La vieja guardia del Arsenal

Arsenal v Stoke CityBarclays Premier League

Transcurría el minuto 86 de partido y Bacary Sagna se colocaba como tercer central, peleando con Ameobi cada balón colgado al área. Mathieu Flamini le metía el cuerpo a Ben Arfa, lo agarraba e intentaba robarle la pelota mientras el extremo francés cambiaba de ritmo. Mathieu se caía, porque no puede aguantarle una carrera. Pero se levantaba y chocaba contra él de nuevo tratando de imponerse en el cuerpo a cuerpo. “Y si no -pensaría él-, en el peor de los casos conseguiré que tome una mala decisión”. Tomas Rosicky agitaba los brazos para pedirle un último esfuerzo a Bendtner, que acababa de sustituir a Giroud. Con esa imagen finalizó el tiempo añadido y yo lo vi todo muy épico. Los futbolistas de siempre de Arsène Wenger, los que conocieron tiempos mejores en el club, dejándose la piel hasta el último segundo. Sí, incluyo a Flamini, que se fue y sin embargo parece haber estado siempre en Londres sin que hayan pasado por él los años. Me pareció emocionante.

Disfruto con este Arsenal porque Aaron Ramsey me recuerda a Cesc, porque Wenger sigue apostando por el crecimiento de futbolistas de calidad, porque el sello del equipo es la asociación de futbolistas jóvenes de gran nivel técnico que trenzan jugadas interminables y siempre te sorprenden con algo diferente. Porque estoy convencido de que Jack Wilshere es el futbolista que Inglaterra lleva tantos años esperando, porque Koscielny y Mertesacker han formado una pareja intachable cuando solo había críticas a su alrededor. Sí, el tronco alemán y el debilucho francés que siempre arriesga en exceso no han perdido ni un solo partido de Premier League desde enero de 2012 cuando han jugado juntos durante los 90 minutos. Disfruto con la fe que tiene Arsène en sus futbolistas y eso que cada semana, en algún momento, pierdo la fe en Arsène y en sus futbolistas. Y sobre todo he disfrutado con un final de temporada extraordinario tras un año muy complicado no solo en lo puramente deportivo, 2012, y con el reset del proyecto de este mismo verano que encauzó seis meses fantásticos que permiten cerrar diciembre en la primera posición de la tabla clasificatoria. Me he desesperado en el pasado, me gusta lo que veo y creo que el futuro, si Arsène firma su continuidad en el club, es tremendamente esperanzador.

Arsenal v Olympique de Marseille UEFA Champions League

La polivalencia de Tomas Rosický es fundamental para el Arsenal. (Foto: Focus Images Ltd)

Si me tuviese que quedar con alguna imagen de este 2013, seguramente la que más me llena se aproxima al momento en el que Lee Probert señaló el camino de los vestuarios en la tarde de ayer. La vieja guardia, Flamini, Rosicky y Sagna, se abrazaba en el centro del campo y se felicitaba por la recompensa conseguida con mucho esfuerzo. Más allá de la brillantez, de lo técnico, de lo preciosista, ese espíritu de los veteranos que tratan de empujar el proyecto hacia delante mientras todos los focos señalan a los jóvenes es lo que más me reconforta. Y dos de ellos, Sagna y Rosicky, finalizan su vinculación con el Arsenal en el mes de junio y en los próximos días podrán negociar libremente con otros equipos. Sería un gravísimo error dejarlos marchar.

Flamini ha jugado de mediocentro, de interior y de lateral izquierdo, Sagna de lateral y de central, y a Rosicky lo hemos visto en la banda izquierda, en la banda derecha y en la media punta. Los tres han cumplido siempre. El rendimiento del francés ha aumentado exponencialmente tras un 2012 discreto. Bacary se vacía en defensa, se relaciona bien con los centrocampistas en la zona central del campo y aporta en ataque, sube la banda con mucho criterio y sus centros suelen llevar peligro. A mí me transmite paz, confianza. Cuando juega Sagna tengo la sensación de que todo está en su sitio, de que por ahí el equipo no va a sufrir. Los problemas serán otros, pero el extremo izquierdo rival lo va a pasar mal porque el francés siempre cumple. Rosicky es electrizante. No recuerdo un partido malo del checo en el último año, pese a su fama de irregular, y tengo la sensación de que siempre ofrece más de lo que se le pide. Conduce rápido, zigzaguea, se ofrece, busca la mejor opción de pase y si la pierde persigue a su oponente rápidamente. Él no desconecta. Su implicación es total y, administrando sus esfuerzos, tiene cuerda para rato. Flamini es el alma, simboliza volver a competir. Nada ni nadie representa mejor el liderato del Arsenal que Mathieu gesticulando, voceando, mientras saca a la defensa del área. El carácter, la madurez, es lo que te ayuda a ganar dos partidos seguidos a domicilio tras sumar 2 puntos de 9 posibles ante Everton, Manchester City y Chelsea. Este Arsenal es un Arsenal más hecho, menos adolescente, que si pincha contra los favoritos tiene suficiente personalidad para levantarse y sacar adelante con mucho sudor partidos complicados contra rivales muy incómodos.

Si el Arsenal decide prescindir de Rosicky o Sagna, no presentándoles una oferta de renovación a la altura de su rendimiento, estará alejándose un par de metros de su objetivo. Para ganar, los necesita.

