Sin líderes

Norwich City v Swansea CityBarclays Premier League

En la esquina de un córner de Carrow Road. Ahí estaba el Manchester United en el minuto 92′, cuando aún restaban otros dos de añadido y disponían de una falta a favor que, con otros futbolistas sobre el terreno de juego y por no hablar ya de otra época, habrían intentado disparar a portería. El público local les silbaba. Pero a Ashley Young y compañía, tan criticados durante toda la temporada, les daba igual. Al equipo de David Moyes sólo le vale ganar. Conseguirlo en los últimos cinco partidos, sea de la manera que sea, ha sido todo un hito. En Norwich lo hicieron sin Wayne Rooney ni Robin van Persie. Dominados durante buena parte del encuentro. Vencedores con un mísero gol de Welbeck que llegó de casualidad (0-1).

FIL NORWICH FULHAM 052

Chris Hughton no pasa por su mejor momento. (Foto: Focus Images Ltd)

El balón sólo se mueve con velocidad cuando lo distribuye Michael Carrick. Parece que con Tom Cleverley vuelven a formar una pareja que funciona. Pero más allá de esto, a los red devils les queda un mundo para convertirse en un rival temible. Menos cuando carecen de la presencia de Rooney, su líder.

El Norwich no tiene a los líderes lesionados, simplemente no los tiene. Han comprado este verano futbolistas de un nivel notable, principalmente delanteros centro. Pero ninguno de ellos es un líder. Básicamente porque los líderes difícilmente se adquieren en el mercado de fichajes. O son futbolistas que salen de la cantera del propio club o incorporaciones que requieren de un cierto tiempo para perfilarse. Un día Frank Lampard llegó al Chelsea, lo mismo que Vincent Kompany al Manchester City. Pero desde ese momento a erigirse como los futbolistas más importantes de sus equipo pasaron varias temporadas.

En el Norwich, donde Chris Hughton es severamente cuestionado porque no consigue resultados decentes pese a haberse gastado algo más de 20 millones de libras en mejorar la plantilla, ni el entrenador ni sus capitanes inspiran confianza en la afición. Son uno de los pocos equipos de la parte baja que ha sabido tener paciencia con el técnico -aunque más de un día se ha tambaleado- y de momento no se han añadido a la moda de los despidos que parece haberse instalado en la Premier League, pero no por ello son menos exigentes. El proyecto no mira hacia ninguna parte. Esto me lo ha repetido varias veces mi amigo Jake, ferviente seguidor de los canaries y miembro de una familia muy relevante en la historia del club. Su tío, Andrew Anderson, de profesión arquitecto, diseñó el logo del escudo, imponiéndose en una competición organizada por la entidad. Este año hablo menos con Jake después de los partidos porque generalmente el Norwich pierde y no me apetece recordárselo.

Algún destello de Snodgrass, Leroy Fer cuando le apetece, Hooper si marca. Aquí se acaba el Norwich que hemos visto esta temporada y que cada vez se acerca más a los puestos de descenso.

A Pol Gustems también puedes leerle en Diarios de Fútbol

 

Related posts

1 comments

Deja un comentario

*