Wenger vuelve a 1997

Arsenal manage Arsene Wenger during the Premier League match at the Riverside Stadium, Middlesbrough
Picture by Christopher Booth/Focus Images Ltd 07711958291
17/04/2017

Arsène Wenger nunca ha sido muy amigo de cambiar de esquema táctico ni de someter a sus equipos a grandes revoluciones o modificaciones drásticas. Su línea de cuatro defensas se ha mantenido intacta desde hace 20 años, mientras que sus únicas variaciones en este periodo han tenido que ver con el reparto de las posiciones de centrocampistas y delanteros (4-4-2, 4-3-3, 4-2-3-1, etc). En algunos momentos de esta época reciente del Arsenal, jugadores suyos han sentido que no se estudiaba lo suficiente a los rivales, que el Arsenal no se adaptaba a las características, virtudes y defectos del contrario.

De algún modo, el viaje este lunes al Middlesbrough supuso una revolución táctica considerando lo que ha sido el Arsenal del siglo XXI: Wenger alineó tres centrales por primera vez desde el siglo pasado. Dicho esquema estaba al alza a mediados de los años 90 en Inglaterra y el conjunto inglés no era una excepción. Eso cambió con la contratación de Arsène Wenger en el otoño de 1996, aunque no inmediatamente, ya que el técnico alsaciano mantuvo el dibujo con tres centrales durante sus primeros meses en Londres. Por ejemplo, su estreno, un 0-2 en el campo del Blackburn Rovers, lo afronta con una línea de tres centrales compuesta por Martin Keown, Tony Adams (actual entrenador del Granada) y Steve Bould (ahora segundo entrenador gunner). El Arsenal ya iniciaría posteriormente la campaña 1997/98 con defensa de cuatro y acabaría ganando la liga ese mismo año.

Primera alineación de Wenger con el Arsenal (12 de octubre de 1996 en Blackburn):

1996

“Pensé que habíamos sido un poco vulnerables defensivamente y tenía que darle un poco más de seguridad al equipo. Últimamente nos enfrentamos a varios partidos con mucho juego directo y creía antes de este encuentro que quizás ellos jugarían con Gestede y Negredo y que buscarían el juego directo. Esas son las razones“, argumentó anoche Wenger en el campo del Boro. “Funcionó bien en la primera parte, no concedimos ocasiones y fuimos sólidos en acciones de estrategia. En la segunda parte hubo una o dos ocasiones en las que podíamos haber dominado mejor por alto, pero bien en general. No creo que sea una solución a largo plazo, aunque puntualmente puede funcionar”, añadió el técnico francés de 67 años.

Arsène Wenger: “Es la primera vez en 20 años [que jugamos con defensa de tres centrales]. Eso demuestra que incluso a mi edad se puede cambiar.”

Organizar al equipo de una forma distinta en Middlesbrough no fue la única decisión significativa del entrenador, que prescindió en su alineación de Héctor Bellerín, uno de los futbolistas gunners más señalados por su bajo rendimiento en la segunda mitad del campeonato. Wenger optó por ello a pesar de que esa suplencia obligase a jugar a Alex Oxlade-Chamberlain en un rol un tanto novedoso para el inglés: carrilero derecho. Y Oxlade acabó firmando una de las mejores actuaciones individuales de la noche.

Arsène Wenger: “Cuando al equipo le falta confianza, cambiar de sistema puede ayudar a creer en algo diferente.”

La solución que presentó el conjunto londinense en Riverside hace que todos los equipos ingleses que luchan por acceder a competiciones europeas han empleado una zaga de tres centrales en algún momento del presente curso: el Chelsea de Antonio Conte, el Tottenham de Mauricio Pochettino, el Liverpool de Jürgen Klopp, el Manchester City de Pep Guardiola, el Manchester United de Jose Mourinho, el Everton de Ronald Koeman y ahora el Arsenal de Wenger.

Disposición táctica del Arsenal anoche en el campo del Middlesbrough (1-2):

2017

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*