Súper Alan Pardew

Manager of Crystal Palace, Alan Pardew reacts after Glenn Murray of Crystal Palace (out of picture) scores the opening goal of the Barclays Premier League match at the Boleyn Ground, London
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
28/02/2015

Era casi inevitable que nombre de Alan Pardew fuese el más prominente en el análisis de la visita de su ex equipo, el Newcastle, al estadio de su club actual, el Crystal Palace. Pero el técnico inglés no se contentó con simplemente ser el protagonista por su pasado en el banquillo del Newcastle: quería que el partido tratase de la actualidad y de lo que es capaz su Crystal Palace.

Después de una desilusionante derrota en casa contra el Sunderland (0-1), había dudas sobre la capacidad de Pardew para superar a un rival con el principal objetivo de defender. En aquel choque, dibujó un 4-2-3-1 bastante claro, con Yohan Cabaye y James MacArthur como centrocampistas defensivos, Wilfried Zaha y Yannick Bolasie en las bandas, Jason Puncheon como ‘10’ y Connor Wickham desempeñando el papel de delantero centro. Con este sistema, el Palace luchó para crear ocasiones claras, dejando Wickham aislado contra una defensa bien organizada por Sam Allardyce. Finalmente, un gol oportunista de Jermaine Defoe le dio los tres puntos al Sunderland.

Ante el Newcastle, los ‘eagles‘ tenían una oportunidad de redimirse contra otro conjunto similar: por situarse en el noreste de Inglaterra y por estar en las posiciones inferiores de la clasificación. Quizás de forma sorprendente, Pardew optó por el mismo once que empezó contra el Sunderland, pero la manera en que jugaron fue irreconocible, ya que los sutiles cambios hechos por su entrenador facilitaron esta transformación. Esta vez, Puncheon se trasladó a la banda izquierda, jugando como un extremo auténtico, y Bolasie disfrutó de libertad en territorio enemigo, jugando casi como segundo delantero al lado de Wickham. Zaha continuó en la derecha con la posibilidad de intercambiar con Bolasie. Además de la rotación de los cuatro jugadores más avanzados, Pardew autorizó a McArthur para incorporarse a los ataques desde una posición más profunda. Este plan tenía el objetivo de romper la defensa frágil del Newcastle, pero ni siquiera Pardew pudo haber imaginado que funcionaría con una perfección absoluta.

Captura de pantalla (173)
Así funcionó el plan del Crystal Palace (Foto: sharemytactics)

De todas formas, los visitantes abrieron el marcador a los diez minutos. No importaron las particularidades ofensivas del Crystal Palace cuando Daryl Janmaat rompió hacia el área de penalti y centró hacia Papiss Cissé. El senegalés mandó la pelota a la red con un cabezazo delicado para complicar el día del hombre que le trajo a la Premier League hace casi cuatro años.

Sin embargo, desde ese desliz, parecía que el guion del partido estuviese escrito por Pardew. Su equipo empató el encuentro solo cuatro minutos más tarde gracias a McArthur. Wickham mostró su potencia física para proteger la pelota ante Coloccini y buscó al escocés en el borde del área. Su tiro fue desviado por Dummett y acabó en la portería de Rob Elliot. El Crystal Palace nunca volvió a mirar hacia atrás. En el 17’, Wickham fabricó otro tanto, centrando desde dentro del área. La pelota llegó a los pies de Yannick Bolasie y el congoleño desniveló el partido con un gran remate. Y el tercer tanto también llegó gracias al empeño de Wickham. El inglés rompió la línea defensiva y buscó a Zaha, que abandonó su posición en el flanco para recibir el balón en el centro. El extremo no logró ejecutar perfectamente la volea, pero como parecía que todo seguía los deseos de Pardew, la pelota botó, hizo una parábola y terminó en el fondo de la red.

La rapidez y penetración de Bolasie, Puncheon y Zaha, junto a la presencia física de Wickham, habían causado innumerables problemas para la defensa visitante y solo había transcurrido la mitad del partido. Al inicio del segundo tiempo, el entrenador visitante, Steve McClaren, no tuvo más opción que intentar cambiar algo. Introdujo a una defensa adicional, Jamaal Lascelles, con el objetivo de imitar el sistema de tres centrales que tuvo tanto éxito para el Sunderland en Selhurst Park. Pero sus planes se vinieron abajo a los dos minutos, tras la reanudación, cuando Cabaye lanzó un tiro libre hacia la portería. Damien Delaney desvió el envío de cabeza y Bolasie encontró espacio dentro el área pequeña para marcar su segundo y el cuarto de su equipo.

Con el choque ya decidido, el Crystal Palace controló completamente los minutos restantes. La introducción de Mile Jedinak solidificó el centro del campo y extinguió cualquier esperanza de una reacción del Newcastle. El cambio final en el marcador fue provocado por otro tanto de McArthur, un jugador que pocas veces recibe titulares por sus goles. El centro de Bolasie fue desviado en el área y McArthur agarró la pelota para marcar con la zurda. En medio del júbilo, la afición local se deleitó recordando a los hinchas visitantes que el hombre cuya salida fue tan deseada en Newcastle, es ahora conocido en el sur de Londres como ‘Super Alan Pardew’.

Súper Alan Pardew (Foto: Focus Images Ltd)
Súper Alan Pardew (Foto: Focus Images Ltd)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*