Balotelli conduce al Milan hacia Europa en el sprint final de liga

Balotelli en un entrenamiento//Focus

Fue el típico partido del Milan esta temporada. Con un escenario, San Siro, más bien despoblado en varios sectores de las graderías y un cielo nublado que impidió a la ciudad lombarda ver el sol. Los de Seedorf recibían a un rival de la parte más baja de la tabla, el Livorno de Di Carlo, y eso significaba que debían sumar los tres puntos sin demasiados apuros.

Al Milan le costó al inicio -tampoco debe sorprender esto-. Su rival se plantó muy bien atrás durante toda la primera mitad y los de Clarence encontraron verdaderos problemas a la hora de encontrar espacios en la línea de tres cuartos. ¿Qué suele ocurrir cuando el colectivo parece que no funciona? Tratar de que lo haga a base de individualidades (o sociedades, como es el caso de Robinho-Kaká).

La mejor racha de victorias (6) en liga de esta temporada del Milan llega en el mejor momento posible: a falta de cuatro jornadas y con opciones reales de llegar finalmente a Europa.

Los brasileños abrieron el campo y llegaron con peligro a la portería de Bardi pero aún lejos de abrir la lata. De eso se encargó el de siempe. Mario Balotelli, moviéndose como es habitual entre los centrales, recibió un gran centro desde la izquierda de Kevin Constant. Mario simplemente saltó y giró lo suficiente su cuello para meter el balón en la escuadra. Balotelli no celebra demasiado su gol y deja que le abracen sus compañeros. Clásico.

Minutos antes el Livorno había contado con buenas oportunidades y, sobre todo, dejó buenas sensaciones que parecieron diluirse hacia el cielo gris milanés con el cabezazo de Balotelli justo antes del descanso. Los toscanos habían incomodado en algunos tramos al Milan pero no fue suficiente debido al escaso (o inexistente) daño que provocó el equipo ofensivamente. Emeghara corrió y corrió desgastando en la medida de lo posible a la zaga local, pero el nigeriano, de pasaporte suizo, se encontraba demasiado solo.

En la segunda parte cobró mayor importancia, respecto al primer tiempo, la figura de Adel Taarabt. Y, aunque ya lo había hecho en la primera, Balotelli también fue protagonista en el segundo de acto de una obra que llevó su firma.

Balotelli batió esta tarde su mejor registro goleador en liga en cualquier temporada al marcar el primer gol, el decimocuarto esta campaña en Serie A, superando sus números con el Manchester City en la 2011-12 (13 goles).

Adel encaró y desbordó desde el lateral diestro hasta conectar con Mario Balotelli. Una buena pared y alguna que otra laguna defensiva visitante dejó al marroquí con todas las facilidades posibles para hacer el segundo gol. Fue justo al arrancar la segunda parte y, entre un gol al filo del descanso y otro en la reanudación, minaron la moral restante de los jugadores del Livorno.

A partir de ahí, el Milan tuvo más el balón y no sufrió, ya que en ningún momento se le discutió el control del partido seriamente. Muntari aportó recorrido al centro del campo al entrar por un de Jong que había hecho un buen trabajo defensivo, con cierto desgaste. Además, el holandés vio una tarjeta amarilla y se perderá por sanción el siguiente partido ante la Roma. Quizás lo quiso hacer intencionadamente para llegar seguro y limpio al enfrentamiento contra el Inter de Milán, a dos semanas vista. Quién sabe.

Un buen Kaká se marchaba entre aplausos del césped de San Siro para dejar sitio a Pazzini. El brasileño incidió en el juego, tuvo influencia en las jugadas de ataque de su equipo pero le faltó cierta precisión en algunos pases o controles.

Mario Balotelli esta te
Balotelli ha anotado 30 goles con la camiseta del Milan (Foto: calciostreaming)

El italiano aprovechó los quince minutos que jugó de la mejor forma que sabe: marcando gol. La sentencia llegó, como no podía ser de ninguna otra manera, de las botas de Mario Balotelli una vez más. Arrancó a correr desde mediocampo, era una contra y el Livorno tenía superioridad en esa rápida jugada. Sin embargo, Mario y Pazzini se entendieron mejor que los defensas visitantes. ‘Balo’ asistió al hueco y Pazzo no falló la definición. 3-0 y final del encuentro en San Siro.

El Milan sale reforzado de la jornada de Semana Santa en Italia al superar en la tabla a Lazio, Torino y Parma. Sus vecinos interistas también hicieron los deberes y marcan la zona Europa con 56 puntos, cinco más de los que tiene el Milan. Es un contexto estimulante teniendo en cuenta que se van a enfrentar entre ellos dentro de quince días y además sus respectivas visitas antes del derbi son a Nápoles -en el caso del Inter- y al Olímpico de Roma frente a los de Rudi Garcia por lo que al Milan respecta.

Foto de portada: Focus Images Ltd

Related posts

2 comments

Hola Adrià, también ví el partido. Me esperaba algo más del Livorno que no tener un planteamiento tan defensivo saliendo a la contra. ¿Que hubiera pasado si el arbitro pitara penalti en aquella falta del borde de área? Me gustó mucho Kaká y también Balotelli que sin apenas hacer gran cosa, en todas las jugadas estuvo presente.Buen análisis, aunque deberías poner las fotos del partido. Este es el partido que vi: http://www.futbolocos.com/wp-content/uploads/2014/04/milan-balotelli-taarabt.png

Deja un comentario

*