Argentina-Islandia: la carga de la historia contra el imperativo de las circunstancias

Lionel Messi of Argentina arrives ahead of the International Friendly match against Portugal at Old Trafford, Manchester
Picture by Richard Calver/Focus Images Ltd +447792 981244
18/11/2014

Después de dos años de fatalidades, crisis, finales de Copa perdidas en un suspiro, cambios de entrenador y una clasificación agónica, la selección Argentina por fin se estrena en Rusia 2018 con la sensación más o menos explícita de quien sabe que esta va a ser la última Copa del Mundo con un Leo Messi en plenitud. Ante esta circunstancia, Jorge Sampaoli ya declaró en su día que llegaba a la albiceleste como un mero canalizador para favorecer la mejor versión del ‘10’ azulgrana y así parece haber confeccionado un once bastante más pragmático del que se le presuponía al ex seleccionador de Chile pero que tiene la intención de rodear a la Pulga de todo aquello que necesite para levantar el título. En frente estará Islandia, una selección que jugará el primer partido mundialista en toda su historia y que además llega como el país más pequeño en alcanzar un Mundial -con sus 350.000 habitantes rebaja bastante la marca de 1.300.000 que ostentaba Trinidad y Tobago en Alemania 2006-. No podría haber dos equipos en posiciones más antagónicas, un combinado que forma parte del Olimpo de la historia de este deporte con el mejor jugador de todos los tiempos en sus filas ante un equipo sin ninguna experiencia y con apenas un par de jugadores conocidos a oídos del público medio. No obstante, lo visto en los últimos meses nos lleva a pensar que la contienda está más igualada de lo que podría parecer.

Un 4-2-3-1 para Sampaoli

La llegada de un discípulo de la escuela bielsista como Jorge Sampaoli a la albiceleste fue interpretada como una voluntad de la AFA de virar el rumbo impuesto por el Patón Bauza hacia una propuesta de fútbol mucho más ofensiva. Sin embargo, la falta de tiempo, los deseos de la plantilla, las lesiones y la extrema presión que vive Argentina parecen haber instado a Sampaoli a optar por un esquema intermedio entre lo que había y lo que a él le gustaría en otra realidad. Así, según todos los medios argentinos la albiceleste va a formar con Willy Caballero en portería, pareja de centrales para Otamendi y Rojo, los laterales ofensivos con Tagliafico y Salvio, un doble pivote con Mascherano y Biglia, en la zona de tres cuartos Di María y Meza acompañarán a Leo Messi mientras que Sergio Kun Agüero parece haberle ganado la partida a Higuaín.

Mascherano Messi Argentina Focus
Mascherano parece haber conseguido obtener un puesto en el centro del campo. Es una incógnita ver cómo responde el ex del Barça después de mucho tiempo sin ocupar esta demarcación. Foto: Focus Images Ltd.

Más allá del componente anímico tantas veces citado, está por ver cómo va a gestionar Argentina el manejo del balón. Es en partidos como el Argentina-Islandia en los que se tiene que demostrar el sello Sampaoli, porque si algo sabemos seguro de este partido es que el combinado de Heimir Hallgrímsson le va a ceder el cuero a la albiceleste. Islandia va a disponer nueve jugadores por detrás del balón, con un bloque de repliegue bajo. Es ahí donde más allá de Messi, habrá que ver si Di María por el flanco izquierdo y el sorprendente Maximiliano Meza con su versatilidad podrán generar juego. Otro factor importante ante el planteamiento islandés será la amplitud. Ahí, la elección de dos laterales como Salvio y Tagliafico también puede ser clave ya que en defensa pocas veces se van a ver exigidos y sus incursiones por bandas pueden darle mucho aire a Argentina. Por lo que se refiere a salida de balón, este primer partido va a servir de poco para evaluar a la pareja de centrales y al doble pivote. Excepto en momentos puntuales, Islandia va a dejar salir sin ningún aprieto y no será hasta el círculo central donde empiece a achuchar. Lo que sí puede ser interesante es ver cómo se las apañan Mascherano y Biglia para darle soltura y velocidad a la basculación de balón, algo que tendrá que hacer de manera rápida Argentina si quiere encontrar huecos.

