El Tottenham continúa forjando su mentalidad ganadora

Mauricio Pochettino está dándole minutos a Harry Winks. Foto: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd.

El equipo de Mauricio Pochettino sigue persiguiendo la estela del Chelsea, aunque mucho se le tendrán que rajar las velas a los Blues para que puedan alcanzarlos. Lo consigan o no, es innegable que el presente está siendo un curso liguero formidable para el Tottenham. Su discreta participación en las competiciones europeas es lo único que mancha la gran campaña de los del norte de Londres. Y eso, Pochettino dice, es una cuestión de mentalidad. Cuando fueron eliminados primero de la Champions League y después de la Europa League, Pochettino apeló a la falta de mentalidad ganadora de sus jugadores. El objetivo del técnico argentino es otorgarle al equipo una identidad ambiciosa, propia de un club grande, que les permita competir tanto en competiciones domésticas como a nivel internacional. Se trata de una transición compleja, pero el proyecto de Pochettino tiene los recursos necesarios para completarla. Por ahora, en el primer aspecto ya han progresado: a día de hoy son segundos en liga y están en las semifinales de la FA Cup.

Después de haber remontado in extremis en Swansea el pasado miércoles (perdían por 1-0 hasta el 88’ y acabaron ganado 1-3, lo que hizo que Pochettino volviese a hacer referencia a su recurrente tesis de la mentalidad ganadora, esta vez para expresar su satisfacción), el Tottenham empezó a hacer los deberes antes frente al Watford. Al descanso, los Spurs ya se oponían por un amplio 3-0 y a los pocos minutos del segundo tiempo marcaron un cuarto tanto para completar la holgada goleada.

Tottenham 4 (Alli 33’, Dier 39’, Son 44’, 54’)
Watford 0

Tottenham vs Watford - Football tactics and formations

El partido de los Spurs no estaba siendo especialmente brillante, pero a partir de un contragolpe pasada la media hora de juego todo comenzó a ir rodado para ellos. Aunque el Watford intentó frenar la veloz salida de su rival con una falta táctica sobre Dembélé, el árbitro dejó seguir la jugada y gracias a esa ley de la ventaja se pudo ver uno de los mejores goles de la temporada. Dele Alli, que había recibido de Dembélé, abrió para Heung-Min Son. Alli primero amagó con doblar al surcoreano por la banda, pero se lo pensó dos veces y entonces retrocedió para ofrecerse en el perfil izquierdo de la frontal. Son se la dio en corto y el resto fue arte: Alli se sacó un suave tiro con efecto que entró por el costado derecho de la portería. Pochettino ya le estaba comiendo la oreja al cuarto árbitro por la falta sobre Dembélé, pero en cuanto el disparo de Alli besó la red -porque eso fue un beso-, el técnico argentino pasó del reproche al agradecimiento.

Menuda temporada la de Dele Alli. Su aparición en 2015 ilusionó a White Hart Lane y a todo el fútbol inglés. Pasaron los meses y sus actuaciones se encargaron de confirmar todas las sospechas: Alli había ascendido a la élite para quedarse. Lo de Alli ya lo asumimos con toda normalidad y a veces se nos olvida que sólo tiene 20 años. 20 años y ya es indiscutible tanto en el Tottenham como en la selección inglesa. Es increíble. Su gran fútbol está además avalado con cifras estelares: esta temporada ya lleva 16 goles en liga -números propios de un delantero- y 10 asistencias.

Son participó en los cuatro goles de su equipo y Alli marcó un gol maravilloso. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.
Son participó en los cuatro goles de su equipo y Alli marcó un gol maravilloso. Foto: Alan Stanford/Focus Images Ltd.

Antes del descanso, el cuadro local ya había sentenciado el partido con otros dos tantos. Eric Dier llevaba sin celebrar un gol desde diciembre de 2015 hasta que la pasada semana marcó en el triunfo del Tottenham por 0-2 en Burnley. Ante el Watford, Dier repitió al aprovechar el rechace de un tiro de Son, y sería el propio Son quien anotase los dos siguientes goles de la tarde. En el primero recibió en la frontal, se giró y la ajustó a la derecha y en el segundo remató un centro de Kieran Trippier, el carrilero derecho en sustitución de Kyle Walker.

