Undécimo

Romelu Lukaku of Everton shows his frustration after Ross Barkley misses a chance to score against Leicester City during the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool.
Picture by Michael Sedgwick/Focus Images Ltd +44 7900 363072
19/12/2015

Asegura mi compañero y, sin embargo, amigo Álvaro de Grado que “el Everton está a punto de convertirse en un muy buen equipo”. Repite dicha frase desde hace meses, probablemente desde hace más de un año. Y aquí seguimos. Esperando.

Porque el Everton concluye este 2015 siendo el 11º clasificado de la Premier, una leve mejoría con respecto al 12º puesto que ocupaba la temporada pasada a estas alturas del campeonato y una posición idéntica a aquella con la que finalizaron la Premier 2014/15. El problema es que ser undécimo se antoja insuficiente para una plantilla con este potencial. Una plantilla que cuenta con:

  1. El máximo goleador de la Premier League (igualado con Jamie Vardy) gracias a sus 15 goles. Se llama Romelu Lukaku.
  2. Posiblemente el extremo puro más en forma del campeonato inglés. Se llama Gerard Deulofeu.
  3. La pareja que muchos consideran como la más en forma de la Premier. Lukaku-Deulofeu.
  4. Uno de los 5-10 mejores centrocampistas de la primera vuelta de la Premier. Se llama Ross Barkley.
  5. Uno de los centrales más elogiados de la Premier. Se llama John Stones.

Con esos mimbres, ese elenco de individualidades y aún considerando los problemas físicos sufridos por Phil Jagielka, Leighton Baines o James McCarthy, se puede concluir que el Everton está rindiendo un año más por debajo de sus posibilidades, esta vez con la diferencia de que no acumula el desgaste europeo que sí tenía el curso pasado con la Europa League.

¿Qué tres cosas tienen en común el Stoke City, el Watford, el West Ham, el Crystal Palace y el Leicester City? Que todos ellos son equipos ingleses, que todos habitan por delante del Everton en la tabla y que aparentemente ninguno de ellos tiene una plantilla netamente superior a la de los toffees.

Las próximas tres jornadas del Everton son ante el Tottenham, en casa del Manchester City y en el campo del Chelsea.

Romelu Lukaku of Everton (right) scores their second goal during the Barclays Premier League match at Goodison Park, Liverpool Picture by Greg Kwasnik/Focus Images Ltd +44 7902 021456 28/12/2015
Sin los (15) goles de Lukaku, ¿dónde estaría el Everton / Foto: Focus Images Ltd
Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

7 comments

Genial artículo. No puede haber mejor manera de empezar. Enorme, el trabajo que estas realizando estos días de Navidad. Muchos artículos, y todos de mucha calidad

Es verdad todo esto que comentas, pero en general está siendo una premier muy muy rara.
Por poner un punto en favor del Everton decir que está la premier muy apretada (y muy rara) y que me espero cualquier cosa, si hubiera ganado ayer, estaría séptimo a 6 puntos de Champions y no hubiera sido un mal 2015.
Me da la sensación de que el Everton solo puede acabar en casis: en remontar en una buena segunda vuelta dando ese pequeño salto del que habla De Grado y acabar en un casi-champions (5º o 6º) o con la frustración de no terminar ese plus de rendimiento con los jugadores que están rindiendo bien de los que se habla en el artículo dando un bajón y terminar en casi-descenso. (Por muy bien o muy mal que estén no los veo en los extremos de Champions o descenso)

Me recuerda, salvando las distancias, a la selección belga: grandes individualidades pero con un rendimiento mediocre como equipo.

Deja un comentario

*