Los primeros matices de Spalletti

Luciano Spalletti. Foto: Focus Images Ltd.

Luciano Spalletti ha aprobado con nota sus dos primeros partidos oficiales al frente del Inter de Milán. El conjunto nerazzurro ha empezado un proyecto ilusionante, con fichajes como Skriniar y Borja Valero que mejoran la plantilla y cubren varias de sus necesidades más básicas, pero la amenaza de un mal arranque siempre existe con uno de los clubes más irracionales del Calcio. Más todavía cuando los dos primeros encuentros eran ante la Fiorentina y la Roma, otras dos instituciones clásicas del fútbol italiano que también han puesto el contador a cero este verano.

Por ahora, el Inter suma seis puntos y ha anotado seis goles en sus dos partidos. Cuatro de estos tantos los ha marcado Mauro Icardi, su delantero estrella y capitán. También ha arrancado bien Ivan Perisic, con tres asistencias. Los buenos resultados permitirán a Spalletti ganarse a su nueva afición para trabajar con relativa calma siempre que no llegue un tropiezo sonado en las próximas jornadas ante rivales más asequibles (con el Inter nunca se sabe), pero no deben esconder algunos de sus problemas. Ante la Fiorentina el Inter firmó un debut redondo, con dos goles en los primeros compases que encarrilaron la contienda, pero contra la Roma el Inter sufrió mucho más y hasta vio cómo los giallorossi estamparon el balón en el palo en dos ocasiones con 1-0 en el marcador en un choque en el que los de Spalletti se acabaron imponiendo por 1-3. Un ejercicio de supervivencia en el que, no obstante, también se apreciaron varias de las pinceladas que quiere introducir Spalletti a su nuevo Inter. Poco a poco va esculpiendo al equipo nerazzuro.

Bloque defensivo alto

Sin ir a presionar a lo loco, lo cierto es que el Inter ha adelantado de forma notable la altura a la que defiende. Prioriza mantener las líneas juntas, con la zaga relativamente cerca del doble pivote, y cuando huele dudas en el adversario salta a morder para provocar pérdidas cerca del área rival. Una declaración de intenciones de los nerazzurri, que no quieren recular antes de la cuenta. Aunque hasta ahora Spalletti ha apostado por un 4-2-3-1 con un mediapunta claro por detrás de Icardi, cuando el Inter defiende el mediapunta se pone a la misma altura que el delantero argentino para tapar las primeras líneas de pase. Por otro lado, con Skriniar el Inter cuenta con un central capacitado para defender bastante lejos de su área. El eslovaco no es rápido en los primeros metros, pero goza de una zancada interesante para corregir situaciones peligrosas a campo abierto cuando no se mide a un punta particularmente veloz. Aunque no es el plan inicial del Inter, Skriniar también se impone cuando el rival les empuja hacia su área, como ocurrió durante largas fases de la segunda jornada ante la Roma.

Borja Valero es el cerebro

El fichaje de Borja Valero se antoja como un movimiento capital en los esquemas de Luciano Spalletti. El exjugador de la Fiorentina ha llegado para mandar en el carril central. En el debut contra su exequipo jugó en el doble pivote junto a Vecino, también compañero del español en Florencia, mientras en el segundo partido contra la Roma empezó en la mediapunta y retrasó de nuevo su posición tras el descanso. En ambas demarcaciones Borja Valero ofrece sus virtudes futbolísticas al servicio del colectivo: sabe moverse para recibir en buena situación, sea en la base de la jugada o entre líneas, y atesora la calidad técnica y la visión de juego necesaria para encontrar a sus compañeros cuando le ofrecen un buen desmarque. Valero garantiza una circulación de balón más fluida que en temporadas anteriores y reduce el número de pérdidas en zonas delicadas. El juego del Inter gravita alrededor del madrileño.

Borja Valero of Fiorentina looks to get past Christian Eriksen of Tottenham Hotspur during the UEFA Europa League match between Tottenham Hotspur and ACF Fiorentina at White Hart Lane, London Picture by Richard Blaxall/Focus Images Ltd +44 7853 364624 19/02/2015
La Fiorentina traspasó a Borja Valero al Inter. Foto: Focus Images Ltd.

