The Hawthorns y el Olímpico de Roma

West Bromwich Albion v Burnley - Coca Cola Championship

La noche de un lunes frío de noviembre nos ofreció dos partidos interesantes en dos de las ligas más importantes del Viejo Continente. En The Hawthorns, al noroeste de Birmingham, West Bromwich Albion y Aston Villa (empatados a 14 puntos) pugnaban por situarse décimos en la tabla, justo detrás del vagón de clubes que se repartirán las plazas que dan acceso a Europa en la Premier; en el Olímpico de Roma, Rudi García y los suyos recibían al Cagliari (14º con 13 puntos) dispuestos a recuperar la primera posición de la Serie A que les arrebató el domingo la Juventus de Antonio Conte.

West Bromwich Albion 2-2 Aston Villa, Álvaro de Grado

Shane Long y un West Brom trabajador

El de Steve Clarke es, ante todo, un equipo de mucho sacrificio. La primera media hora fue el mejor ejemplo, con una presión muy intensa sobre la salida de balón del Aston Villa y el trabajo habitual de Yacob y Mulumbu, sobre los que se sostiene el equipo en cualquier partido. Mientras tanto, Brunt se encargó de poner a funcionar su zurda y mandó balones al ataque, por arriba o por abajo. Uno lo recogió Long, lo pinchó con maestría y cruzó el balón al palo largo para hacer el primero. Shane Long no es un futbolista regular, tampoco es especialmente fiable, pero de vez en cuando tiene un partido sensacional. También hizo el segundo con una sutil vaselina a Guzan, muy flojo en el gol, tras un regalo de Bacuna y el encuentro no quedó sentenciado porque a Sessegnon le falló la puntería un par de veces.

El tridente ofensivo titular

El partido cambió cuando Paul Lambert, con 2-0, introdujo un triple cambio a falta de media hora. Weimann, Agbonlahor y Delph, al campo, por lo que los dos primeros se unían a Benteke en la punta de ataque. Es el tridente más peligroso del Aston Villa: ni Kozak, ni Tonev, ni experimentos raros. La triple sustitución cambió el partido, movió todo. Weimann es un explosivo, pura dinamita, y tanto él como Agbonlahor rompen con cada balón que cede Benteke de espaldas. A los diez minutos recortó distancias El Ahmadi y poco después Westwood consiguió el empate con un disparo desde lejos. El mediocentro inglés es, quizás, el futbolista más consistente de un equipo que al menos reaccionó a tiempo para sacar un punto del derbi regional. Benteke, por cierto, acumula 6 jornadas sin ver portería, su peor racha desde que llegó a la Premier League.

FIL WESTBROM ARSENAL 01

     WBA y Aston Villa ocupan posiciones cómodas en la zona media de la Premier. (Foto: Focus Images Ltd)

AS Roma 0-0 Cagliari, Carlos Rosende

El peso de los laterales y Gervinho

Si algo caracteriza a la AS Roma de García es la continúa presencia de sus laterales, hoy Maicon y Dodô, en posiciones ofensivas. Ambos se incorporaron siempre en el momento oportuno y pusieron buenos centros que ni Gervinho ni Strootman ni Florenzi consiguieron convertir en gol. El punta de Costa de Marfil, que regresaba a la titularidad tras más de un mes alejado de los terrenos de juego por una lesión en la rodilla, se mostró muy activo: encaró siempre que pudo a Astori y Rossettini y cargó el área con inteligencia para rematar las continúas internadas desde los costados de sus compañeros brasileños. No sólo Gervinho, hasta 5 o 6 futbolistas incorporaron los locales a posiciones de remate con asiduidad, pero el palo, Avramov y los errores en la definición impidieron que se adelantaran en el marcador antes del descanso. A pesar del dominio local, el Cagliari no le perdió la cara al partido e Ibarbo puso a prueba los reflejos de Morgan De Sanctis. Cossu y Sau, muy activos, también hicieron temblar por momentos a la defensa capitalina.

Avramov y los cambios de la Roma

En la segunda mitad, Vlada Avramov se erigió como el gran protagonista. El portero serbio, titular por segunda semana consecutiva como consecuencia de la lesión de Michael Agazzi (indiscutible hasta la jornada 11), salvó a su equipo en numerosas ocasiones. Una gran estirada suya impidió que un disparo potente y bien colocado de Maicon, desde la frontal del área, se colara por la escuadra derecha de su portería. Y no sólo tuvo una importancia capital bajo palos: sus saques rápidos en largo fueron la principal arma ofensiva del equipo del sur de Cerdeña, tratando de coger por sorpresa a una defensa local muy adelantada a lo largo de todo el partido. Rudi García dio entrada a Borriello y a Bradley, pero ninguno de los dos consiguió sumar: Borriello pasó desapercibido porque los locales comenzaron a tener problemas para llegar con claridad a línea de fondo y Bradley, que se situó en la posición de Maicon, estuvo muy impreciso a la hora de colgar balones al área. Tres empates en las últimas tres jornadas provocan que la Roma ceda el liderato y la Juventus se aúpe a la primera posición de la Serie A, veremos por cuánto tiempo.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

Deja un comentario

*