Sin goles pero con Rooney

El partido estrella de la segunda jornada de la Premier League terminó en un gris empate a cero. Ni Manchester United ni Chelsea crearon excesivo peligro ni fueron capaces de batir al guardameta rival. Sin embargo, el encuentro de esta noche dejó bastantes detalles. Por ejemplo, después de no jugar de inicio en los dos primeros partidos oficiales, hoy Rooney fue titular. Además, Mourinho sorprendió con su alineación y mantuvo a De Bruyne en la banda derecha, como en el debut liguero ante el Hull, y apostó por Schürrle en punta.

Alineaciones del Manchester United-Chelsea
Alineaciones del Manchester United-Chelsea

En los primeros minutos parecía que el Chelsea era el conjunto que se encontraba más cómodo. El equipo de Mourinho logró que en el tramo inicial del encuentro el Manchester United no conectara con sus centrocampistas sin necesitar una presión demasiado intensa. Simplemente evitaba que Carrick y Cleverley recibieran con facilidad y cedía metros a los centrales. Sin embargo, el United poco a poco se fue entonando. Sobre todo gracias a un buen inicio de Wayne Rooney, que se mostró muy activo y comprometido con los suyos. Lo peleó todo, como siempre ha hecho, como si quisiera desmentir todos los rumores que existen sobre su continuidad en el club. Le faltó acierto, pero compareció desde el primer minuto hasta el último.

En cualquier caso, Rooney entró en contacto a menudo con el balón y poco después, Welbeck y van Persie empezaron a participar y generar peligro. El “19” del United apareció a menudo por dentro y se movió bastante a lo largo del partido, aunque no intervino tan atrás como Giggs en Swansea o en la Community Shield. No obstante, fue suficiente para dejar varias combinaciones entre los tres futbolistas más ofensivos del cuadro local. En cambio, el Chelsea, que en los primeros minutos se había acercado al área de De Gea tras rápidas combinaciones mal finalizadas, se fue echando hacia atrás y acabó muy replegado en su campo.

El United encerró al Chelsea en el tramo final del primer tiempo y apenas lo dejó salir. Aunque, pese a buscar internarse en el área blue, los de Moyes tampoco crearon demasiado peligro. Cech intervino bastante poco y los centrales despejaron prácticamente todos los centros laterales. Las pocas ocasiones de los red devils se toparon con alguna pierna rival o se marcharon fuera. Tras el descanso el encuentro siguió la misma dinámica, pero la sólida defensa del equipo de Mourinho resistió.

Old Trafford Gradi

No obstante, al Chelsea le seguía costando muchísimo salir de su campo, tomarse un respiro y acercarse al área de David De Gea. Avanzada la segunda mitad entró Fernando Torres por De Bruyne, muy de más a menos durante el partido, y el guion fue cambiando paulatinamente. Las fases de dominio de ambos equipos se alternaron, pero las ocasiones seguían siendo escasas. Cuando uno de los dos equipos perdía el balón, o bien el rival desaprovechaba el contraataque o bien aparecía algún defensor para cortarlo en el último instante. El partido se rompió, pero nadie fue capaz de desequilibrar el marcador, en gran parte porque los centrales de ambos equipos jugaron mucho mejor que los atacantes. En los últimos minutos Rooney lo intentó desde lejísimos y obligó a Petr Cech a hacer la mejor parada del partido, algo que tampoco era muy difícil si vemos que sólo tres de los 13 disparos del Manchester United fueron a portería.

Como encuentro parejo que fue, ni uno de los dos fue muy superior al rival ni generó mucho más peligro. El Chelsea saca un empate de un campo difícil como Old Trafford y el Manchester United se marcha sabiendo que con Moyes seguirá compitiendo estos partidos y que con un poco más de trabajo y rodaje los podrá ganar. Queda mucha Premier por delante. Muchísima.

Related posts

2 comments

En mi opinión, muy rácano y cobarde el planteamiento de Mourinho. Su planteamiento y la inoperancia del ManU han convertido el que podría haber sido un partidazo en una maratón de bostezos.

Sí, el hecho de quedar 0-0 y además, no haber tenido demasiadas ocasiones, dejo un regusto amargo de un partido que sí que tuvo tensión. Un 10 para Rooney. Si se quería ir, no lo demostró, lo dio todo.
Es curioso. El United parece que debería de bajar sin Ferguson y quizás sin Rooney. El Chelsea con un defensivo Mourinho perderá muchos puntos fuera de casa. El City ya comienza perdiendo! El Arsenal tres cuartos de lo mismo. Promete ser una Premier disputada, aunque como uno se escape mucho, puede acabar siendo poco emocionante…

Deja un comentario

*