La conexión Eriksen-Alli frena la racha del Chelsea

Dele Alli of Tottenham Hotspur scores his sides first goal to make the scoreline 1-0 during the Premier League match between Tottenham Hotspur and Chelsea at White Hart Lane, London
Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624
04/01/2017

El Tottenham puso fin a la imbatibilidad del Chelsea en Premier desde que Conte apostó por el esquema de tres centrales con un partido memorable que comprime la parte alta de la tabla. Los spurs encontraron el camino hacia la victoria gracias al acierto de dos de sus futbolistas más determinantes, en dos jugadas calcadas que el Chelsea no supo defender. Eriksen recibió en dos ocasiones el balón libre de marca en la frontal y puso dos centros perfectos, medidos, en la cabeza de Dele Alli, que apareció entre César Azpilicueta y Victor Moses para rematar al fondo de la red. Apenas cuatro días después de que el Stoke destapara un par de carencias defensivas del Chelsea por primera vez en meses, fue el Tottenham quien humanizó al cuadro de Antonio Conte. Los de Pochettino se están especializando en romper rachas: tres meses atrás ya se convirtieron en el primer equipo capaz de derrotar al Manchester City de Guardiola y ahora han evitado que el Chelsea ganara por 14ª jornada seguida.

Tottenham 2 (Alli 45′, 54′)
Chelsea 0

Tottenham vs Chelsea - Football tactics and formations

A pesar de la victoria, el Tottenham no se hizo con el control real del partido hasta que se adelantó en el marcador al borde del descanso. La primera mitad fue espesa, con muchas imprecisiones, en un escenario en el que ambos equipos priorizaron anular las virtudes del adversario antes que potenciar sus propias armas. El Tottenham repitió la apuesta por la defensa de tres centrales del último compromiso ante el Watford -es una variante que Pochettino usa cada vez con más frecuencia-, adelantó bastante las líneas e intentó que los centrocampistas del Chelsea no dispusieran de espacio ni tiempo para girarse, lo que provocó algunas pérdidas de Kanté en la medular. En cambio, Matic cuajó una actuación descomunal, protegiendo la pelota para soltarla luego con criterio. Por otro lado, el Chelsea también dificultó la salida del Tottenham, limitó el vuelo de Rose y sobre todo Walker en ataque e incomodó a Wanyama y Dembélé. Los spurs optaron a menudo por las salidas en conducción mediante Vertonghen, que activó a Rose en el carril izquierdo, o evitaron situaciones comprometedoras con envíos largos de Dier y Alderweireld.

Dicho escenario propició que destacaran las virtudes defensivas de Wanyama y Kanté, que ante las imprecisiones de sus rivales se hartaron a recuperar balones. El Chelsea dispuso de más oportunidades para desplegarse, pero no terminó de concretar sus ataques con un goteo de ocasiones realmente peligrosas, por lo que fue la aparición de Eriksen la que desatascó el partido. El centrocampista danés ejerció un rol bastante interior, a medio camino entre ocupar la banda y liberar ese espacio para las incorporaciones de Walker por la derecha. Eriksen supo moverse bien para abrir algunas líneas de pase y recibir con tiempo para pensar y ejecutar. Así se explica que recibiera en buenas posiciones en varias ocasiones. Su golpeo hizo el resto, junto a la capacidad de Dele Alli para aparecer por sorpresa en zonas de peligro. Alli supo atacar el hueco más débil de la zaga del Chelsea -el perfil donde tiene menos altura y cuerpo para defender el juego aéreo- y dio continuidad a su fantástico momento de forma. El internacional inglés ha marcado siete goles en sus últimos cuatro partidos de liga y ya suma 10 dianas este curso en la Premier, tantas como en toda la temporada 2015-16.

Dele Alli marcó los dos goles del Tottenham. Foto: Focus Images Ltd.
Dele Alli marcó los dos goles del Tottenham. Foto: Focus Images Ltd.
El Chelsea apretó en la segunda parte con el marcador en contra, pero el Tottenham protegió el resultado con un trabajo defensivo excepcional. Eriksen y Alli trabajaron para poblar incluso más el carril central y las apariciones de Azpilicueta y Marcos Alonso no entrañaron peligro por las bandas, pues Dier, Alderweireld y Vertonghen se mostraron firmes en el área. Sobre todo el ex del Atlético de Madrid, que cuajó una segunda mitad descomunal, atrayendo todos los disparos y centros del Chelsea como si tuviese un imán instalado debajo de la camiseta. Conte agitó el encuentro con sus cambios, dando entrada a Willian por Marcos Alonso, desplazando así a Pedro a la posición de carrilero izquierdo, y más tarde apostando por Cesc Fàbregas en lugar de Kanté. En los últimos minutos el Chelsea incluso prescindió de Victor Moses para acompañar a Diego Costa con la presencia de Michy Batshuayi, pero las medidas del técnico italiano no incidieron en el desenlace ante el buen hacer defensivo del Tottenham. Serio, ordenado y certero de cara a portería, el Tottenham encadena cinco victorias consecutivas y se convierte en uno de los clubes que sale mejor parado del exigente calendario navideño junto al Manchester United, que también ha sumado los tres puntos en todos sus compromisos de esta fase de curso.

Diego Costa of Chelsea looks dejected as Dele Alli of Tottenham Hotspur scores his sides second goal to make the scoreline 2-0 during the Premier League match between Tottenham Hotspur and Chelsea at White Hart Lane, London Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624 04/01/2017
El Chelsea se quedó sin marcar por primera vez desde el 24 de septiembre de 2016. Foto: Focus Images Ltd.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

5 comments

Infinitamente superior el Tottenham. Han dominado el partido por completo y me sorprende la poca o lenta respuesta de Conte, la doble punta(Batshuayi-Costa) y Cesc me parecian dos cambios clarisimos a los 10-15 minutos del 2do tiempo.

Hola,muy util el articulo para los que vimos el RM-SEV y no pudimos ver este partidazo,una pequeña duda si me la podéis resolver,¿como se situó el Chelsea en el campo con la salida de Batshuayi?

Pasó a jugar Azpilicueta de lateral derecho, con David Luiz-Cahill de centrales y Pedro como lateral izquierdo, pero ya muy adelantado. Luego doble pivote con Matic-Cesc, Willian en la banda derecha, Hazard en la izquierda y Batshuayi-Costa en el área. Entró en el 85′, por lo que el delantero belga apenas dispuso de tiempo para participar.

En el primer gol de los Spurs, David Luiz se fía de lo bien que venía -en los últimos meses- realizando la trampa del offside y Alli aparece solo. En el segundo, en cambio, el propio Alli se vale del inexperto juego aéreo de Azpilicueta y lo sorprende.
¿Estas de acuerdo con esto, Tomás?
Saludos!

Ahora me gustaría volver a ver el gol repetido. Es cierto que la defensa no se coordina bien en el primer gol, intenta dar el paso hacia delante y aparece Alli desde atrás. Pero creo que el movimiento del jugador del Tottenham busca la misma zona en ambas ocasiones, porque remata siempre entre Azpilicueta y Moses. Busca ese espacio, donde el Chelsea es menos poderoso, y llega en carrera para aprovechar el envío de Eriksen. Al medir los tiempos de su desmarque, llega en posición ventajosa para rematar.

Deja un comentario

*