Un Guardiola

Pep Guardiola pictured during a press conference at City Football Academy, Manchester
Picture by Matt Wilkinson/Focus Images Ltd 07814 960751
08/07/2016

Existen obras que no requieren una firma para identificar a su creador. Hay versos ligados a un poeta, melodías que sugieren el nombre de un músico, pinceladas que trazan la identidad de un maestro y planos que desvelan quién es el cineasta. En Manchester tenían los cuadros de L.S. Lowry y las canciones de Oasis. Ahora tendrán los partidos del equipo de Guardiola. El juego de posición que tratará de implementar en el City será, como ha sido en sus anteriores equipos, fútbol de autor.

Pep Guardiola debutó en la Premier League con una ajustada victoria por 2-1 ante el Sunderland de David Moyes. La expectación era máxima. Y lo seguirá siendo, pues Guardiola tan sólo acaba de empezar a esculpir su proyecto. En su llegada al club se encontró con un gran bloque de mármol y, a lo largo de la pretemporada, le pegó varios martillazos hasta definirlo ligeramente. Esa forma preliminar ya se puede asociar a su autor. El City parece un Guardiola. Uno todavía inacabado, pero al fin y al cabo, un Guardiola. Ahora es cuando viene lo verdaderamente interesante. Toca ver cómo Pep pule la obra en búsqueda de su concepción de la perfección, de ese híbrido tan difícil de alcanzar: el de la estética y el éxito en término de resultados. Levantar aplausos y levantar copas es lo que quiere el técnico de Santpedor, que ya ha introducido varios conceptos que diferencian a este City del de su antecesor Manuel Pellegrini.

No faltaron novedades en el primer once de Guardiola en la Premier League. En la portería optó por Willy Caballero y no por Joe Hart, probablemente para tener un guardameta con mejor juego de pies. La pareja de centrales estuvo compuesta por Aleksandar Kolarov -que suele ser lateral izquierdo- y por el recién llegado John Stones. Los laterales fueron Gaël Clichy y Bacary Sagna, aunque no ocuparon precisamente ese puesto. Su posicionamiento en la salida de balón fue uno de los aspectos en los que más se notó la mano de Guardiola. Clichy y Sagna jugaron por el centro, por delante de una pareja de centrales bien abierta. Entre Kolarov y Stones apareció con asiduidad Fernandinho -único mediocentro, pues Yaya Touré fue suplente- para ejecutar una salida lavolpiana.

Manchester City - Sunderland
Así se colocaron los defensores del Manchester City y Fernandinho en la salida de balón.

Por delante de ese esquema estaban dos futbolistas con una gran capacidad creativa: Kevin De Bruyne y David Silva. En la izquierda partió de inicio Nolito, que fue sustituido por su compatriota Jesús Navas en la segunda parte. Navas jugó por la derecha y un centro suyo propició el 2-1 a falta de tres minutos para el final. En la otra banda, un Sterling muy activo que provocó un penalti en los primeros compases del encuentro. No falló desde los once metros el Kun Agüero. Del delantero argentino se esperan grandes cosas bajo las órdenes de Guardiola. Ante el Sunderland marcó de penalti y también tuvo otra oportunidad clara en el segundo tiempo.

Pep Guardiola después del partido:

“Creo que merecimos la victoria, aunque el Sunderland jugó muy bien en defensa. Me he dado cuenta de lo difícil que es la Premier League”.

“Quizás no hayamos creado demasiadas ocasiones, pero hemos jugado como queríamos y tampoco concedimos muchas ocasiones. Dominamos el partido, aunque necesitamos estar un poco más rápidos en el último cuarto de campo”.

No obstante, el gol del Sunderland en la segunda parte mostró la vulnerabilidad en defensa que tiene a día de hoy el equipo de Guardiola. Entre Januzaj, Borini, Rodwell y Defoe (y el error de Stones) se coció la jugada del tanto del empate que puso en apuros al City. Evidentemente, Pep tiene mucho trabajo por delante. No sólo en defensa. En acciones ofensivas también se vieron bastantes imprecisiones, lo cual es compresible, ya que a estas alturas de la temporada los jugadores todavía no aplican todos los automatismos que su entrenador desearía. También cabe destacar que, a pesar del dominio prácticamente absoluto de la posesión, lo del City no fue ni mucho menos un asedio constante a la portería defendida por Vito Mannone. El equipo de Manchester tiró a puerta en cuatro ocasiones, tan sólo una vez menos que su rival. Esto señala las carencias en ataque de los locales, así como la gran labor defensiva de los de Moyes.

Guardiola tendrá más recursos si cabe cuando se incorporen dos flamantes fichajes, Ikay Gündogan y Leroy Sané, y con el tiempo podrá ir mejorando el juego de su equipo. Pero ya no hay margen de error, las pruebas de verdad han comenzado. Su próximo desafío será enfrentarse el martes 16 de agosto en Bucarest al Steaua en la ida del play-off de la Champions League.

Foto de portada: Matt Wilkinson/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

vale que pep es bueno (para mi con kloop los mejores), pero vaya lavado con jabon que le metes, por dios, city era equpo de marmol? por dios, seria de marmol caro…. obivamente que le va a dar su toque personal, como todos, pero veremos hasta donde llega, demosle dos años….

Deja un comentario

*