No tengo ninguna duda.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

15 comments

Excelente artículo. Mi relación con el Arsenal y Wenger ha sido muy parecida. La fe inquebrantable de Arsene parece cuajar en el equipo. Espero que sean muy inteligentes para incorporar al equipo las dos o tres piezas que necesitan para consolidar lo que emerge. Y que los sobrevivientes de la diáspora que citas sean renovados.

"Disfruto con la fe que tiene Arsène en sus futbolistas y eso que cada semana, en algún momento, pierdo la fe en Arsène y en sus futbolistas."

Me hiciste emocionar Carlos. Creo que este Arsenal puede ser campeón. Manchester City parece superior pero pienso que existe la chance.

Que ganas hay de que el Arsenal vuelva a estar peleando realmente por la Premier, y parece que este es el año. Como bien dices tiene la capacidad de sacar partidos adelante, cuando los años anteriores no lo hacia. El mejor ejemplo es el de la semana pasada. Min 60 perdiendo 1-0 y despues de los anteriores “pinchazos” contra los grandes, ahí estaba la sensación de que este Arsenal volvía a ser el quiero y no puedo de años anteriores, pero ahí está la diferencia sacaron el caracter necesario para remontar. No se si ganarán la liga este año pero si creo que la van a competir hasta el ultimo dia.
Renovación a Sagna ya!! Me parece fundamental, especialmente la renovación de Bacary, me parece un gran lateral, con unas condiciones que mirando al mercado creo que sería complicadisimo sustituir o al menos sustituir sin pagar una millonada.

Es que esa es la cuestión: ¿Dónde va a encontrar un lateral mejor que Sagna el Arsenal sin tener que pagar una suma de dinero desorbitada? Yo no lo sé.

Al parecer hay fondos, Los Wenger y Gazidis ya lo han dicho en varias oportunidades.

Uno que me gustaría a mí ver en el equipo es a Coleman, eso sí, si no arreglan la renovación de Bacary.

Brutal artículo. De acuerdísimo en todo. El dato de Mertesacker&Koscielny es absolutamente escandaloso. Lo cierto es que a día de hoy son la mejor pareja de centrales de la Premier. Uno equilibra al otro. Uno compensa los déficit del otro. Ayer, cuando el Newcastle se sintió en la responsabilidad de empujar hacia el empate, en esos últimos quince minutos, Mertesacker parecía Fernando Hierro despejando balones con la cabeza. Esta mañana he publicado esto http://elminuto93.wordpress.com/2013/12/30/volvie… porque yo también estoy atónito con ese saber competir del Arsenal. Y lo más chulo, es que más allá de Flamini, Rosicky o Sagna, ese ímpetu de ganar como sea lo veo en Arsène Wenger. Y eso reconforta.

Leído, Antonio. También lo recoge la prensa inglesa y hoy lo han comentado Sergio y Axel en Planeta MI: la victoria de ayer le da mucho empaque al equipo. Es el típico partido en el que te haces “creíble” a los ojos de los rivales. Hay que refrendarlo el miércoles contra el Cardiff City, claro.

Yo creo que es partido de equipo grande, de ganar sin convencer, solo por la dinámica. Lo que espero que más mire Wenger del partido es a Loyc Rémy, puede ser el delantero resolutivo que busca. Nos quedará la duda de si con Özil el partido fuera diferente. Por lo que intuyo, con Ramsey no, pues lleva unos partidos renqueante. Lo mejor es que descansen ambos. Por otra parte quiero decir que es el segundo partido que veo a Szczesny con algo de nerviosismo en algunas jugadas, no se si es aleatorio o es que está volviendo a coger la patosidad de la temporada pasada. Y por último, apuntar que me parece significativo que no se diera entrada a Monreal, parece que el partido contra el Chelsea le está pasando mucha factura. Porque si, metió a Arteta para intentar tener algo más de control, pero se veía que el Newcastle estaba volcado. Puede ser también que confíe mucho en Flaminí, que lo hace, pero si confiara en Monreal dejaría a Arteta en el banquillo y le diría a Mathieu que fuera el primero en ir a moder al hombre que tuviera la pelota. Parece que Monreal se ha desenganchado y vivirá en el banquillo lo que Gibbs quiera o pueda.

Tremendo Articulo, necesitamos un 9 de jerarquía y quizas un refuerzo en la zona de Sagna y Flamini . Debuchy y Mvila serian geniales ! EXCELENTE .

A MI CADA DIA ME GUSTA MAS ROSICKY. BRUTAL. Yo no veo un futuro esperanzador sinceramente. Para mi la clave esta en las futuras actuaciones de Arsene. Fichó a un jugador TOP y mas o menos contrastado como Ozil. Esto hacia mucho tiempo o incluso nunca ha pasado. Para mi el futuro depende de fichajes ya contrastados al nivel de Ozil. Para eso tiene que hacer girar 180 la filosofia Wengeriana.Tambien se necesita muchos millones. O la última posibilidad es que se de una espectacular generación de jugadores como parecen ser los Whilsere, etc, pro, aún así lo veo muy dificil por la calidad de los equipos contra los que compite: caso city caso Chelsea, etc. Ozil ha sido la primera piedra para cambiar la filosofia de apostar por jovenes en muchos casos muy discutidos.

Deja un comentario

*