Una zona problemática

Arsenal v Tottenham HotspurBarclays Premier League

“El otro día, en posesión, saliendo con la pelota, perdimos muchísimos balones y un equipo como el Dortmund te mata. Con el equipo abierto en posesión, en propio campo, estás muerto. Y me acuerdo de que en los primeros 10 minutos nos cogieron seis u ocho contraataques fuera de casa. Y eso es inaceptable”.

Así se refería el capitán del Arsenal a lo ocurrido en la derrota en el Signal Iduna Park de Dortmund. Un capitán, Mikel Arteta, que además es mediocentro y, por tanto, conoce bien el oficio de mediocentro, pese a que previamente, y durante bastantes temporadas, fue un mediapunta. Ahora Arteta ocupa esa zona del terreno central en la que el equipo inicia la jugada y una zona problemática para los de Arsène Wenger, tanto que es considerada como una de las demarcaciones en las que el club más necesidad tiene de invertir en algún futbolista de primer nivel acudiendo al mercado de fichajes, algo que los londinenses han desestimado o bien han intentado sin éxito.

Arsenal v Tottenham Hotspur Barclays Premier League

Nacer Chadli anotó el 0-1 para el Tottenham tras una pérdida de balón cerca del área gunner (Foto: Focus Images Ltd)

La cantidad de balones perdidos en ese terreno es uno de los mayores defectos que presenta el Arsenal últimamente cuando se enfrenta a teóricos rivales directos: Dortmund, Liverpool, Chelsea, Manchester City, etc. Esféricos perdidos en ese escenario que describía Arteta: con el equipo abierto, en salida de balón y en campo propio. Son elementos que provocan que esas recuperaciones del rival conlleven un nivel muy alto de riesgo: buena posición para contragolpear, equipo abierto y ya con pocos defensores (no situados idóneamente).

Una nueva pérdida de balón en la zona del mediocentro, esta vez por parte de Mathieu Flamini ante la buena presión spur, condenó al Arsenal a caer 0-1 momentáneamente en el marcador. Lo arregló ligeramente Alex Oxlade-Chamberlain, pero quien aún no ha arreglado unas deficiencias que han de ser consideradas como crónicas es Arsène Wenger. Tiene trabajo en el centro de campo, especialmente a la hora de confeccionarlo durante la próxima semana: no podrá contar con Arteta y Ramsey (lesionados) ante el Galatasaray y el Chelsea, como probablemente tampoco estará Jack Wilshere, que acabó el derbi del norte de Londres con el tobillo dañado.

Dañado el tobillo de Wilshere y dañada la fiabilidad del motor gunner, de ese centro del campo problemático tanto en la salida de balón como en el trabajo táctico y defensivo.

¿Candidatos a ocupar esa zona del campo ante el Galatasaray y Chelsea? La figura del galo Flamini se antoja casi como fija en los planes, ya que es harto improbable que Abou Diaby (60 minutos de fútbol en competición oficial durante el último año y medio) esté capacitado para jugar dos partidos seguidos. Está por ver incluso si es alineado en alguno de estos dos compromisos bastante exigentes. No es descartable que Calum Chambers adelante su posición a la medular -Héctor Bellerín regresaría al lateral derecho y Koscielny-Mertesacker serían los centrales-, como tampoco lo es que Oxlade o Cazorla retrasen su rol en el campo el día del Galatasaray y sea uno de ellos quien acompañe a Flamini en el medio. Wenger ya ha empleado previamente al inglés y al español como interiores. Eso para recibir al equipo turco. Otra cosa distinta debe ser la visita del domingo al Stamford Bridge, donde previsiblemente el Arsenal necesitará más músculo y más habilidades defensivas para enfrentarse a un rival poderoso con Nemanja y Cesc Fàbregas.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

4 comments

Deja un comentario

*