Tony Pulis para tejer la batamanta

Crystal Palace

El Crystal Palace ha contratado a Tony Pulis para que se sumerja con su batiscafo y encuentre algo en las profundidades de un equipo sin automatismos y mal hilvanado. Sólo Pulis, capaz de convertir un picardías en una batamanta, entiende tan bien el folklore constumbrista anglosajón en blanco y negro consistente en mezclar el sector primario con el secundario: sus equipos aúnan lo rural con la fábrica llena de obreros que salen a comer su bocadillo a en punto, lo que deriva en una gran cadena de montaje en el terreno de juego. Él, patrón con gorra, se rompe las manos pidiendo a sus futbolistas un poco más de intensidad y ellos, incluso los más enjoyados, se resignan con gusto a ser personajes de la historia del Henry Ford de los banquillos. ¿Y quién no?

Stoke City v Queens Park Rangers.Barclays Premier League

Tony Pulis intentará darle la vuelta a la situación del Crystal Palace (Foto: Focus Images LTD)

El reto que se le presenta es mayúsculo: no sólo tiene que conseguir salvar al conjunto del sur de Londres sino que, para ello, es posible que necesite a un Chamakh goleador, y esto último comienza a sonar grosero cuando nos acercamos al 2014. La primera tarea será corregir la sangría atrás (la diferencia de goles del Palace es la peor de la Premier: -14) y lo segundo morder algo arriba, aumentando la aportación de Gayle, Thomas y compañía, hasta el momento próxima a cero. En Selhurst Park han derrotado al Sunderland, penúltimo, y le arañaron un empate al Everton de Roberto Martínez en la jornada previa al parón por compromisos internacionales; fuera de casa, con la victoria de esta misma tarde ante el Hull City: 6 partidos disputados, 3 goles a favor y 3 puntos. En definitiva, el Palace obtiene 0,57 puntos de cada 3, lo cuál pone de manifiesto que el equipo no necesita vitaminas, necesita una farmacia entera.

El técnico galés ha demandado un salario elevado (Pulis rechazó la primera aproximación llevada a cabo por el club que preside Jeremy Hosking al considerarla económicamente insuficiente) y un bonus importante si consigue la permanencia, para bendecir el milagro con piedras preciosas. Además, ha solicitado disponer de un buen pellizco para acudir al próximo mercado de fichajes porque desde la distancia la plantilla no le convence. Normal. El mayor de los problemas es que el Palace tendrá que disputar siete encuentros con lo que tiene, hasta que se abra la ventana de traspasos en enero, y eso ahora mismo suena descorazonador.

De momento, Pulis tratará de disipar las tinieblas enfangando los lindes del campo, gruñendo desde la banda y resolviendo ecuaciones en un suspiro para convertir cada parcela en una subtrama del núcleo del hilo argumental: la salvación. Vuelve el zorro a la Premier y esta vez el reloj juega claramente en su contra.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

3 comments

Deja un comentario

*