier y en Champions. Y me parece lógico además, Arteta es de los más regulares, cumple siempre y es el capitán.

Pienso que el hecho de que los tres lesionados sean los tres que aportan diferentes características al ataque gunner es algo que ha perjudicado bastante en algunos partidos como Dortmund en casa y United. Quitando Gnabry no había nadie que pudiera aportar distintas soluciones al juego de toque de siempre, y en partidos como les mencionados se ha notado a la hora de buscar el empate. Ahora que empiezan a recuperarse veremos un equipo más versátil y mucho más competitivo. Emociona.

El madridismo se vino abajo con la venta de Mesut Özil. Pero el paso adelante que dio Ángel Di María lo cambió todo.

Deja un comentario

*