Todos los fichajes de la era Rodgers

Arsenal v LiverpoolBarclays Premier League

El Liverpool cerró su curso 2014/15, el último con Steven Gerrard como capitán del barco, sin éxito alguno: eliminados por el Basilea en la Champions, por el Besiktas en la Europa League, por el Chelsea en la Capital One Cup, por el Aston Villa en la FA Cup y sin posibilidad alguna de acceder al top-4 de la Premier League, por lo que los reds no participarán la próxima campaña en la máxima competición continental. Además, Brendan Rodgers acumula cero trofeos en tres temporadas que ha vivido sentado en el banquillo de Anfield.

Entiendo la ausencia de títulos como el mayor déficit de esta era Rodgers, una etapa en la cual el Liverpool ha recuperado algunas sensaciones futbolísticas perdidas entre los años 2010 y 2012, esa especie de travesía por el desierto o tiempo de transición que vivió el club entre la época de Rafa Benítez y la llegada de Brendan. El equipo tiene o trata de tener una identidad definida con el técnico norirlandés, se aprecian diversos aspectos positivos que ha incorporado Brendan, una apuesta por futbolistas que han crecido a sus órdenes (Sturridge, Sterling, Coutinho, Henderson o Emre Can) y unas variantes tácticas (todos los esquemas tácticos del Liverpool 2013/14) que han permitido al equipo adaptarse a diversas situaciones. Pero el nivel de exigencia en Anfield ha de ser grande y el Liverpool no puede conformarse con esto. Debe, como mínimo (que es el mínimo que siempre ha cumplido el Arsenal con Arsène Wenger en el banquillo), afianzarse regularmente como un equipo Champions, es decir, integrante del top-4 de la clasificación (no lo fue en el primer año de Rodgers, sí lo fue en el segundo y no lo ha sido en el tercero). Si los resultados son el déficit de esta etapa de Brendan, las dificultades para sacar provecho a los fichajes son otro elemento de debate en torno a la entidad de Anfield.

¿Quién decide los fichajes?

Cada club tiene una estructura particular y una forma de proceder en materia de fichajes. En unos, el presidente tiene más poder de decisión que nadie; en otros, los fichajes corresponden fundamentalmente al director deportivo o director general; en otros, la responsabilidad está muy repartida; y en otros es el entrenador quien aglutina casi todo el poder. Un ejemplo de esto último puede ser el Arsenal de Arsène Wenger, el Everton de Roberto Martínez u otrora el Manchester United de Sir Alex Ferguson.

La figura del director deportivo al uso desapareció en Anfield tras la salida de Damien Comolli en abril de 2012. En el Liverpool se ha instaurado el conocido como ‘transfer committee’, una ‘comisión de fichajes’ de la que forman parte Brendan Rodgers (entrenador), Ian Ayre (director general), Barry Hunter (jefe de scouting), Dave Fallows (jefe de fichajes), Michael Edwards (jefe de análisis) y Mike Gordon (directivo).

Ian Ayre, director general del Liverpool, en ‘Sports Illustrated’: “Toda esta gente forma parte de un proceso que produce aquello que haría un director deportivo. Es una combinación de scouting a la antigua usanza y de analizar y ver jugadores, algo que hacen Brendan [Rodgers], sus ayudantes y sus ojeadores con los análisis estadísticos de jugadores de toda Europa y del resto del mundo. Lo que nosotros creemos, y así lo seguimos haciendo, es que necesitas a bastante gente implicada en el proceso.”

No obstantes, fuentes consultadas por ‘MI’ y que han participado personalmente en alguna de las negociaciones de fichajes de esta etapa 2012-15 del Liverpool indican que “Rodgers es el que ficha a partir del presupuesto que tiene”, siendo así el entrenador una figura con autoridad para identificar una contratación que desea realizar. “Con Rodgers no negocias”, ya que “el visto bueno financiero a la operación lo da Ian Ayre (director general de la entidad), él decide si económicamente es factible, él es quien gestiona las operaciones, las cierra y da el visto bueno (o no)”, añaden fuentes consultadas por ‘MI’ que reducen el poder de decisión de los jefes de scouting y de fichajes del club (Barry Hunter y Dave Fallows), así como el papel de Edwards, que se encarga de análisis de futbolistas. Brendan Rodgers, además, ha participado de forma activa en conversaciones con futbolistas que han reforzado el juvenil o el filial del Liverpool.

Ian Ayre - Liverpool - Focus

Ian Ayre es el director general del Liverpool, una de las figuras más relevantes de la estructura del club de Anfield (Foto: Focus Images Ltd)

Desde 2012 hasta 2015: 23 incorporaciones (20 fichajes y 3 cesiones)

Solo dos fichajes de rendimiento sobresaliente: Coutinho y Sturridge. Uno de prestaciones notables: Emre Can. Algunos de nivel aceptable: Allen, Mignolet. Varios que aún están a tiempo de ofrecer más: Sakho, Lallana, Markovic o Moreno. He de decir que he dudado si ‘aprobar’ a Allen, Sakho y Moreno. Dos sonados fiascos (de momento): Balotelli y Lovren. Por el camino, varios futbolistas que, por un motivo u otro, han ofrecido poco o nada en Anfield: Borini, Assaidi, Yesil, Ilori, Cissokho, Moses, Kolo Touré, Aspas, Luis Alberto, Lambert o Manquillo. Y una contratación cuyo debut llegará este verano (si no vuelve a ser cedido): Divock Origi.