La aportación de Joao Mário desde el banquillo

Una de las gratas sorpresas del arranque de curso. Joao Mário ha empezado siempre en el banquillo, pero ha mejorado al Inter cuando ha entrado en la segunda parte. En un choque plácido contra la Fiorentina, salió en la segunda mitad y fue uno de los más destacados en la recta final. El luso empezó en el doble pivote junto a Vecino y supo leer muy bien cuándo debía ser vertical para castigar a una Fiorentina particularmente frágil en el repliegue. Acabó en la mediapunta, donde también jugó toda la segunda mitad contra la Roma. En ambos duelos, Joao Mário se ofreció constantemente, buscó el balón y dejó buenos pases cerca del área rival. Es una pieza particularmente útil para el Inter con el marcador a favor, pues puede explotar junto con la velocidad de Candreva y Perisic los espacios que liberan los adversarios cuando se vuelcan y casa con la verticalidad de los extremos.

Mauro Icardi está en racha

Convocado con la selección argentina tras la llegada de Jorge Sampaoli a la Albiceleste, Mauro Icardi atraviesa un momento de forma especialmente dulce. El capitán del Inter ha marcado cuatro goles en sus dos primeros partidos de la Serie A y oposita a mejorar las 24 dianas que anotó el curso pasado. Hasta ahora Icardi no ha participado demasiado en la elaboración del juego interista, pero se ha mostrado letal dentro del área. Sobre todo ante la Roma, choque en el que mostró recursos de altísimo nivel, con dos goles prácticamente calcados. Cuando más sufría el Inter en la capital de Italia, Icardi se sacó de la chistera una de sus jugadas favoritas: en un espacio diminuto, control, giro y remate demoledor antes de que el defensa contrario pueda reaccionar para impedirlo. Si a su paleta de recursos añade algunos movimientos de descarga para los jugadores que llegan desde atrás, Icardi se convertirá en un delantero incluso más imprevisible.

Mauro Icardi - Inter Milan - Nazionale Calcio bajo licencia Creative Commons 2.0
Mauro Icardi. Foto: Nazionale Calcio bajo licencia Creative Commons 2.0
Foto de portada: Focus Images Ltd.

Related posts

4 comments

Hola Tomas, excelente nota. Dos cosas que quisiera marcar con respecto a la defensa:

1) creo que el club a cubierto bien las zonas laterales y mas específicamente el lateral izquierdo con un jugador con mucha proyección como Dalbert. Nagatomo, Ansaldi o hasta Dodo creo que no eran jugadores de primer nivel para este nuevo Inter.

2) ¿No crees que debería haber fichado un defensa central mas? Es decir, con la salida de Murillo creo que el equipo queda desprotegido en esa zona y se le deriva toda la responsabilidad defensiva a Miranda (no es TOP para mi gusto). Si bien cuenta con Ranocchia y Skriniar creo que podría haber llegado uno mas como: Mammana (antes que el Zenit), Veltman o haber hecho un esfuerzo mayor en Mustafi (tengo entendido que el jugador no quiso dejar el Arsenal) no se que crees tu.

En fin gran nota. Saludos!

Sí. Aún es pronto para ver cómo se resuelve el tema de los laterales. Ha llegado Dalbert, que ya disputó una buena segunda mitad contra la Roma, y falta que se defina el rol de Cancelo. En el Valencia jugó mejor con un lateral por detrás.

En cuanto a los centrales, puede que falte otro. Aunque debo decir que a mí me encanta Skriniar y que el Inter también ha cerrado el fichaje de Bastoni, de 18 años, que es considerado uno de los grandes talentos en esa posición en Italia. Es del Atalanta, la misma escuela que Caldara.

No sabía lo de Bastoni, puede ser un gran fichaje. Quizás fui un poco severo al comprarar la defensa con las defensas de los otros tres candidatos al titulo (Roma/Juventus/Milan) que ahí creo que el Inter se encuentra un poco con desventaja.

Deja un comentario

*