Un gol de Harry Kane le devuelve North London al Tottenham

Harry Kane of Tottenham Hotspur celebrates his goal during the Premier League match at Wembley Stadium, London
Picture by Liam McAvoy/Focus Images Ltd 07413 543156
22/10/2017

En Wembley, con un reconciliador tiempo triste (cortina de lluvia incluida), tuvo lugar una nueva edición del derbi del norte de Londres. Se lo llevó el Tottenham gracias a un gol de cabeza de su héroe Harry Kane, y tuvo ocasiones para haber ganado con un marcador más holgado. Tras esta victoria, el equipo dirigido por Mauricio Pochettino ahora le saca siete puntos al de Arsène Wenger. Durante 22 años consecutivos, la afición del Arsenal celebró un acontecimiento que con el tiempo pasó a llamarse St Totteringham’s Day: el día del año en el que confirmaban de forma matemática que terminarían por delante de su máximo rival. Después de años en la sombra, el Tottenham logró decir basta la temporada pasada al cerrar el curso con 11 puntos más que los Gunners y parece que en el presente curso liguero están decididos a renovar su mandato en el norte de la capital.

Tottenham 1 (Kane 49′)
Arsenal 0

Tottenham vs Arsenal - Football tactics and formations

El Arsenal adoptó un planteamiento defensivo. Delante de la defensa jugaba un trivote compuesto por Elneny, el mediocentro más defensivo, Wilshere y Xhaka. Dejaban que el Tottenham ganara metros con balón y una vez en campo propio les cerraban los espacios. Todos juntos, replegados. La propuesta de Wenger estaba siendo parcialmente exitosa: el ejercicio defensivo funcionaba, pero no se podía decir lo mismo de las respuestas a la contra. El veloz Aubameyang esperaba arriba solo, desconectado del juego. Al descanso se fueron con el casillero de tiros a puerta vacío.

El Tottenham repitió el once que había sacado un punto de Anfield en la pasada jornada y sumado tres ante el United en la anterior. Ante el hermético Arsenal que se encontraron este sábado, los de Pochettino lo tuvieron complicado para poder romper líneas. Lo intentaban por el centro, pero estaba demasiado saturado. Cuando abrían a las bandas, aumentaban sus opciones. En un costado se vio un interesante duelo Bellerín contra Heung-Min Son en el que el surcoreano se vio vencedor desbordando en un par de ocasiones. En la otra banda estaba Eriksen, aunque en cuanto vio que las jugadas no progresaban, el danés pasó a ocupar una posición más central, liberando el carril para Trippier. Eriksen incluso tuvo que acercarse a la izquierda en un momento para poner un gran centro al área que encontró a Kane, pero el remate del delantero se marchó alto.

A falta de huecos en la zaga de los Gunners, el Tottenham optó por buscar a su hombre gol con más centros desde la banda. La línea defensiva del Arsenal esperaba atrás y cedía pocas opciones a la segunda línea de ataque de los Spurs. Los laterales, en cambio, tenían más metros, y los utilizaron para darle de comer a Harry Kane. A los cuatro minutos del segundo tiempo, el lateral izquierdo Ben Davies se vio con todo el tiempo del mundo para poner un centro al área que Kane mandó a la red. Pochettino lo celebró con euforia, apretando el puño, y la grada comenzó a cantar el ‘he’s one of our own’. Después Kane gozaría de otras dos oportunidades que también vinieron de centros desde la banda, esta vez obra del lateral derecho Kieran Trippier: uno resultó en un remate de cabeza desviado y otro en una potente volea que Cech logró atajar.

El Tottenham de Mauricio Pochettino ha sumado 7 puntos de 9 posibles en las últimas tres jornadas en las que se ha medido a tres duros rivales: Manchester United, Liverpool y Arsenal. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.
El Tottenham de Mauricio Pochettino ha sumado 7 puntos de 9 posibles en las últimas tres jornadas en las que se ha medido a tres duros rivales: Manchester United, Liverpool y Arsenal. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

El Arsenal se vio obligado a dejar atrás su planteamiento inicial tras encajar ese gol. Los Gunners debían adelantar sus líneas y asumir más protagonismo con balón. Wenger reaccionó con un doble cambio. Lacazette entró por Mkhitaryan para jugar como nueve, desplazando a Aubameyang a la izquierda. En el medio, Iwobi entró por Elneny para a ser interior, y Xhaka asumió el rol de pivote más atrasado. La reacción gunner se quedó a medias. Sí que ganaron más presencia ofensiva, ritmo e ímpetu, pero ni con ese nuevo enfoque lograron someter a un Tottenham muy seguro de sí mismo. De hecho, los Spurs continuaron poniendo en apuros a su rival con varias salidas en velocidad que pudieron haber aumentado su ventaja.

Aunque el 1-0 parecía ya estar escrito en los registros, resultaba extraño que el derbi fuese a terminar sin drama de última hora. El cuarto árbitro indicó que eran cuatro los minutos de tiempo añadido y los Gunners se aferraron a ellos para salvar el día. Tuvieron dos últimas oportunidades que pudiesen haberles dado un punto. La primera resultó de un pase en profundidad de Iwobi que sorprendió a la defensa del Tottenham y dejó a Lacazette solo ante Lloris. El delantero francés no estuvo acertado en la definición y su tiro se marchó por la izquierda. Con él parecía haberse ido toda esperanza del fondo visitante. Ya al borde del silbido final, el árbitro señaló una falta a favor de los gunners en la frontal del área. Esta sí que era la última. El lanzamiento de Özil dio en la barrera y eso fue todo. Los inquilinos Spurs de Wembley celebraron el trabajado triunfo. Después de que el Arsenal se hubiese impuesto por 2-0 en el anterior derbi en noviembre, ahora North London volvía a ser suyo. O por lo menos hasta el próximo derbi.

Foto de portada: Liam McAvoy/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Gran partido del Tottenham. Hubo un lapso de entre 15 y 20 minutos posteriores al gol de Kane donde podrían haber goleado a un Arsenal muy flojo y apático. Lo mismo pasó en el partido frente al United, donde deberían haber goleado y perdonaron en exceso. No creen que en Champions -y más ante un rival como la Juve- esto les puede pasar factura?

El Arsenal fue un juguete en manos del Tottenham los 90 minutos y sin embargo tuvo el empate en las botas de Lacazette, que está en un estado de confianza lamentable gracias a las geniales decisiones de Wenger. Debería explicar porqué los dos únicos fichajes de verano, Lacazette y Kolasinac, no juegan prácticamente. Mikitaryan ha vuelto a su nivel de forma habitual, es decir, el que le llevó a no contar para Mourinho.
Wilshere será muchas cosas, varias de ellas negativas, pero es el único de toda la plantilla con dos huev… bien puestos y debería ser el capitán.

Deja un comentario

*