Wilshere contra sus propios fantasmas

Wilshere Arsenal Focus

Nunca sabremos lo que habría sido Jack Wilshere de no haber vivido martirizado por las lesiones. La irrupción del canterano gunner en su primera temporada completa como miembro de la primera plantilla del Arsenal, con 18 años recién cumplidos, fue tremendamente ilusionante pero apenas ha tenido continuidad por los constantes problemas físicos que han cortado su progresión. La palabra fragilidad ya es inseparable de cualquier valoración que se pueda hacer sobre el talentoso centrocampista inglés. No es para menos en un futbolista que pese a cumplir 26 años el pasado uno de enero ha pasado dos temporadas de su carrera en blanco (ningún minuto en la 2011-12 y 141 minutos en la 2015-16) y que no supera los 2.000 minutos en Premier (equivalentes a 22 partidos completos) desde el curso en el que maravilló a Europa, ya hace siete temporadas.

Sin embargo, algo ha cambiado en el último mes respecto a Jack Wilshere. Disponible para Arsène Wenger desde el primer día de temporada, el técnico alsaciano usó la fase de grupos de la Europa League como trampolín para que el canterano gunner ganara ritmo y recuperara sensaciones perdidas. Jack Wilshere aprobó con nota el test de resistencia que le planteó el entrenador francés, que no se vio obligado a sustituirle en ninguno de los cinco encuentros que disputó como titular en la segunda competición continental, y Wenger ha recurrido al inglés en una época dura a nivel de calendario. Sin Ramsey ni Cazorla, lesionados, Jack Wilshere ha sido titular en los últimos cinco compromisos del Arsenal en la Premier. En las últimas tres semanas, Jack Wilshere ha jugado cinco partidos completos de forma consecutiva. En total, Jack Wilshere jugó 90 minutos en seis ocasiones a lo largo del mes de diciembre.

“Todos somos diferentes. Algunos vuelven [de una lesión] como si no hubiese ocurrido nada, otros están traumatizados durante toda su vida. Es como si tienes un accidente de coche. Hay quien no quiere volver a conducir. Depende de la personalidad. Él conoce muy bien su cuerpo, se ha convertido en un gran profesional y ha aprendido cuánto tiempo necesita para recuperar su mejor forma, por lo que ahora es más paciente”. Arsène Wenger.

James McClean (l) of West Bromwich Albion and Jack Wilshere of Arsenal during the Premier League match at The Hawthorns, West Bromwich Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 31/12/2017
Jack Wilshere ha jugado cinco partidos completos de forma consecutiva en el mes de diciembre. Foto: Focus Images Ltd.

A falta de seis meses para que caduque su contrato con el Arsenal, otro de los motivos por los que Wenger le ha devuelto la confianza, Jack Wilshere ha vuelto a ofrecer una buena versión. No ha alcanzado el nivel que anhelan los más nostálgicos, aquellos que no olvidan su eliminatoria de Champions contra el FC Barcelona, pero sí una cara óptima en la que se aprecia a un Wilshere fino en el apartado físico y con confianza para ejecutar acciones de cierto riesgo. Sin importar si Wenger apuesta por un esquema con tres centrales o con cuatro defensas, Wilshere ha sido indiscutible en el doble pivote junto a Granit Xhaka. Esto supone otra buena noticia para el internacional inglés, que en muchas ocasiones pecó de indefinición en el pasado. Al lado del centrocampista suizo, Wilshere goza de libertad para incorporarse en ataque y se percibe una pizca de chispa al arrancar cuando recibe en estático, batir rivales en conducción y mayor fortaleza en el cuerpo a cuerpo para aguantar los choques. Wilshere ha perdido el miedo a ir al suelo en balones divididos y también ha ahuyentado los fantasmas que le recordaban el riesgo de lesión en cada aceleración. Ha ganado algo de presencia física que le ha restado ese punto de agilidad y flexibilidad que lo convertía en un centrocampista imparable cuando recibía de espaldas y lograba girarse para eliminar al adversario, pero la calidad de la bota izquierda de Wilshere aún tiene mucho que decir en la Premier League para recuperar todo el tiempo perdido entre algodones.

Jack Wilshere of Arsenal during the Premier League match at The Hawthorns, West Bromwich Picture by Simon Moore/Focus Images Ltd 07807 671782 31/12/2017
Jack Wilshere acaba contrato en junio de 2018.
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

2 comments

He de reconocer que el Jack Wilshere de 2010/2011 fue una de mis debilidades, disfrutaba mucho viéndolo a ese menudo centrocampista con tanta habilidad para el pase y para el regate y sobre todo con esa capacidad para leer el juego. Su eliminatoria de Champions ante el Barça fue una maravilla.

La debilidad terminó convirtiéndose en una de mis mayores frustraciones futbolísticas. Tras la temporada 2010/2011, y exceptuando el año 2013, las lesiones no nos han dejado disfrutar de él. Ojalá ya haya pasado lo peor.

La renovación de Wilshere y de Ozil sería una gran noticia para todo aficionado del Arsenal. Wilshere no es Cazorla, pero a mí en lo personal me gusta más que Ramsey, porque ofrece ese “algo” distinto: esa chispa, ese toque de magia que tanto necesita el Arsenal en los últimos años. En todos los partidos que ha jugado de titular en Premier ha sido uno de los más destacados, aunque no todos los resultados han sido los deseados. Wenger ha expresado que desea que él siga en el Arsenal así que no debería ser mayor problema acordar su renovación.Veremos que ocurre. Aprovecho para felicitar a todo el equipo de Marcadorint por el excelente trabajo realizado en 2017 y que seguro mantendrán en este año que recien empieza. Saludos

Deja un comentario

*