Un problema en el City

Manchester City Pellegrini Focus

La rueda de prensa de Manuel Pellegrini terminó como el partido del Manchester City: sin noticias. El chileno estuvo apenas cinco minutos ante los medios de comunicación y siguió su línea de actuación habitual, que consiste en responder fácil, rápido y sencillo a todas las preguntas que se le plantean. Sentado en la silla y agarrando con tensión el apoyabrazos, como si tuviese el coche en doble fila, se negó a hablar de su futuro y no dio respuestas sobre el mal rendimiento de su equipo. Tan sólo envió un mensaje, el de volver a ganar. Un periodista le transmitió la opinión de Gary Neville, analista de Sky Sports, el cual criticaba la decisión de jugar con Yaya Touré en un centro del campo de dos jugadores (Yaya y Fernandinho). “Puede opinar lo que quiera”, dijo Pellegrini, seco y serio, sin ninguna explicación para argumentar lo contrario. Tampoco quiso apuntar nada sobre su útil movimiento de tapar a Carrick con Milner, su gran novedad táctica para el enfrentamiento. Semana tras semana, rueda de prensa tras rueda de prensa, el papel de Pellegrini es puramente presencial: sale a la palestra porque tiene que salir, no porque le apetezca explicar. Es esta ausencia de mensaje y de empatía la que mejor se vio representada sobre el césped de Old Trafford (4-2).

El Manchester City ha sumado 6 puntos de 18 posibles contra Chelsea, Arsenal y Manchester United, sus rivales en el Top-4.

Las cuatro derrotas seguidas a domicilio (Liverpool, Burnley, Crystal Palace y Manchester United) han metido al Manchester City en un problema: ya no se pelea por la liga sino por entrar en la Champions League. En una temporada en la que estaba previsto dar un paso adelante a nivel competitivo se ha sufrido un retroceso aún mayor.

Agüero Silva Manchester City focusSilva y Agüero, los dos mejores futbolistas (Foto: Focus Images Ltd)

Lo que el año pasado se intuía -pero quedó camuflado por dos títulos- se ha demostrado en un curso que terminará sin ningún trofeo: el Manchester City ha ganado lo que ha ganado por tener muy buenos futbolistas ofensivos, no por ser un muy buen equipo o por tener una contrastada identidad. El excepcional nivel de Agüero, la clarividencia de Silva y una de las mejores temporadas en la vida de Yaya Touré permitieron volar durante la 2013-14 para coronar a Pellegrini con un doblete en su primer año en Inglaterra. Sin embargo, los problemas recurrentes, que hace meses se arreglaban con una buena actuación de los elegidos, no han sufrido ningún reparo: la línea defensiva es propensa al error y el centro del campo sigue sin ser sólido.

El último intento de Pellegrini: “Quizá el problema del Manchester City haya sido la extraordinaria calidad de sus atacantes. Es lo que le permitió ganar la Premier, pero también lo que ocultó sus deficiencias estructurales. Se impuso en muchos partidos en los que la pegada de Agüero, Dzeko o Yayá Touré y el talento de Silva o Nasri fueron suficientes para decantar la balanza”.

En cada intervención de Pellegrini para resumir un partido habla de la posesión de su equipo, de cuántas ocasiones ha creado y de los pases en los metros finales, nunca de cómo piensa arreglar los problemas propios. Hubo un momento durante la temporada pasada en el que la prensa criticó la labor de Yaya Touré, pues dejaba mucho espacio, pero el marfileño respondió marcando goles. Pellegrini preguntó que por qué, después de marcar, ya no se le criticaba tanto como antes. El complejo urbanístico que se puede construir entre Yaya Touré y Fernandinho, que llevan año y medio como pareja de centrocampistas, sigue sin conocer soluciones. Primero se intentó con Javi García, que jugaba poco, luego con Fernando, que no ha funcionado, y alguna vez con Milner. La cantidad de concesiones que ha permitido el Manchester City por mantener una dupla que no funciona en las grandes citas -Yaya Touré, por ejemplo, no es intenso ni ordenado en defensa- ha puesto en evidencia los errores de una línea defensiva que falla más de lo debido: nunca antes Kompany había estado tan cuestionado como en 2015. Mangala, una inversión millonaria, no juega los partidos decisivos (descarte en el Camp Nou), mientras que Demichelis, que llegó en segundo plano, sigue manteniendo la titularidad.

Kompany Manchester City FocusPellegrini y Kompany (Foto: Focus Images Ltd)

Una plantilla sin renovar

El Manchester City ganó por 1-6 en Old Trafford en la temporada 2011-2012. Si se compara aquel once con el de este domingo, hay 7 futbolistas que repiten titularidad. Sólo han cambiado Zabaleta (Richards), Demichelis (Lescott), Jesús Navas (Balotelli) y Fernandinho (Barry). La diferencia, obviamente, está en la edad de sus piezas. El Manchester City es muy similar pero con 3 años más. Ningún futbolista de la estructura base del equipo (Hart-Kompany-Yaya-Silva-Kun) ha sido fichado en los últimos años, sino que se ha decidido acompañar a los líderes con jugadores que entran y salen del equipo. Por lo tanto, el salto de nivel no se ha dado si no ha sido por ellos, que es lo que ocurrió la temporada pasada: los cinco estuvieron magníficos y dominaron Inglaterra.

2011-12 en Old Trafford: Joe Hart (24 años), Micah Richards (23), Vincent Kompany (25), Joleon Lescott (29), Gael Clichy (26), Yaya Touré (28), Gareth Barry (30), James Milner (25), David Silva (26), Balotelli (21), Agüero (23).

2014-15 en Old Trafford: Joe Hart (27 años), Pablo Zabaleta (30), Vincent Kompany (29), Martín Demichelis (34), Gael Clichy (29), Yaya Touré (31), Fernandinho (29), James Milner (29), Jesús Navas (29), Agüero (26).

Pellegrini tiene trabajo por delante y no es el que le hubiera gustado: debe clasificar al equipo para una competición, la Champions League, en la que según todo hace indicar no los estará dirigiendo el año que viene. Con él ganaron, pero no han evolucionado.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Me suena que Santomé dijo en un MI de lunes o English Breakfast algo de que Benítez planteaba hacer las maletas para Manchester…

http://www.marcadorint.com/coppa-italia/unas-semifinales-con-historia/

“Rafa Benítez no tiene intención de prolongar el contrato que le vincula con el Nápoles hasta el 30 de junio y su mayor ilusión sigue pasando por el regreso a la Premier League. Anfield, un sueño. El banquillo del Manchester City, una opción que gusta mucho al técnico español. Que a los dirigentes de la entidad skyblue también le convenza Benítez es la clave de todo este asunto.”

No es la primera opción del club, pero está en la terna.

Alguien sabe por qué se vendió a Javi Garcia? Si bien es verdad que no era titular indiscutible, hay que decir que al final de temporada acabó jugando la mayoría de los partidos, rindiendo bien, robando balones, cubriendo los huecos de los que habla Álvaro que hay detrás de Yaya. Y con los pies no era cojo…

Cuál es vuestra explicación? Falta de nivel top?

Amén… yo pienso lo mismo. Era un jugador necesario, vital para el equipo y buenísimo como opción táctica.

Deja un comentario

*