90 minutos menos

Juventus Morata - Focus

La Juventus, ya desde el primer minuto, estaba deseando que terminara el partido con la misma ansia que espera el compromiso del próximo miércoles ante el Borussia Dortmund. Con 11 puntos de ventaja respecto a la Roma, lo más importante era no sufrir ningún contratiempo a falta de pocos días para un choque marcado en rojo en el calendario desde hace semanas. Tropezar o no en Palermo, al fin y al cabo, era lo de menos ante la posibilidad de perder efectivos por lesión. Por este motivo, Allegri rotó y dio descanso a varios titulares. De Ceglie y Sturaro, piezas absolutamente secundarias repescadas a última hora en el mercado de invierno, jugaron de inicio por primera vez esta temporada. De hecho, ambos disputaron sus primeros minutos con la camiseta de la Juve en lo que llevamos de campaña. También fue titular por primera vez en liga Barzagli, que poco a poco va recuperando el ritmo tras una larga lesión que lo apartó de los terrenos de juego. Además, salieron de inicio Llorente y Pereyra, teóricos suplentes de Allegri pero con mayor participación en el grupo.

Allegri Juventus Focus

Allegri introdujo bastantes novedades pensando en la visita a Dortmund del próximo miércoles. Foto: Focus Images Ltd.

Con tantos cambios y el duelo de Champions en el horizonte, la visita a Palermo fue aburrida. La Juventus dominó la posesión, pero en la primera mitad sólo inquietó a Sorrentino con un disparo lejano de Tévez que casi se le escapa al guardameta local. El Palermo, sin embargo, tampoco fue capaz de sacar réditos de las rotaciones turinesas. Se mostró sólido, pero solo los movimientos de Dybala suponían una amenaza para la zaga juventina. El ariete argentino siempre merodea las zonas de peligro. Se mueve bien y se coloca en el lugar adecuado, esperando el fallo del defensa rival o la posibilidad de que alguien robe y lo encuentre libre de marca. Sin embargo, Dybala estuvo bastante aislado, pues por detrás el mudo Vázquez estuvo más cerca del centro del campo que de su compatriota.

En la segunda mitad, no obstante, Allegri introdujo a Vidal por un Sturaro que puso más corazón que fútbol y a Morata por un discreto Llorente. La Juventus movió el esférico más cerca del área rival tras el descanso y se impuso la superior calidad individual de sus futbolistas. Morata, en una de las primeras acciones después de saltar al césped, tiró un profundo desmarque y después se frenó en seco para recortar hacia dentro ante el marcaje de un zaguero rival. El ex del Real Madrid disparó, sin pensárselo dos veces, y clavó el balón en el fondo de la red a falta de 20 minutos para el final. 0-1 y choque cerrado, pues el Palermo fue incapaz de poner a prueba a Buffon, pese a dar entrada al prometedor Belotti. Un día menos para viajar a Dortmund. 90 minutos menos para ganar la cuarta Serie A consecutiva.

Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Lo de Morata ya es una realidad, me está sorprendiendo gratamente su año. Esos 22 millones que me parecieron una exageración ya no me lo parecen tanto; se ha comido a Llorente, que era un fijo para mí en esa Juventus. Fabuloso 😀 ¿Crees que el Madrid intentará repescarlo? ¿O que la Juve se aferrará a él? Me gustaría que la Juve mantenga a esas piezas tan fuertes y jóvenes como son él y Pogba, me gustaría que el Calcio volviese a coger fuerza en Europa. ¡Saludos!

Los términos económicos y posibilidades de recompra los explicó muy bien Santomé en este texto: http://www.marcadorint.com/serie-a/el-fichaje-mas-caro-de-la-juventus-desde-2009/. Existe la opción de repescarlo en verano de 2016 y 2017. Así que igual le interesa si sigue creciendo, y si el Madrid ejecuta la compra parece que la Juve no podrá decir mucho más. Veremos si logran aguantarlos si siguen creciendo, tanto Morata como Pogba, cuyo principal problema es el sueldo (en otras ligas pueden pagarle mucho más).

Tenia ganas de ver a Sturaro y tan mal no lo ha hecho.
Enorme Alvarito, la apuesta de Axel. A seguir viendo su progresion.

La actuación de Sturaro ha estado en la línea de lo visto en la primera mitad en ambos equipos: mucha lucha, muchas faltas, varios choques (en los que recibió él a menudo) pero poca lucidez. No estuvo mal, al menos fue dinámico e igual participó más que Pereyra. Aunque al final se quedó solo 45 minutos.

Deja un comentario

*