Sin intensidad blue en St. James’ Park

Arsenal v ChelseaCapital One Cup

Desveló Steve Holland, ayudante de José Mourinho, el pasado martes parte de la charla técnica previa al enfrentamiento ante el Arsenal en la Capital One Cup. Mou había pedido a los once titulares en el Emirates que le diesen problemas a la hora de confeccionar la alineación en Newcastle. Es decir, que se reivindicasen y demostrasen que los teóricos suplentes merecían más minutos.

Arsenal v Chelsea Capital One Cup

Foto: Focus Images Ltd.

Sea con motivo del rendimiento contra el Arsenal o por meros motivos de rotaciones, dos fueron las novedades con respecto al once que venció al Manchester City en la anterior jornada: David Luiz en lugar de Gary Cahill y Juan Mata en lugar de André Schürrle.

Puede que no haya en la Premier League un equipo tan irregular como el Newcastle, tan capaz de lo mejor y de lo peor, capaz de ocupar la zona alta de la clasificación en el curso 2011-12 y estar inmerso al año siguiente en la lucha por la permanencia. Así es este Newcastle de Alan Pardew, que hoy dejó una nueva prueba de ello: defendió mejor que en jornadas anteriores y en ataque apareció la calidad del resolutivo y talentoso Loïc Rémy.

Pero antes hay que hablar del Chelsea y de su falta de intensidad. Venía de superar una serie de compromisos exigentes, especialmente el duelo contra el Manchester City, con buena nota. Y esta vez los jugadores blues no estuvieron ni inspirados en el aspecto técnico ni pletóricos en el físico. “Le concedimos (al Newcastle) 45 minutos en la primera mitad propios de un amistoso y solo reaccionamos tras encajar el primer tanto”, declaró José Mourinho en la posterior rueda de prensa. “Merecimos perder. No estoy seguro de que el Newcastle mereciese ganar pero nosotros merecimos perder”, concluyó Mou.

Y lo mereció porque en la segunda parte ocurrió algo distinto a la primera: tras el descanso el Chelsea sí fue inferior al Newcastle, se comenzaron a suceder las ocasiones de gol de ‘las urracas’ y finalmente Yohan Cabaye puso un envío fabuloso a balón parado. Lo remató Gouffran, que se impuso a Branislav Ivanovic.

El defensa serbio fue protagonista de la última modificación táctica de Mourinho, cuando ya Willian, Eto’o y Schürrle habían reemplazado a Mata, Torres y Lampard. Entonces Ivanovic pasó a ocupar la posición de ‘9’, no de forma aislada sino con carácter permanente. De hecho, el serbio no regresó a defender en la secuencia ofensiva en la que Rémy materializó el definitivo 2-0. Asumió un riesgo necesario Mourinho con sus cambios: escasa diferencia existe entre perder 1-0 o 2-0, por lo que el portugués optó por la mejor opción posible, que era jugarlo todo a una carta y buscar por todos los medios el gol del empate. Sin embargo, el partido se le había empezado a escapar antes al Chelsea.

Related posts

1 comments

El partido del Chelsea no ha sido bueno, pero creo que para el empate a 0 no iba mal encaminado y 1 punto en St. James´ Park, tal como está la Premier, no hubiera sido malo. El gol que ha cambiado todo ha sido a balón parado, pero del mismo modo podría haberse decantado el partido en la 1ª parte con el remate de Terry al larguero también en jugada a balón parado. Dicho esto, el arreón del Newcastle en la 2ª parte antes y después del 1-0 ha sido suficiente como para poder decir que su victoria es merecida.

Dos últimos apuntes:

1- 2ª derrota en liga, y de nuevo sin Cahill, que da más seguridad a la zaga que David Luiz… al menos en lo visto hasta ahora.

2- Qué lástima la lesión de Van Ginkel después de una pretemporada muy prometedora. El nivel de Lampard no está siendo ni mucho menos el que debería ser en un jugador indiscutible que juega en un equipo que lucha por ganarlo todo. El problema es que ni Mikel ni Essien pueden hacer el papel de Marco y Mourinho no encuentra alternativa en un puesto que es clave.

Deja un comentario

*