Adaptación a las nuevas reglas

fil-juventus-press-conference-03

Para los futbolistas de la Juventus de Turín cambiar de esquema se ha convertido poco menos que en un hábito en los últimos tiempos. Que si 3-5-2, que si 4-3-3, que si 4-3-1-2, que si 4-4-2, etc. Muchas son las herramientas tácticas diferentes a las que ha recurrido Massimiliano Allegri, por unos u otros motivos.

La más reciente se ha manifestado como una alternativa válida, efectiva, equilibrada en términos de defensa-ataque y capaz de producir acciones ofensivas de muchos quilates. Causó sorpresa la principal novedad que acompaña a este 4-2-3-1 bianconero: Mario Mandzukic juega de extremo izquierdo. Un ‘9’, un rematador y un ariete acostumbrado a ser la referencia en los metros finales se ocupa así de hacer kilómetros subiendo y bajando la banda izquierda, donde ayuda con mucho empeño y absoluta generosidad a Alex Sandro (o Asamoah) en labores defensivas. Esa misión y ese desgaste no impiden que el croata llegue con la suficiente frescura y claridad de ideas a las inmediaciones del área. Su rol, por supuesto, ha cambiado con respecto a momentos anteriores, pero con su entrega permanente y su compromiso en favor del bien del equipo se ha ganado la confianza de Allegri. El técnico de Livorno entendió que no podía prescindir del balcánico, pero que al mismo tiempo necesitaba algo distinto para que cohabitase ordenamente con Gonzalo Higuaín y Paulo Dybala.

Massimiliano Allegri: “Tengo futbolistas con características que permiten jugar con este esquema. ¿Mandzukic? Mario tiene técnica, no es solo fuerza y carreras. Mandzukic no solo es importante por el trabajo que hace por el equipo, también es un ejemplo para los chicos más jóvenes.”

Allegri desempolvó unos viejos apuntes de la libreta de Felix Magath, el primer técnico que dirigió a Mandzukic en el fútbol alemán. Cuando llegó allí procedente del Dinamo Zagreb, todavía Edin Dzeko y Grafite eran los puntas de un Wolfsburgo en el que Mario comenzó actuando como extremo izquierdo.

Once de la Juventus en el campo del Sassuolo:

Juventus Season 1 Starting XI (4-2-3-1) - FIFA 17 Manager Mode - Football tactics and formations
 

Por primera vez en toda la temporada, Allegri tiene disponible a casi toda su plantilla. Dybala y Pjaca estuvieron lesionados en otoño, Marchisio se perdió el inicio del curso, Dani Alves se fracturó el peroné a finales de noviembre y las lesiones (Bonucci, Barzagli, Chiellini) se sucedieron en defensa. Ahora la enfermería se está vaciando y eso aumenta el abanico de posibilidades del técnico italiano, que ha presenciado en los últimos ochos días los resultados satisfactorios del 4-2-3-1: a nivel de juego y de resultados. La Juve ha vencido a la Lazio, al Milan y al Sassuolo con esta nueva y prometedora fórmula. “Los cambios, las novedades traen consigo siempre entusiasmo”, valoró el entrenador.

Eusebio Di Francesco (Sassuolo): “Se habla de los cuatro atacantes de la Juve, pero es impresionante la facilidad con la que salen sus centrales (Bonucci y Chiellini) de la presión.”

Allegri y la plantilla trabajan en la ciudad deportiva de Vinovo para pulir detalles de este 4-2-3-1. Queda margen de mejora en base a este nuevo esquema. El mister no ve una fórmula pasajera para varios partidos, sino una opción real para afrontar también los retos más exigentes que le quedan a la escuadra hasta el mes de junio: los duelos en la Serie A ante rivales directos y los compromisos en la anhelada Champions League.

“Nos habíamos vuelto demasiado conservadores”, admitió Allegri tras vencer este domingo en Reggio Emilia. “Los chicos lo sabían, porque son inteligentes”, prosiguió ‘Max’.

El último encuentro de la Juventus antes de esta modificación fue la derrota en Florencia, donde la ‘Vecchia Signora’ actuó por última vez con tres centrales y no estuvo bien. Además de la nueva ubicación de Mandzukic, algunos detalles significativos sobre el momento que vive un equipo que busca la conquista de su sexto campeonato italiano consecutivo:

  • La implantación del nuevo dibujo ha coincidido con la baja de Claudio Marchisio. Según su entrenador, el 4-2-3-1 no es en absoluto incompatible con el internacional italiano.
  • Khedira, acostumbrado a jugar gran parte de su carrera como interior derecho, ocupa ahora el perfil izquierdo en ese dúo de centrocampistas en el que Pjanic acompaña al alemán. El buen manejo de balón está garantizado con el bosnio, el sentido táctico y el recorrido hacia campo contrario está asegurado con el campeón del mundo alemán.
  • Buena química entre Alex Sandro (o Asamoah) y Mandzukic en el flanco izquierdo.
  • Una lesión frenó la progresión de Marko Pjaca en octubre. El joven y talentoso jugador croata sirve como recambio en ambos extremos, tanto el izquierdo como el derecho. Además, Allegri también considera a Sturaro una alternativa -de características muy distintas- para la posición de volante.
  • Gonzalo Higuaín: 8 goles en las últimas 6 jornadas. El último futbolista bianconero capaz de marcar en seis jornadas seguidas fue David Trezeguet en 2005.
  • No hay mejor rol en el campo para Dybala que el de segundo punta en este dibujo. Tiene muchísimo espacio entre líneas, sin perder una referencia arriba (Higuaín), con la posibilidad de asociarse con Pjanic y Khedira cuando avanzan metros, o de caer hacia la parte derecha del ataque como a él le gusta. Si la fórmula elegida favorece a Dybala, probablemente será beneficiosa para la Juventus de Turín. Con Dybala, la Juve tiene derecho a soñar.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

5 comments

Me está sorprendiendo bastante la riqueza táctica de Max Allegri. Cuando llegó del Milan no pensaba que fuera a triunfar en la Juve, ¡y vaya si lo está haciendo! Yo lo tenia encasillado como un entrenador más rígido y más reticente a cambiar su idea. De hecho no recuerdo que en Milan cambiara tanto de esquema.

Respecto a Mandzukic, creo recordar que con Heynckes hubo una época que también jugó en la izquierda.

¿Puede que fuera entonces con Pep? Quizás esté equivocado, pero creo recordar haberlo visto en el Bayern jugando de extremo en alguna ocasión!

Saludos!

No estoy para nada de acuerdo con los comentarios de Di Francesco, en el momento que haces una presión ordenada, los centrales sufren. Especialmente Chiellini. Lo que pasa es que no era tal la presión organizada. La salida por los laterales no estaba bien cubierta por el Sassuolo, hay se vieron las carencias defensivas de Berardi, y si no, la opción del pelotazo para los centrales era más que valida, ya que la Juve solía ganar por alto o la segunda jugada. Me parece que con este esquema si tapas a Bonucci. Pjanic y los laterales, Chiellini y Khedira las van a pasar canutas para sacar la bola. A ver que hace el Oporto

lease ” ahí se vieron las carencias defensivas de Berardi” y no lo que he puesto. Aunque seguramente ya es tarde para mi profesor de lengua del Instituto que se habrá suicidado

Deja un comentario

*