Sobresalientes: Coutinho y Sturridge

Lo mejor que ha hecho el club red en materia de fichajes en los últimos tres o cuatro años tuvo lugar en un mismo mercado invernal, aquel mes de enero de 2013 que supuso la llegada de Daniel Sturridge (15 M € aprox) y de Philippe Coutinho (13 M € aprox) desde el Chelsea y desde el Inter de Milan.

En el año y medio posterior a su fichaje por el Liverpool, Daniel Sturridge firmó 36 goles en 49 partidos, unos registros fantásticos. Pero todo se torció en el arranque del último curso: Sturridge empezó y terminó la temporada lesionado, jugando tan solo 18 partidos (5 goles) y dejando la sensación de que incluso cuando jugó -entre enero y abril- no estaba completamente recuperado. Mientras ha estado al 100%, su rendimiento ha sido excepcional. La incógnita es cuánto tiempo estará sano en la campaña que pronto se iniciará. Las lesiones, de momento, respetan más a Philippe Coutinho, que viene de realizar una temporada en la que durante varios meses ha sido el mejor futbolista de la plantilla.

Liverpool v West Ham UnitedBarclays Premier League

Las lesiones han afectado a Daniel Sturridge esta temporada (Foto: Focus Images Ltd)

Notable: Emre Can

Pieza clave a la hora de afrontar la transición necesaria tras la marcha de Steven Gerrard y el vacío dejado en la medular por la leyenda red. Costó 12 millones de euros y en la primera mitad de temporada no jugó demasiado. Sin embargo, a partir del periodo navideño, Emre Can se adaptó al rol de central en el nuevo esquema de tres zagueros centrales introducido por Rodgers, llegando incluso a actuar en ocasiones como lateral derecho. Emre Can dio muestras de su talento, de su poderío físico, de su inteligencia y de su capacidad con el balón en los pies, pero lo normal es que los próximos meses confirmen una realidad: el Liverpool tiene en su poder un buen central y un muy buen centrocampista. La pareja Can-Henderson se perfila como la mejor opción posible para el mediocampo de Anfield.

Aceptable: Mignolet y Allen

Simon Mignolet ha sido objeto de numerosas críticas, entre las que me incluyo, especialmente por su cantidad de errores en el primer tramo de la temporada recién finalizada. Su nivel no permite al Liverpool contar con uno de los diez mejores guardametas del mundo, pero en el balance de sus dos años en Anfield creo que sus paradas han dado más puntos que los que han restado sus errores. Su principal problema sigue siendo su inseguridad en el juego aéreo. 11 millones de euros costó su traspaso desde el Sunderland.

No ha sido un drama desde que ha estado en el Liverpool un centrocampista al que conoce bien Rodgers, ya que lo trajo con él desde el Swansea. Es Joe Allen, costó un dinero que no vale (18 M €), pero al menos ha cumplido en diversas ocasiones como una opción de rotación en el centro del campo del equipo. Dice bastante del Liverpool 2012-15 que Mignolet o Allen puedan ser la cuarta y quinta mejor incorporación de las 23 realizadas.

Fiascos sonados: Balotelli y Lovren

No hay mayor fiasco en esta etapa que Mario Balotelli y Dejan Lovren, futbolistas que costaron 20 y 24 millones de euros respectivamente a las arcas del club. Lo de Balotelli, en cierto modo, fue una cuestión de ego de Rodgers: creía que él sería capaz de hacer madurar a Balotelli, es decir, lograr lo que entrenadores como Jose Mourinho, Roberto Mancini o Clarence Seedorf no habían logrado -seguramente Cesare Prandelli y Massimiliano Allegri fueron quienes mayor provecho sacaron a las condiciones físicas del ariete italiano-.

Balotelli pudo ser titular indiscutible en el primer tercio de liga, no marcó ningún gol y a partir de ahí fue desapareciendo de los planes de Rodgers, hasta quedarse repetidamente fuera de las alineaciones del equipo, unas veces por decisión técnica y en otros casos alegando problemas físicos. Entre todas las competiciones, 4 goles en 28 partidos (1517 minutos).

En unos meses, Dejan Lovren pasó de rendir al nivel de los mejores centrales de la competición -esa consideración recibió su campaña en el Southampton- a acabar siendo suplente del Liverpool incluso en días con varias ausencias en el eje de la defensa.

