Un amigo para Jol

Martin Jol en el banquillo. Inamovible. (Foto: Focus Images Ltd)

La imagen de Martin Jol sentado en el banquillo de Anfield como una estatua, casi inmune a lo que estaba sucediendo sobre el terreno de juego, simbolizaba una destitución que se preveía en todas las retransmisiones radiofónicas de la tarde del sábado. Talksport, BBC y Radio Merseyside transmitían desde la gradería y mencionaron que podía ser el partido definitivo para el técnico holandés. Su puesto estaba en serio peligro incluso antes de empezar. Luego les cayeron cuatro, uno detrás de otro, y en ningún momento Martin Jol hizo el amago de levantarse. Solamente cogió impulso y despegó el culo de la silla en dos ocasiones: para irse al vestuario a la media parte y para volver a casa al final del partido. Durante el transcurso del juego permaneció allí sentado, como si la cosa no fuera con él, como si la actitud endeble de sus jugadores no fuese reprochable, como si un grito no valiera la pena porque al día siguiente no tendría a nadie a quién gritar.

Martin Jol en el banquillo. Inamovible. (Foto: Focus Images Ltd)
Martin Jol en el banquillo. Inamovible. (Foto: Focus Images Ltd)

La escena era muda pero se explicaba perfectamente. Jol estaba sentenciado. El cronista de The Independent ató unos cuantos cabos más para redondear el asunto. Martin cumplía todos los requisitos para ser despedido: acabó mal la temporada pasada √ , fichó a muchos jugadores en verano √ , el presidente actual no le fichó a él √ , había parón internacional √  y estaban jugando rematadamente mal √ .

Si repasamos la plantilla del Fulham se nos hace muy complicado pensar que puedan descender. Ahora mismo, sin embargo, van terceros por la cola. Uno de los problemas de la misma la detectó Steve Sidwell, un currante de la medular, antes de que la nave empezara a caerse.

“Tenemos algunos jugadores con un talento increíble pero su capacidad de trabajo no es buena”. Steve Sidwell

Bryan Ruíz, Dimitar Berbatov, Adel Taarabt y Darren Bent son cuatro futbolistas de muchísima calidad técnica. Hay varios equipos en la Premier League que no tienen a ningún futbolista que se acerque al talento único de cualquiera de ellos pero difícilmente les vemos a los cuatro juntos en un once de Jol, que sabe perfectamente que raramente se sacrifican para el equipo. Quizás esta sea una de las razones que han salvado de momento la cabeza de Jol. El Fulham ha contratado esta semana al también holandés Rene Meulensteen como first-team coach. Es decir, primer entrenador de la primera plantilla, encargado de las sesiones de entrenamiento y ayudante del manager, Martin Jol. Meulensteen ocupó ese mismo puesto en el Manchester United entre 2007 y 2013 y se quedó sin empleo en agosto cuando David Moyes trajo consigo a su staff personal a Old Trafford.

“Me senté con Moyes y le dije que la forma como quería hacerme trabajar conllevaría fricciones entre ambos”. Rene Meulensteen, Daily Mirror

Se han visto equipos del Manchester United más buenos o menos buenos, pero nunca uno que no corriera. El fichaje de Meulensteen incentivará esa parcela en el campo de entrenamiento del Fulham. Uno de los méritos más importantes de Meulensteen en Old Trafford fue su colaboración en el fichaje de Robin Van Persie. Mientras Alex Ferguson fue clave para convencer al Arsenal de la venta, Arsène Wenger está convencido de que el artífice de la operación fue el holandés, que convenció al jugador de cambiar Londres por Manchester. Meulensteen ocupó el puesto de asistene en el Anzhi a principios de temporada, pero abandonó cuando el club ruso empezó a desmembrarse. Ha sido uno de los nombres que más ha sonado para ocupar el banquillo del Crystal Palace y finalmente se ha incorporado al Fulham, un puesto de segundo con el primero cuestionado. En octubre el club londinense ya le quiso y él rechazó la oferta. Ahora le necesitan más. De momento acompañando.

Related posts

Deja un comentario

*