Islandia celebra el gol de Traustason en el descuento. Foto: Focus Images Ltd.
Desde la convocatoria de la selección islandesa aseguran llegar más preparados al Mundial que la Eurocopa 2016. Foto: Focus Images Ltd.

Incógnita sobre el estado de forma

Clasificada de forma contundente como líder de grupo en la Fase de Clasificación con 22 puntos, sin ningún tipo de presión por los resultados y con la simple esperanza de disfrutar de la experiencia, Islandia tiene mucho que ganar y muy poco que perder en Rusia. Prueba de ello es lo que le comentaba el delantero Jón Da∂i Bödvarsson a nuestro compañero Iván Martínez Pachu en un entreno que el internacional islandés realizó con su club de origen, el UMF Selfoss: Yo soy uno de los posibles titulares y juego en un equipo de Championship, en cambio ellos se pueden permitir el lujo de prescindir de un delantero como Icardi que el año que viene va a jugar la Champions, con eso está todo dicho”.

Más allá del papel de lobo con piel de cordero que tan bien se le ha dado a Islandia en los últimos años, estas palabras indican la soltura con la que puede afrontar este reto el conjunto islandés. Aun así, ya hemos comentado en Marcadorint muchas veces la ambición de este grupo y su entrenador, por lo que está claro que el objetivo es pasar la Fase de Grupos. Dicho esto, el conjunto de Heimir Hallgrímsson se encuentra con un problema y es que dos de sus pilares como son Gylfi Sigur∂sson y Aron Gunnarsson llegan con muy poco ritmo de competición. En el caso de la estrella del Everton se lesionó en el mes de febrero y volvió a jugar sus primeros minutos en el amistoso frente a Noruega. Por lo que respecta a Gunnarsson, sus molestias de rodilla le impidieron acabar la temporada con el Cardiff City y no ha jugado ni un minuto antes del inicio del Mundial. Esta circunstancia puede mermar especialmente a una selección que basa gran parte de su éxito en aguantar el estrés físico que supone estar la mayoría del tiempo en fase defensiva. Sin embargo, en la rueda de prensa previa al partido, tanto Heimir como Aron Gunnarsson han afirmado que los 23 jugadores de la lista están en perfectas condiciones para ser titulares. Por si acaso, para aliviar un poco esta situación y contener todavía más a Argentina, es posible que Heimir Hallgrímsson opte por prescindir de un delantero-posiblemente Alfred Finnbogason– y dé entrada a un quinto centrocampista como podría ser Emil Hallfredsson.

No sería la primera vez que Islandia utiliza este 4-5-1, pero la cuestión con este sistema es que el equipo vikingo reduce todavía más su amenaza cuando recupera el balón y exige un sobreesfuerzo a las bandas –Birkir Bjarnason y Johan Berg Gudmundsson– ya que en ellos recae todavía más la responsabilidad de desplegarse con el cuero en los pies.

A falta de horas para que empiece un partido histórico, parece que las cartas están echadas por parte de ambos técnicos. El historial y el currículum le dan claro favoritismo a Argentina pero si Islandia consigue aguantar lo suficiente como para generar dudas a la albiceleste, todo puede pasar en el primer partido del Grupo D.

Alineaciones probables: Argentina–Islandia, sábado 16 a las 15h

Argentina vs Islandia - Football tactics and formations

 

Related posts

4 comments

Hola Victor,

No crees que este sea un partido como para Ever Banega? Sus cambios de frente podrían ser la solución a esa basculación que mencionas tratando de hacer profundos a los laterales o extremos, no?

A mi Rojo de central no me gusta mucho, antes pondría a Fazio o a Mascherano y a Lo Celso en el medio, esta combinación es la que más me gusta. Una duda, Meza antes que Pavón?

Deja un comentario

*