Crystal Palace v LiverpoolFA Cup

Rickie Lambert y Dejan Lovren llegaron a Anfield el pasado verano procedentes del Southampton (Foto: Focus Images Ltd)

Aún están a tiempo de responder: Lallana, Markovic, Sakho y Moreno

Casi 90 millones de euros desembolsó el Liverpool por Adam Lallana, Lazar Markovic, Mamadou Sakho y Alberto Moreno, futbolistas que por su rendimiento no se pueden considerar fiascos, pero que no han alcanzado aún un nivel acorde al precio pagado por ellos. Especialmente decepcionante el caso de Markovic, si bien el serbio fue perjudicado por algunas decisiones de Brendan Rodgers como alinearlo como carrilero cuando el balcánico es un futbolista netamente ofensivo, para ocupar un extremo o la mediapunta. Tiene talento, está a tiempo de reconducir su carrera en Anfield y tan solo tiene 21 años. A la espera de conocer cómo se resuelve el futuro de Raheem Sterling, la competencia en esa zona del campo crece tras la adquisición de Roberto Firmino, que afecta directamente a los intereses de Lallana, un mediapunta que deja grandes destellos de calidad de vez en cuanto, pero no con la suficiente consistencia y no marcando diferencias al nivel que se exige a un futbolista de más de 30 M €.

Mamadou Sakho ha sufrido varias dolencias físicas que le han privado de continuidad, pero ha sido indiscutible en los planes de Rodgers cuando ha estado disponible. Por lesiones, Sakho se ha perdido más del 50% de partidos en sus dos años en Liverpool, por lo que los 18 millones de euros abonados al Paris Saint-Germain aún no están ni mucho menos amortizados. A su lado izquierdo se ha situado a menudo Alberto Moreno durante este pasado curso: un fijo en las alineaciones, con numerosos errores defensivos graves, fallos que han supuesto goles rivales, sobre todo en partidos importantes (vs Manchester City, vs Manchester United, vs Arsenal). Demasiada irregularidad y una falta de solvencia defensiva que debe corregir el lateral zurdo español si quiere seguir siendo dueño de ese costado izquierdo durante muchos años.

Aston Villa v LiverpoolFA Cup

Mario Balotelli apenas vio portería en su año rookie en Liverpool (Foto: Focus Images Ltd)

Poco o nada: Borini, Aspas, Luis Alberto, Ilori, Lambert, Assaidi, Yesil, Kolo Touré, Cissokho, Moses, Manquillo.

La lista de fichajes o cesiones que poco o nada han ofrecido al club es amplia. Fabio Borini, al que se le busca una salida este verano, no ha rendido ni por asomo al nivel de alguien por el que se pagan 12 millones de euros. En torno a 9 millones de euros fue el precio de otros tres futbolistas de escaso brillo en el césped de Anfield: Iago Aspas, Tiago Ilori y Luis Alberto. Aspas ya no pertenece a la entidad red, Luis Alberto ha sido cedido una vez más (ahora al Deportivo) y todavía hay alguna esperanza de que el joven central portugués Ilori sea capaz de tener oportunidades en Anfield y quizás aprovecharlas.

Dos lesiones graves de rodilla frenaron la prometedora carrera del delantero alemán Samed Yesil, Oussama Assaidi únicamente disputó 12 partidos con el club (ninguno como titular en la Premier League), Rickie Lambert no ha tenido incidencia goleadora (tres tantos) ya que apenas ha jugado y Kolo Touré ha dado más de un susto con su forma de jugar a los aficionados del Liverpool con problemas de corazón.

Además, Aly Cissokho, Victor Moses y Javier Manquillo pasaron por Anfield en calidad de cedidos, en los tres casos sin pena ni gloria.

Origi Lille Focus

 Divock Origi no debutará con el Liverpool hasta el próximo mes de agosto (Foto: Focus Images Ltd)

El futuro: Divock Origi, Danny Ings, James Milner, Joe Gomez, Adam Bogdan, Nathaniel Clyne y Roberto Firmino

Queda por ver cuál es el impacto de Divock Origi, contratado en 2014 por 12 millones de euros. El atacante belga permaneció un año más cedido en el Lille y ahora iniciará su primera pretemporada con el Liverpool, ¿para quedarse o para salir finalmente cedido?

El número de incorporaciones de la era Rodgers asciende ya a 29 tras los recientes fichajes de Ings, Milner, Joe Gomez, Bogdan, Firmino y Clyne. El húngaro Bogdan llega teóricamente para actuar como suplente de Mignolet. Joe Gomez, joven central inglés, es una apuesta de futuro. Ings entrará en la rotación ofensiva. Clyne es la apuesta para mandar en el lateral derecho, Milner es la polivalencia personificada y Firmino ocupará un lugar relevante en la zona de tres cuartos de campo.

Artículo relacionado: “Así es Firmino, el hombre de los 41 millones”

Por el bien del Liverpool, el rendimiento de esta serie de futbolistas (y los que aterricen en Liverpool antes del 1 de septiembre) ha de mejorar las prestaciones del grupo de fichajes realizados desde que Rodgers accedió al banquillo en 2012. Si eso no sucede, alcanzar el Top-4 de la Premier League será misión casi imposible y el futuro de Brendan penderá de un hilo. Muchas cosas en juego.

Hoffenheim Roberto Firmino  Wolfgang Sommer

Firmino hace las maletas y se va a Liverpool (Foto: Wolfgang Sommer)
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*