Cuando Harry Kane se lesionó en la FA Cup ante el Millwall hace un mes, hablamos de lo importante que sería para el Tottenham que el nueve suplente Vicent Janssen y la segunda línea de ataque fuesen productivos. Janssen no ha tenido mucho acierto de cara a portería, pero los demás hombres de ataque sí que han respondido. Dele Alli, Christian Eriksen y Heung-Min Son se han encargado de que la ausencia de Kane no se note tanto como a principio de temporada, cuando el héroe del Tottenham también estuvo lesionado y al equipo le costó hacer goles. Para alegría de la afición Spur, Kane ya ha regresado. Una vez cumplida la hora de juego, el máximo goleador del equipo entró por Janssen y fue recibido entre aplausos.

Los hombres de ataque del Tottenham (goles/asistencias) en todas las competiciones:

-Harry Kane 20/4
-Dele Alli 19/10
-Heung Min-Son 18/8
-Christian Eriksen 11/17
-Vicent Janssen 5/4

Ahora con Kane de vuelta, el Tottenham seguirá intentado darle caza el Chelsea. No lo tendrán nada fácil, pero eso sí, ya van camino de cerrar otra temporada en lo más alto. El año pasado se les escapó la segunda plaza a última hora y terminaron terceros. En esta ocasión lucharán aunque sea por ser subcampeones y lograr así su mejor resultado liguero en más de 50 años.

En verano se dudaba si el Tottenham podría mantener el listón tan alto esta temporada, ya que tenían que disputar la exigente Champions League y además, los otros aspirantes al título se habían reforzado en el mercado. Pero el Tottenham no se ha limitado a igualar los registros del pasado curso, sino que los ha superado tanto sobre el papel (sus números son mejores, pues a estas alturas suman siete puntos más, han marcado ocho goles más y han encajado dos menos) como en términos de sensaciones; este Tottenham juega mejor. Pochettino ya afirmó hace varias semanas que sentía que su conjunto había progresado con respecto al curso pasado. Junto con el Chelsea, los Spurs son el equipo de la liga con el mejor balance entre ataque y defensa.

Con 13 triunfos y sólo dos derrotas en White Hart Lane, el Tottenham es el equipo de la Premier con mejores números como local.

Walter Mazzarri tiene a su equipo en la zona media de la tabla, pero eso no le garantiza seguir en el club. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.
Walter Mazzarri tiene a su equipo en la zona media de la tabla, pero eso no le garantiza seguir en el club. Foto: Russell Hart/Focus Images Ltd.

En la otra cara de la goleada está el Watford, que casi sin saber cómo se vio fuera de un partido en el que habían entrado bien, dejando buenas sensaciones e incluso teniendo sus primeras aproximaciones a la meta de Lloris. La velocidad con la que los Spurs sentenciaron el encuentro dio poco margen de respuesta a sus vecinos de Hertfordshire. Aunque sufrieron un 4-0, la afición de los Hornets no cesó de animar desde su esquina, lo cual fue memorable.

A pesar de haber sido dolorosa, esta derrota apenas afecta a las aspiraciones de un Watford que se encuentra en la zona media de la tabla. Será una posición muy digna para el club y aun así el técnico Walter Mazarri no tendrá asegurada su continuidad si nos basamos en los precedentes. Sus dos antecesores dejaron el puesto a pesar de haber cumplido el objetivo del equipo. Slavisa Jovanovic (ahora entrenador del Fulham) ascendió al Watford a la Premier League en 2015 y se tuvo que ir ese mismo verano. Después llegó Quique Sánchez Flores (ahora entrenador del Espanyol). Con él acabaron la temporada en 13ª posición y alcanzaron las semifinales de la FA Cup, pero no se le renovó el contrato.

Foto de portada: Michael Sedgwick/Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

No creo que la disposición del Watford fuera la que has colocado. Yo vi un 4-3-3 con Doucouré de mediocentro, Cleverley-Amrabat interiores, Niang-Success en bandas y Okaka arriba. En la segunda parte, Mazzarri cambió a un 4-2-3-1

Deja un comentario

*