El City gana con solvencia

Manchester City's David Silva celebrates scoring their third goal with second goal scorer Raheem Sterling during the third round of the FA Cup at the London Stadium, Stratford
Picture by Daniel Hambury/Focus Images Ltd 07813022858
06/01/2017

Convincente triunfo del Manchester City en su visita al West Ham. El equipo dirigido por Pep Guardiola controló de principio a fin el encuentro en el London Stadium. Poca resistencia le opuso su rival, un endeble e inofensivo West Ham que dejó sensaciones muy negativas. El protagonista de la noche fue Gabriel Jesus. En su primera titularidad en Premier League, el joven brasileño de 19 años dio una asistencia, marcó un gol y fue nombrado man of the match. Las demás piezas del City en ataque firmaron asimismo un gran partido, sobre todo Leroy Sané.

West Ham 0
Manchester City 4 (De Bruyne 17′, Silva 21′, Jesus 39′, Touré p. 67′)

West Ham vs Manchester City - Football tactics and formations

En la alineación del Manchester City llamó la atención el cambio en la portería: Claudio Bravo se quedó en el banquillo y fue Willy Caballero quien estuvo bajo los palos. Aunque Caballero ya había jugado el pasado sábado ante el Crystal Palace (victoria del City por 0-3), ése fue un partido de FA Cup. En Premier, Bravo venía siendo el portero titular desde su llegada en septiembre. No obstante, las recientes actuaciones del guardameta chileno habían despertado ciertas dudas. También destacó la suplencia de Sergio Agüero. El argentino vería el juego desde el banco hasta bien entrada la segunda parte. En su lugar, la referencia en ataque fue el recientemente llegado Gabriel Jesus. Los movimientos y contactos con el balón del ex de Palmeiras fueron cautivadores. Su debut en los minutos finales del duelo ante el Tottenham (2-2) ya había sido vibrante. Después jugó sus primeros noventa minutos en la eliminatoria copera frente al Palace y dio una asistencia. Ante el West Ham, Jesus volvió a salir de inicio y no sólo sirvió un gol; también marcó otro. Por su parte, en el cuadro local fue titular uno de sus dos fichajes, José Fonte, y el otro, Robert Snodgrass, entró en el segundo tiempo, aunque poco le pudo aportar al equipo. Quien ya no está con los hammers es su estrella de la temporada pasada, Dimitri Payet, que volvió al Olympique de Marsella en las últimas horas del mercado.

El City salió con la intención habitual de construir sus jugadas desde atrás. Pero sería con una salida en rápido con lo que inauguraría el marcador. Un pase errado de Aaron Cresswell propiciado por la presión rival dio lugar a un contragolpe liderado por Kevin De Bruyne. El belga se la dio a Gabriel Jesus, que estaba escorado a la derecha, y continuó su carrera para recibir la pared del brasileño en la frontal y encontrar la red con un disparo. La respuesta del West Ham fue prácticamente nula y el resultado se volvería a mover sólo cuatro minutos después, de nuevo a favor del conjunto visitante. Tras un robo en campo propio, los sky blues iniciaron otro contraataque. De Bruyne abrió para Leroy Sané en la izquierda y éste inició una magnífica jugada individual: se fue del lateral derecho Sam Byram con un túnel, superó a José Fonte con un cambio de dirección ya en el área y puso un balón raso al segundo palo que David Silva no desperdició. Apenas se habían cumplido los primeros veinte minutos de juego y el City ya tenía el partido de cara. El gran miedo del equipo de Guardiola -producir ocasiones pero llegar al tramo final sin haber podido marcarle a un rival replegado- se había superado.

Contraatacando como el imperio el City había hecho mucho más daño que con posesiones pausadas. Lo cierto es que no siempre les estaba resultando sencillo sacar el balón limpio desde atrás. Tuvieron, no obstante, una llegada destacable pocos minutos antes del descanso que desembocaría en el tercer gol. El City le dio salida a la jugada con calma: moviendo el balón y moviéndose sin él para crear espacios (qué arte tiene David Silva haciendo esto) hasta que Gabriel Jesus retrocedió su posición, recibió solo en el centro y tuvo tiempo para hacer un control orientado y poner un pase al espacio a Sterling. El extremo recortó y se la dio de cara a De Bruyne, pero el autor del primer gol esta vez no pudo disparar. Entonces, el West Ham inició su ataque y el City hizo exactamente lo que su entrenador desea cuando pierde la posesión: recuperarla de inmediato. Así de simple. Leroy Sané se anticipó a un pase de Obiang y castigó a la zaga local con un pase al espacio a la derecha para Sterling. Ya solo ante el portero, Sterling no tiró, sino que se la cedió a la izquierda a Jesus y el brasileño marcó el 0-3.

David Silva fue el capitán del City. Por su manera de entender el juego, su trayectoria, sus instrucciones... Silva parece ser la prolongación del cuerpo técnico en el césped. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
David Silva fue el capitán del City. Por su manera de entender el juego, su trayectoria, sus instrucciones… Silva parece ser la prolongación del cuerpo técnico en el césped. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.

El West Ham no amagó con meterse en el partido en ningún momento de la segunda parte. En alguna individualidad de Manuel Lanzini, en alguna arrancada de Michail Antonio o en la entrega del capitán Mark Noble residió la poca ambición de un apagado equipo hammer. Adelantaron, eso sí, su línea de presión. Pero el City logró superarla con éxito. Hubo algunas ocasiones en las que Nicolás Otamendi y John Stones se vieron expuestos a situaciones comprometidas, mas ambos salieron del paso, siempre tratando de mantener el balón pegado al suelo y sólo como último recurso, mandándolo en largo por arriba. Mientras, la grada del Estadio Olímpico de Londres se fue vaciando poco a poco. Nada tiene que ver el nuevo feudo del West Ham con Upton Park. El Olímpico a veces se arranca con algún cántico o se viene arriba con alguna jugada en concreto, pero son momentos esporádicos. A día de hoy, este amplio campo no intimida a las visitas. Quizás sea una cuestión de tiempo.

El cuarto y último gol llegó cuando De Bruyne se hizo con el balón en el centro del campo y puso un pase al espacio que Sterling recibió en la derecha. Dentro del área, Sterling recortó y fue derribado. Yaya Touré transformó el penalti. Nice and easy. El West Ham había sido goleado como en la eliminatoria de FA Cup de principios de enero en la que el City ganó por 0-5. Este resultado deja al City quinto empatado con el Liverpool, a un punto del Arsenal y del Tottenham y a diez del Chelsea. En cuanto al West Ham, los de Bilic se reencuentran con la derrota después de haber ganado dos anteriores partidos. El equipo del este de Londres permanece en mitad de tabla y, a diferencia de en la primera vuelta, no tiene que temer por el descenso. Aunque en términos de sensaciones dejó mucho que desear ante el City.

Yaya Toure puso la guinda de penalti. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
Yaya Toure puso la guinda de penalti. Foto: Daniel Hambury/Focus Images Ltd.
Foto de portada: Daniel Hambury/Focus Images Ltd

Related posts

1 comments

Como lo dije hace un tiempo, lo mejor del City fue cuando Silva y De Bruyne jugaban de interiores + 2 extremos. Pep volvió a la alineación que le dio más créditos y regresó la solvencia del City!!

Deja un comentario

*